Enciclopedia de los Municipios de México
ESTADO DE TLAXCALA
CALPULALPAN
NOMENCLATURA
Denominación
Calpulalpan

Toponimia

La palabra Calpulalpan da nombre al municipio y proviene de Calpollalpan, que en lengua náhuatl se traduce como En las Casas o en las Casonas. Así, Calpulalpan deriva de los vocablos “Cal”, apócope de “Calli”, que quiere decir Casa, o de Calpol, que significa Casona, y de “Pan”, que se traduce como sobre de o en.

Glifo



HISTORIA
Reseña Histórica
Epoca prehispánica

El interés por Calpulalpan se centrará en los grupos prototeotihuacanos. Los centros mayores o pueblos de ocupación teotihuacanos durante esta subfase temprano, fueron Los Cerritos o las colinas de Calpulalpan, sitio ubicado hacia el sudeste del poblado del mismo nombre. En la subfase tardía destacaría la ciudad de Tecoaque, situada a escasos 6 kilómetros al oeste del actual Calpulalpan; destaca otro pueblo grande al noroeste del cerro de San Nicolás, conocido como Los Cerritos de San Nicolás, así como otros asentamientos menores.

Los asentamientos contaban con estructura cívico-religiosas construidas sobre plataformas, usadas también para casa habitación. Sobre estas plataformas levantaron estructuras arquitectónicas con una altura de 4 metros en promedio. Curiosamente, siendo asentamientos teotihuacanos no hicieron uso del talud-tablero utilizado en la metrópoli, sino de la técnica Tenanyecac de Tlaxcala que consistía en la construcción de taludes superpuestos. El estuco utilizado por los teotihuacanos para recubrir taludes y pisos fue de mejor calidad que el usado por la fase cultural Tenanyecac, en Tlaxcala. Entre los elementos arquitectónicos descubiertos en los asentamientos teotihuacanos de Calpulalpan destaca el juego de pelota.

Los elementos líticos de uso cotidiano fueron muy similares entre los asentamientos teotihuacanos de Calpulalpan y los de fase Tenanyecac de Tlaxcala, con la característica de que ambos grupos usaron la obsidiana de color verde con mayor preferencia sobre otras rocas. Sólo en la confección de manos de molienda, las fabricadas por los teotihuacanos tuvieron mejor acabado que las tlaxcaltecas de la fase Tenanyecac. La escultura teotihuacana en la zona de Calpulalpan fue escasa, aunque se han detectado algunos “yugos” lisos y otros con decoración en bajo relieve, además de las famosas “palmas” y “anillos”, usados en el juego de pelota. Ambos elementos de la lapidaria pulida, muestran la clara influencia que estos grupos recibieron de los pueblos que habitaban la costa del golfo centro-sur.

La cerámica teotihuacana encontrada en los asentamientos de Calpulalpan, es la misma que se usaba en la metrópoli. En su mayoría es monocroma color café, de tonos negro y rojo. Hay algunos exponentes de cerámica bicroma en rojo sobre café, o rojo sobre color bayo y escasamente se encuentran ejemplares tricomanos en rojo, café y ocre o café claro pulido. Las formas de la cerámica teotihuacana descubierta en Calpulalpan se refieren a cajetes con paredes y bases convexas; cajetes y platos de base plana y paredes divergentes, con o sin soportes-botón, ollas, floreros, así como vasijas “miniatura”. La decoración consiste en incisiones o excavaciones, o bien pintada con elementos geométricos y rasgos simbólicos. Pero además se encuentra en abundancia la cerámica decorada de color anaranjado delgado, en recipientes de paredes y bases convexas, con base anular, además de pequeños candelabros.

La importancia de estos asentamientos en Calpulalpan y otros lugares de Tlaxcala para la metrópoli de Teotihuacán, destaca que el desarrollo urbano de Teotihuacán coincide con el de Mitla y Monte Albán en Oaxaca, El Tajín en el Golfo Central y el de Cholula en el Valle poblano -tlaxcalteca.

El itinerario comercial iba de Teotihuacán pasando por Cuaula, Tecoaque y su terminal en Calpulalpan. De aquí partían otras dos rutas más, rumbo a los otros 2 bloques teotihuacanos. Es de suponerse que de Calpulalpan se abría otro camino que se conectaba con Cholula y de ahí al Valle de Oaxaca, y probablemente con los grupos que habitaban los estados de Morelos y Guerrero. Del año 650 al 900, Calpulalpan sigue dependiendo culturalmente de la esfera teotihuacana-coyotlatelco. La influencia de la metrópoli disminuye con la separación del norte de Tlaxcala y del corredor teotihuacano de Apizaco a Huamantla, que se incorpora a los asentamientos más antiguos de Tlaxcala dentro de la fase cultural Texcalac.

La esfera teotihuacana se reduce a la región de Calpulalpan y a su vecino más próximo en el actual estado de Hidalgo, la región de Apan. En su conjunto los asentamientos teotihuacano descienden a 56; de los cuales 36 quedan en Tlaxcala y el resto en el estado de Hidalgo. Como consecuencia de la pérdida del norte y del corredor teotihuacano de Tlaxcala, la población de los asentamientos disminuye a 24 085 respecto de los 85 000 que existieron en su máximo esplendor.

El grupo mayor de poblaciones teotihuacanos-coyotlatelco, se ubica alrededor del pueblo grande o ciudad de “Los Cerritos” de Calpulalpan, constando de 25 asentamientos que ocupan una superficie de 215 km2.

Los asentamientos de Calpulalpan, pese a depender hegemónicamente de Teotihuacán, mantuvieron contactos con los grupos del valle poblano y con Cacaxtla, así como con las del Golfo de México y con las del sur de Puebla y Oaxaca. Al cerrarse el corredor teotihuacano de Apizaco a Huamantla, Calpulalpan adquiría nuevamente relevancia para la cuenca de México, al trazarse una ruta comercial que conecta Teotihuacán y Calpulalpan con Cholula, vía San Martín Huejotzingo, o bien con Cacaxtla.

Por primera ocasión los grupos de mayor tradición en Tlaxcala, en su fase Texcalac, ponen un pie en Calpulalpan mediante tres asentamientos: hacia el oriente, inmediato al cerro de San Nicolás, que van a convivir con 146 asentamientos toltecas; los de Amantla, localizados al sur y al oeste de la actual población de Calpulalpan. Estos últimos asentamientos distribuidos en una superficie de escasos 120 km2 y con una población de apenas 8 200 personas. Los datos anteriores nos indicarían que los asentamientos toltecas de la cultura Amantla, encontraron mejores condiciones para su desarrollo en el estado de Hidalgo, o bien, que la región de Calpulalpan entró en una serie de conflictos aún no precisados, pues sus asentamientos muestran por primera vez elementos arquitectónicos de fortificación.

Texcoco va a tomar el control de Calpulalpan por un largo periodo y posteriormente por los mexicas o tenochcas, como se les conocía en Tlaxcala. La historia del señorío de Texcoco y del rey poeta Nezahualcoyotl está indisolublemente ligada a Calpulalpan y Tlaxcala.

Nezahualcoyotl inicia su exilio y peregrinaje por el bosque de Tetzcotzinco, hasta llegar a la sierra de Calpulalpan, pasando a Xahualiuhcan y Cuauhtepec (Cerro del Aguila). Estos lugares se localizan dentro del entonces distrito de Ocampo, del actual estado de Tlaxcala. Sin embargo, el mayor reconocimiento de Nezahualcoyotl y Texcoco a Tlaxcala, consistió en cederle el territorio de Calpulalpan, por ser una región fértil que aliviaría la presión de la población sobre el reducido y áspero territorio de Tlaxcala. A la muerte del rey-poeta Nezahualcoyotl, el pacto de ayuda mutua cayó en el olvido. El fortalecimiento de Tenochtitlán y la expansión que llevó cabo, no sólo significó interrumpir las rutas comerciales de Tlaxcala y el consiguiente bloqueo, sino también apoderarse de Calpulalpan, provincia cedida por Texcoco a Tlaxcala, sujetándola a su dominio. Este nuevo agravio explica el resentimiento de Tlaxcala respecto de México-Tenochtitlán.

En febrero de 1521 los 13 bergantines construidos en Tlaxcala fueron terminados y probados en la represa del río Zahuapan, construida exprofeso. Cortés ordenó que fueran remitidos a Texcoco. Martín López, Alfonso de Ojeda y otros los condujeron por terrenos de Calpulalpan. Cortés instruyó a Sandoval para que en el camino destruyeran el lugar donde había sido aprehendido y sacrificado Juan Yuste, y demás españoles. Cortés se reservó la venganza de Texcoco para tiempo después. Bajo esas circunstancias, en cuanto llegó Sandoval a Calpulalpan, realizó una vergonzosa y monstruosa matanza de la población civil, en su mayoría niños, mujeres y ancianos que no pudieron huir. La ciudad fue quemada y arrasada.

Parece ser que la muerte de Juan Yuste y de sus acompañantes españoles se debió a la venganza, por la prisión a que había sido sometido Cacama, señor de Texcoco. La matanza y destrucción de Calpulalpan en nada ennobleció las armas españolas.

La colonia. Los moradores de Calpulalpan descendientes de los arquitectos que construyeron y soñaron a Teotihuacán, de los herederos de los dioses en Tula, y de los chichimecas, que con Nezahualcoyotl habían humanizado la naturaleza a través de la poesía, no aceptaron el trabajo forzado de los encomenderos españoles y se refugiaron en la sierra de los volcanes. La población de Calpulalpan no sólo sufrió la falta de alimentación y la desnutrición de la vida nómada a la que ya no estaban acostumbrados, sino padeció las enfermedades que trajeron los conquistadores, entre ellos la viruela que diezmó la población.

Los frailes lograron que en 1525 el virrey Antonio de Mendoza concediera una merced a la comunidad del pueblo de Calpulalpan, consistente en dos sitios de estancia para ganado mayor, y otros seis de estancia para ganado menor. Los de mayor estaban ubicados en los lugares conocidos como: Mitepec, Amicuilpa, Cocotla, Hiloacan y Tlatzacualolan; los otros seis en los sitios conocidos como: Cuaxicaltepetlxcotepec, Cuamila, Cuautlamazapantecuartzatziolollan, Tetzmolantetizillan, Tecalticpantlaxoxoacan, Cuauhtlacuahzollapan, Amellalcoatlachimelpa y Yezotitlillan.

Las tierras que conformaban la merced fueron delimitados por Fray Bartolomé de Las Casas, quien tenía el nombramiento de alcalde mayor de la ciudad de Texcoco. El virrey condicionó la merced a la congregación de los indios macehuales y en un año se asentaron en dicho lugar, pues posterior a la bárbara destrucción del Calpulalpan prehispánico por Sandoval, los calpulalpenses se habían remontado a la sierra nevada. Esta merced se expidió en 1545, pero no fue sino hasta el 11 de enero de 1548 cuando las tierras mencionadas fueron entregadas con gran solemnidad a don Francisco Toto Quihuatzi, cacique de Calpulalpan, a quien acompañaban los principales.

Siglo XIX

La independencia. La invasión napoleónica a España fue conocida en Calpulalpan durante 1808, causando inquietud entre sus habitantes. Los acontecimientos del 15 de septiembre de 1810 en Dolores Hidalgo fueron como un eco que se extendió a lo largo y ancho de la geografía nacional. Calpulalpan no fue la excepción. Para 1911 don Mariano Aldama llegó a Calpulalpan, haciendo un recorrido hasta Zacatlán a fin de organizar la insurgencia.

Entre los insurgentes de la región destaca la figura del infatigable don Eugenio Montaño, quien murió en el paraje de las Tortolitas, cercano a Calpulalpan, el 21 de julio de 1815, combatiendo a las fuerzas realistas. Desde 1811 se combatió permanentemente en Calpulalpan, Apan, Huichapan, Tulancingo y Zacatlán, bajo el mando de los insurgentes Francisco Osorno, los hermanos Villagrán y el coronel Miguel Serrano.

En 1821 de conformidad con la constitución española de Cádiz se convoca a la elección del primer Ayuntamiento de Calpulalpan, que integraron José Manuel de los Santos como presidente municipal y Francisco Segura como secretario.

Los enfrentamientos entre liberales y conservadores, además de la presencia de andas de facinerosos, mantienen en la zozobra a la población de Calpulalpan, hasta que apareció por la región la figura señera de Antonio Carvajal, quien propició la paz social y dio garantías a la laboriosa población de Calpulalpan.

Tlaxcala recobró su soberanía con la Constitución de 1857, pero los titubeos de Ignacio Comonfort por aplicarla, llevaron al país a un nuevo enfrentamiento. El Presidente Benito Juárez, quien asumió la presidencia de la República por ministerio de Ley, nombra al coronel J. Jesús Moreno Jefe de las fuerzas liberales de Tlaxcala, quien por circunstancias de carácter estratégico incorpora la municipalidad de Calpulalpan a su jurisdicción militar. Los ciudadanos de Calpulalpan y las autoridades del estado de México no objetaron alguna la medida. No obstante, los ciudadanos de Calpulalpan sentían más cercana la ciudad de Tlaxcala, que la lejana ciudad de Toluca.

Nuevamente por consideraciones estratégicas, el Presidente Benito Juárez determina, a solicitud del jefe del Ejército de Oriente, que Calpulalpan quede bajo la soberanía del estado de Tlaxcala. Los calpulenses que habían encontrado trato cordial y generoso de las armas tlaxcaltecas durante la revolución de Ayutla, aceptaron la medida presidencial en aras de la salvación de la patria, ante el inminente peligro de que se convirtiera en un protectorado francés. A la arenga que el gobernador tlaxcalteca, J. Manuel Saldaña.

Los contingentes de los municipios de Calpulalpan, Apan y Tepeapulco fueron claves para que los cuerpos del Ejército de Oriente, movilizados desde Veracruz, Oaxaca y Puebla, comenzaran el 9 de marzo de 1867 el ataque a las fuerzas intervencionistas que ocupaban Puebla. El 2 de abril de ese año, el Ejército de Oriente tomaba la ciudad de Puebla.

Tlaxcala jamás olvidó que Netzahualcoyotl, señor de Texcoco, había decidido ceder Calpulalpan a la República de Tlaxcala, ni que las malas artes de los tenochcas le habían privado de tierras tan fértiles. Las circunstancias adversas habían reunido nuevamente a Tlaxcala y Calpulalpan. Al concluir la guerra de intervención francesa, el secretario de Gobernación, Lic. Sebastián Lerdo de Tejada, dirigió una comunicación al Ayuntamiento de Calpulalpan y al gobierno del estado de Tlaxcala, fechada el 20 de mayo de 1868, indicándoles que una vez superada la emergencia nacional causada por la guerra de intervención francesa, Calpulalpan volvía a depender políticamente del gobierno del estado de México.

En función de esa argumentación Lira y Ortega integra el distrito rentístico de Ocampo con los municipios de Calpulalpan, Hueyotlipan y Españita, teniendo como cabecera a Calpulalpan, cuyos habitantes convocados a participar en el Congreso Constituyente eligen a un diputado local, quien colabora en la redacción de la segunda Constitución local de Tlaxcala. Por otra parte, la convocatoria del gobierno de la República para integrar el Congreso General, acepta que los distritos locales de Morelos y Ocampo elijan un diputado federal, siendo Calpulalpan la cabecera del nuevo distrito federal.

Como consecuencia de estos acontecimientos, los calpulalpenses que han adquirido en la práctica carta de ciudadanía tlaxcalteca, solicitan a su diputado local José González Vargas y a su diputado federal Rafael Casco, así como al gobernador Miguel Lira y Ortega, su intervención ante el Secretario de Gobernación para que quedara sin efecto el acuerdo por el cual cesaba la emergencia y Calpulalpan regresara a formar parte del estado de México.

Miguel Lira y Ortega acepta el encargo de los calpulalpenses y se dirige a don Sebastián Lerdo de Tejada, solicitándole dejar sin efecto el acuerdo de la Secretaría de Gobernación sobre Calpulalpan, argumentando que el poder Ejecutivo de la Federación jurídicamente estaba imposibilitado para modificar la división territorial del estado de Tlaxcala, en virtud de que el Congreso General admitió un diputado federal por el distrito tlaxcalteca con cabecera en Calpulalpan, considerándolo legalmente parte del territorio de Tlaxcala. A ello habría que considerar que sólo el Congreso estaba facultado para realizar modificaciones de ese carácter.

Valentín Gómez Farías, convienen la unión de Calpulalpan a Tlaxcala, obligándose el gobierno de este último a pagar la deuda pública del estado de México que se reportaba hasta el 29 de abril de 1868. El convenio fue sometido a la aprobación de las dos legislaturas locales y al Congreso General. Aprobado por las tres legislaturas, Calpulalpan quedó definitivamente reincorporado al estado de Tlaxcala, el 16 de octubre de 1874. Esa fecha fue decretada por el congreso local como fiesta estatal, para conmemorar la reincorporación de Calpulalpan a Tlaxcala, que no la anexión; pues Tlaxcala siempre lo consideró, a partir de la generosa decisión de Nezahualcoyotl, parte del territorio tlaxcalteca.

El porfiriato. Las encomiendas otorgadas por Hernán Cortés a sus soldados en Calpulalpan, fueron el embrión de la formación de enormes latifundios que se transformarían en haciendas cerealeras y pulqueras, además de madereras durante el porfiriato, mismas que al conectar Calpulalpan con los ferrocarriles Interoceánico y Mexicano, abrió el mercado del Altiplano de México a su producción.

A las seis de la mañana en las haciendas de Calpulalpan, y tal vez en otras más, se oía cantar el “alabado”. Los peones eran levantados a las cinco de la mañana, por los capataces que pateaban las puertas de sus míseras moradas, para que a las seis estuvieran formados frente al despacho y entonar el “alabado”. Este, más que un cántico místico de comunión espiritual entre el hombre y su divinidad, constituía un lánguido lamento a través del cual las voces desesperadas y desentonadas, daban gracias a Dios por haberles permitido disfrutar de la frescura del amanecer y empezar un nuevo día dedicado al trabajo fecundo y creador. Esta ceremonia la introdujo el franciscano Fray Antonio Margil de Jesús en el siglo XVII. Después de esa escena, a punta de fuetazos eran conducidos a sus trabajos por el capataz, elegantemente vestido de charro y montado en un brioso corcel.

Resulta importante señalar que el producto con óptimos rendimientos en las haciendas de la región, fue el pulque. El pulque derivado de la fermentación del aguamiel, extraído del maguey manso y otras variedades. El mayordomo estaba encargado de la elaboración del pulque, como los tlachiqueros de las tandas. A cada tlachiquero se le asignaban como tarea un número determinado de magueyes para su explotación, a cuyos conjuntos se les llamaba tandas. El aguamiel se levantaba y los magueyes se raspaban mañana y tarde.

El tinacal fue un local de amplios espacios y con buena ventilación, donde se colocaban las tinas de cuero de res o de madera sobre bancos, a una altura aproximada de 1.50 mts. Las tinas de cuero se preferían porque permitían obtener un producto de buena viscosidad y agradable sabor. Para las etapas de fermentación y maduración, así como para su vaciado en los barriles se usaba el embudo de cobre, las zarandas con las que se colaba el aguamiel, las chalupas para despumar, las jícaras, el banco para medir, las marcas para los magueyes, picados o de desecho.

El tlachiquero, a su vez, tenía su propio instrumental: las castañas, el ocote y el raspador , y los burros que transportaban el agua miel de las tandas al tinacal. Las tinas se construían sobre un bastidor de madera de encino que tenía un metro cincuenta centímetros por cada lado, fijándose el cuero de res por medio de clavos de una pulgada. El cuero debía ser fresco, previamente recortado de las extremidades, de manera que formara un receptáculo con el pelo hacia dentro.

En seguida se colocaba sobre bancos de madera y se rellenaba de tierra, misma que era apisonada con el objeto de dominar la elasticidad del cuero. Permanecía de esta manera durante una semana y después se retiraba la tierra, rasurando el pelo con una navaja. Posteriormente se procedía a lavarla La rutina y la monotonía de la vida en las haciendas de Calpulalpan se interrumpía en fechas especiales: en febrero por las fiestas del carnaval, el 15 de mayo para festejar a San Isidro Labrador y el 3 de mayo por la fiesta dedicada a la Santa Cruz.

Esta última festividad era la de mayor relevancia en las haciendas, pues estaba profundamente ligada a la producción del pulque. La tradición había condicionado a los tlachiqueros para que, semanariamente y de propia voluntad, fueran depositando una cantidad determinada de dinero para celebrar el día de “la Santa Cruz”. El mayordomo designaba entre los tlachiqueros, al patrono de la nueva cruz que cada año se renovaba y que se colocaba en nicho adornado con flores artificiales.

El lado amable de estas festividades fue el llamado “combate”. Fiesta al final de la cosecha que incluía misa, danza, canto religioso, recolección de los productos, castillos y jaripeos. El intermedio consistía en el obsequio a los peones y demás trabajadores de comida, frutas, golosinas, prendas de vestir y dinero, por parte de los patrones. La relación entre la reconquista española contra los musulmanes, escenificada mediante el combate, es la danza que alude a la lucha entre moros y cristianos.

Pero Calpulalpan no fue únicamente productor de pulque, cereales y cebada. La geografía lo dotó de bosques, de donde salió la primera madera para construir bergantines en el estillero de San Buenaventura Atlmapa, en los primeros años de la presencia hispánica. Todavía durante las épocas prehispánicas y colonial, los bosques de Calpulalpan se mantuvieron como cuando los recorrió el rey poeta Nezahualcoyotl, pero, llegó el ferrocarril, “símbolo de progreso”, y las cosas cambiaron.

En contraste con la vida de los peones, los señores hacendados de Calpulalpan, sin proponérselo, o tal vez, por la propia inercia de la vida social, integraron una aristocracia local que imitó costumbres de otras latitudes, las cuales incluían suntuosos bailes en las fincas, donde cada familia era anunciada con bastonero elegantemente almidonado y tieso. Las señoritas de esa aristocracia pueblerina llevaban su carnet en mano donde anotaban las piezas de baile comprometidas, cuidándose de no otorgar más de dos piezas seguidas al mismo joven; tenían prohibido tomar y menos beber alguno de los vinos generosos, reservados para los varones. Los bailes amenizados por conjuntos de cuerdas, tocaban danzas de salón y lánguidos valses.

Los paseos por las fincas, los días de campo y las largas vacaciones de las familias que vivían en la ciudad de México, además de la cacería en la bellísima hacienda de San Bartolomé del Monte eran, entre otras, las formas de esparcimiento social. Los paseos en carretas, tirados por briosos corceles de un solo color, daban prestigio a quien podía darse semejante lujo.

La presencia continua de la elite de Calpulalpan motivó la apertura de tiendas con nombres cosmopolitas como “La Ciudad de Buenos Aires”, propiedad de la familia Pintor y “La Gran Sociedad”, de don Darío Felix. Expendían todo, como en botica. Ahí se podía comprar desde la mercería más elemental, hasta ciertas telas de mayor refinamiento para una sociedad pudiente y de buenos ingresos. Entre las casas aristocráticas que aún se recuerda en Calpulalpan, está la que fue propiedad de la familia García Yañez, donde hoy se encuentra el mercado municipal. La fachada de esa casa era morisca, con puertas y ventanas de arco ojival y cuyo interior era protegido de la vista de los traúsentes por atractivos vitrales.

Siglo XX

La revolución mexicana. El ocaso de las haciendas en Calpulalpan comenzó con la Revolución Mexicana. La primera restitución ejidal ocurrió el 24 de octubre de 1915, dada en Querétaro por el Presidente don Venustiano Carranza, y siendo secretario de Agricultura y Fomento el Ing. Pastor Roaix, quienes firmaron la restitución del predio conocido como hacienda de Coesillos.

Desde 1914, sin mayor trámite, el general Domingo Arenas había dado posesión a los campesinos de Calpulalpan del predio citado. Pero la contrarrevolución montada en la Comisión Nacional Agraria la había declarado ilegal, regresando el predio a los usurpadores.

La primera restitución agraria fue la punta de la madeja que habían enredado durante varios siglos los hacendados de Calpulalpan, pero que la paciencia campesina iba a desenredar. Los campesinos solicitaban que los predios Amantla y Capellanía, anexas a la hacienda de San Bartolomé del Monte, les fueran restituidas en una superficie aproximada de 737 hectáreas; los anexos a la hacienda de Mazapa, denominados la “Ventanilla” y San Diego, en 1 506 hectáreas; San Miguel en 1 070 hectáreas, etc.

El 6 de mayo de 1936, siendo presidente de la República el General Lázaro Cárdenas, concedió una ampliación al ejido de Calpulalpan por un total de 8 376 hectáreas, afectando a las siguientes haciendas: Mal País y anexas con 2 070 hectáreas, que había sido propiedad de la familia Macua; la de Mazapa y anexas en 1 908 hectáreas, propiedad que fue de Salvador Pardo, así como la de San Bartolomé del Monte, en 1 597 hectáreas, propiedad de la Fundación Ignacio Torres Adalid, etc.

La reforma educativa durante la administración del General Lázaro Cárdenas también se dejó sentir en Calpulalpan, introduciendo la educación “socialista” en las escuelas primarias federales y estatales, a través de libros de texto como Simiente e Individualismo y Socialismo. La reforma incluyó la llamada educación sexual y la asistencia a la biblioteca ambulante, la cual se transportaba en un vagón que se detenía por breve tiempo en la estación del ferrocarril. Además, el departamento autónomo de Prensa y propaganda (DAPP), a cargo de don Agustín Arroyo, realizaba campañas contra el vicio y de promoción deportiva, mediante funciones de cine. Los niños de Calpulalpan aprendían cantos como Bandera Roja y La Internacional.

El régimen cardenista propició el fortalecimiento de la clase campesina a través de la formación de cuadros, por ello impulsó la formación de maestros a través de las escuelas normales rurales. Los calpulalpenses recuerdan las brigadas que detectaban estudiantes con deseos de ingresar a los internados de las normales rurales, pero también se recuerda la resistencia de los propios campesinos para separarse de sus hijos.

Epoca contemporánea. El 21 de mayo de 1937 don Isidro Candia, gobernador de Tlaxcala, decreta que la Villa de Calpulalpan sea elevada al rango de ciudad.
La electricidad fue introducida a Calpulalpan mediante una planta propiedad del general Ernesto Ortín, cuyas instalaciones se localizaba en el cine Ignacio Mendoza. La plaza era iluminada por una caldera de carbón vegetal, que proporcionaba una luz muy débil a las calles de Calpulalpan. El servicio se proporcionaba de las 6 de la tarde a las 11 de la noche. Después se instaló una planta a base de diesel que por veinte años dio servicio a la población, propiedad del ejido 1936, de 220 volts, marca Caterpillar.

Se mejoró el servicio y algunas personas ya podían escuchar radio. En otoño e invierno el servicio era de 18 a 22:30 horas; invariablemente se daba un primer aviso preventivo a las 22:25, para alertar que se iba a terminar el servicio, inmediatamente había un segundo y a las 22:30 se apagaba. Cuando era necesario reparar la planta, se interrumpía el servicio de dos a tres meses. En 1956 la planta fue vendida y el producto se aportó a la CFE, a fin de introducir el sistema actual.

La energía que alimentaba el nuevo sistema provenía de Tepeapulco, Hidalgo. La prueba del sistema se efectuó el 17 de abril de 1956 a las 14:10, presenciando el acto numerosas personas desde la presidencia municipal. Cuando todo funcionó y la prueba fue exitosa, se echaron las campanas a vuelo y la ambulancia hizo ulular su sirena, lo que provocó que la gente saliera a curiosear y enterarse del acontecimiento.

Asimismo, en febrero de 1942 llegó a Calpulalpan la primera sinfonola traída por los señores Pastor. Operaba con energía eléctrica que le proporcionaba una planta y funcionaba con monedas de 10 centavos. Había tumulto por usar el aparato. Posteriormente fueron llegando otras sinfonolas, algunas de ellas alegraban los bailes, aunque constituía un maniobra muy pesada tener que llevar en camión la sinfonola y su respectiva planta eléctrica.

La orquesta Los Cometas Azules fue dirigida por Daniel Morales y perduró en la región por diez años. Participaba en este grupo: Donaciano Pérez, José García, José Torres Portilla, Jorge Morales, Miguel Macías y Agustín Morales. El grupo desapareció, en 1 950.

En 1942 Jorge y Alizul Carrasco, Fidel y Manuel Domínguez, integraron la marimba Diosa del Sur. No cobraba, actuaba por afición en festejos familiares. En 1945 Julio Malvez también fundó su propia marimba-orquesta.

Personajes Ilustres

Paciano Benítez
Distinguido militar nació en la ciudad de Calpulalpan en el año de 1874. Desde muy joven ingresó en el Colegio Militar de la ciudad de México en 1889. A la edad de 19 años, obtuvo el grado de Teniente. Gracias a su dedicación y perseverancia alcanzó el grado de General de Brigada en el año de 1914. Entre los 19 y 20 años ya estaba combatiendo a los rebeldes del estado de Guerrero. En el periodo 1894-1897 participó en la campaña contra los yaquis en Sonora. En los años de 1901 y 1902, combatió a los mayas en Yucatán. Culminando su carrera en los años de 1910 a 1914, enfrentó a los zapatistas de Veracruz y Guerrero.

Francisco Hernández y Hernández
Nació en Calpulalpan a principios del siglo XX. Muy joven es designado jefe de las misiones culturales en los estados de Oaxaca y Coahuila, donde se vincula profundamente a los campesinos indígenas, buscando encausarlos en la lucha para obtener la restitución de las propiedades comunales, usurpadas por los hacendados.

En 1932 los funcionarios de la Secretaría de Educación Pública se fijan en el trabajo que realiza el profesor Hernández y deciden que debe encargarse de la dirección de la Escuela Normal Rural “Ricardo Flores Magón” del estado de Chihuahua. Funda en el mismo año de 1932 la Escuela Normal Rural de la Zona Tarahumara en Huachochi, Chihuahua.

En ese tiempo las autoridades de la Secretaría de Educación Pública consideran indispensable que los maestros normalistas conozcan a fondo la lengua de los indígenas de la región, por lo que deciden encargar al profesor Francisco Hernández de la Coordinación de Investigación Lingüística del Idioma Tarahumara, coordinación que se da a la tarea de traducir los textos de las diferentes materias de la enseñanza, al idioma de los nativos de la región. Producto de esos trabajos de investigación fue la impresión en 1933 de la cartilla RABABE-RARAMURI (Tarahumara-Español), que una vez aprobada por la Comisión Nacional de Estudios Lingüísticos de la SEP, se distribuye en los centros escolares indígenas de esa importante zona del país.

En 1936 organiza las Jornadas de Nacionalidad en la ciudad de México, a la que asisten representantes de cada una de las escuelas federales de la República Mexicana. El sindicato de trabajadores de la Educación de la República Mexicana, lo elige delegado efectivo al Congreso Internacional de los Sindicatos de Trabajadores de la Educación, que se celebra en Moscú, en la Unión Soviética, donde expone los logros de la educación rural y de la educación socialista que llevan a cabo los gobiernos de la Revolución Mexicana. El profesor Francisco Hernández, militante del PRI, es electo diputado federal por el II distrito electoral de su estado a la XLI Legislatura federal. Sus compañeros legisladores que conocen la recia personalidad del maestro rural y dirigente campesino Francisco Hernández, lo eligen Vicepresidente de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión.

Una vez concluido su periodo como legislador, los diputados lo nombran director de Bibliotecas del Congreso de la Unión. Posteriormente la Secretaría de Gobernación lo nombra Director del Diario Oficial de la Federación. En 1958, sus paisanos tlaxcaltecas lo eligen senador de la República, donde sirve no sólo en las tareas legislativas, sino de gestión social a los campesinos, a los maestros y de manera particular a sus coterráneos tlaxcaltecas. En 1959 los campesinos de México eligen al profesor Hernández Secretario General del la CNC, donde da un impulso decisivo a la Reforma Agraria, coadyuvando al mayor reparto agrario de la administración del Lic. Adolfo López Mateos.

La siguiente administración sexenal, nombra al profesor Francisco Hernández director del Banco Nacional de Crédito Ejidal, encargándose de una de las tareas más complejas, como es el financiamiento de la producción ejidal. En 1978 el profesor Francisco Hernández se da a la tarea de organizar a los trabajadores de ranchos y empresas forestales, fundando el Sindicato Nacional Agrícola, Ganadero, Forestal y Anexos, que se propone defender los derechos laborales de los jornaleros y de los obreros silvícolas de México.

Cronología de Hechos Históricos
Año Acontecimientos
1521 Esta ciudad en la época prehispánica perteneció al reino de Texcoco; poco después en la conquista, Hernán Cortes realizó el reparto del pueblo de San Antonio y se le adjudico a la alcaldía mayor de Texcoco.
1786 y 1824 A partir del mes de diciembre de 1786, Calpulalpan formó parte medular de la Independencia de México, y en 1824 forma parte integral de México.
1860 El 22 de diciembre en las cercanías de Calpulalpan, los Generales Liberales; Zaragoza y González Ortega derrotan al General Conservador Miraron, dándole termino a la Guerra de Reforma.
1874 El 23 de octubre, por decreto, siendo Gobernador del estado de Tlaxcala. Melquíades Carvajal, el pueblo pasa definitivamente a formar parte del estado de Tlaxcala.
1937 El 21 de mayo, don Isidro Candia, gobernador de Tlaxcala, decreta que la Villa de Calpulalpan sea elevada al rango de ciudad
Fuente: H. Ayuntamiento, 1999-2002.


MEDIO FÍSICO
Localización
El municipio de Calpulalpan se encuentra ubicado en el Altiplano central mexicano a 2,580 metros sobre el nivel del mar, se sitúa en un eje de coordenadas geográficas entre los 19° 35' latitud norte y 98° 34' longitud oeste. Colinda al norte con el estado de Hidalgo, al sur con el municipio de Nanacamilpa de Mariano Arista, al oriente se establecen linderos con los municipios de Nanacamilpa de Mariano Arista y Lázaro Cárdenas, y al poniente colinda con el estado de México.

Extensión

Según la información geoestadística proporcionada por el Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática, el municipio de Calpulalpan comprende una superficie de 274.750 km2, lo que representa el 6.76% del total del territorio estatal, el cual asciende a 4 060.92 km2.

Orografía

El relieve de Calpulalpan, al igual que el del estado en su conjunto, presenta tres formas características: Zonas planas que abarcan el 75.0 por ciento del total del territorio municipal. Zonas accidentadas, que ocupan el 15.0 por ciento de las tierras, en las que se localizan elevaciones como el monte Mal País, caña de Coecillos, puente Columpio, San Ignacio, el Jaral y puente Comique. Zonas semiplanas que comprenden el 10.0por ciento restante de la superficie y se localizan en el lomerío de las zonas de las barrancas antes mencionadas.

Hidrografía

En Calpulalpan los recursos hidrográficos son escasos, el Arroyo Amaxac, ubicado al oriente del municipio es el mayor, con una longitud aproximada de 7 km., y una trayectoria de norte a sur. Existen además otros arroyos de caudal sólo durante la época de lluvias, por lo que su importancia es mínima.

Clima

En este municipio, el clima se considera semifrío húmedo, con régimen de lluvias en los meses de abril a septiembre. El periodo más caluroso es entre marzo y mayo. La temperatura promedio máxima anual registrada es de 22.2° y la mínima de 5.9°. La precipitación promedio máxima registrada en el municipio es de 126.2 milímetros y la mínima de 9.7 milímetros

Principales Ecosistemas

Flora

Por su ubicación geográfica y clima, corresponde a este municipio una vegetación compuesta principalmente por bosques de pino y oyamel, en el primer caso las especies representativas son pino real (P. montezumae), pino blanco (P. pseudostrobus) y teocote (P. teocote), a menudo asociado con encinos (Quercus crassipes, Q. laurina, Q. rugosa).

En el segundo caso la especie dominante es el oyamel (Abies religiosa), contando en su masa forestal con individuos de ailites (Alnus jorullensis), huejote (Salix paradoxa) y madroño (Arbutus xalapensis). En las áreas perturbadas del bosque, es frecuente encontrar una población abundante de chaquira (Ceanothus coeruleus), la cual es indicadora del fuerte desequilibrio ecológico, instalándose dicha especie como la inicial de la sucesión biológica. En el municipio se encuentran vestigios de matorral xerófito con individuos aislados de sabino (Juniperus deppeana). En los límites de las parcelas agrícolas, y en general en las áreas urbanas y suburbanas, se encuentran ejemplares de cedro blanco, tejocote, zapote blanco, capulín, trueno, álamo blanco, casuarina y eucalipto.

Fauna

No obstante el crecimiento y expansión acelerada de la mancha urbana, en el territorio del municipio todavía es común encontrar algún tipo de fauna silvestre, a saber: liebre (Lepus californicus), tuza, conejo (Silvilagus floridanus), ratón de campo, codorniz (Cyrtonix montezumae), coyote (Canis latrans), víbora de cascabel (Crotalus sp.) y tlacuache (Didelphis marsupialis).

Características y Uso del Suelo

Tipo de suelo

En el territorio del estado hay suelos de tipo cambisoles, litosoles, andosoles, regosoles, gleysoles, fluvisoles, vertisoles, solonchaks, ranker, rendzinas, serosoles e histosoles. Los suelos del municipio de Calpulalpan son cinco: los cambisoles, fluvisoles, litosoles, andosoles y regosoles.

Uso actual del suelo

El total de la superficie que ocupan las unidades de producción rural en el municipio de Calpulalpan es de 14,572 hectáreas, mismas que representan el 6.0% de la superficie total del estado. De tal extensión 14,086 hectáreas, es decir el 96.7%, constituyen la superficie de labor, son las tierras dedicadas a cultivos anuales o de ciclo corto, frutales y plantaciones. El resto del uso actual del suelo, se distribuye de la siguiente forma: pasto natural, con 235 hectáreas; bosque o selva 210 hectáreas, finalmente, 41 hectáreas son tierras sin vegetación.


PERFIL SOCIODEMOGRÁFICO
Grupos Étnicos
El porcentaje de población mayor de 5 años y más del municipio de Calpulalpan que habla alguna lengua indígena, es relativamente pequeño. En 1980, tan sólo el 1.7% de la población hablaba lenguas indígenas. Las principales lenguas son: náhuatl, otomí y totonaca. El Censo de Población de 1990, muestra que el porcentaje de población de 5 años y más que habla alguna lengua indígena disminuye considerablemente a 0.4%. Esto significa que la población indígena es prácticamente inexistente en este municipio.

En 1995, la población de 5 años y más del municipio fue de 30,117 personas, de ellas sólo 81 hablan alguna lengua indígena, lo que significa aproximadamente el 0.3%. A este respeto, la principal lengua indígena es el náhuatl, seguido del totonaca y otomí.

De acuerdo a los resultados que presento el II Conteo de Población y Vivienda en el 2005, en el municipio habitan un total de 122 personas que hablan alguna lengua indígena.

Evolución Demográfica

Población total

Con base a datos de los Censos de Población, Calpulalpan es un municipio de tamaño medio. Para 1970, contaba con 15,221 habitantes, representando el 3.6% de la población total en la entidad, que ascendió a 420,638 personas. En 1980, el número de habitantes del municipio se elevó a 21,495, es decir, el 3.9% de la población de estatal.

En 1990 el municipio aumentó su población a 29,150, lo que significa que se incrementó 91.5% respecto a la observada en 1970. Finalmente, los datos del Conteo de Población y Vivienda del INEGI, señalan que para 1995 aumentó la población a 34,779 habitantes, cifra que representó igualmente el 3.9% del total del estado.

Es importante señalar que para el año 2000, de acuerdo con los resultados preliminares del Censo General de Población y Vivienda efectuado por el INEGI, existían en el municipio un total de 37,228 habitantes, de los cuales 18,087 son hombres y 19,141 son mujeres; esto representa el 49% del sexo masculino y el 51% del sexo femenino.

Tasa de crecimiento

La tasa de crecimiento de la población en el municipio de Calpulalpan es alta. En el período 1970/80 alcanzó un ritmo de 3.5% anual, mientras que en el estado el mismo coeficiente fue de 2.8% anual. En la década 1980/90, el ritmo de crecimiento de la población del municipio fue de 3.1% anual, como resultado de los programas de planificación familiar. Sin embargo, en el periodo 1990/95, se registra nuevamente una tasa de crecimiento en aumento, es decir de 3.2% anual.

De persistir la tendencia de crecimiento de la población observada en el periodo 1990- 1995, el municipio duplicará su población en 21.9 años; en el estado, de continuar el crecimiento observado, de igual forma duplicará su población en 25.9 años.

Población urbana y rural

De acuerdo con la definición del Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI), la población urbana es la que vive en localidades de más de 2,500 habitantes y la población rural la que habita en localidades de menos de 2,500 habitantes. En los últimos veinte años este municipio ha venido manteniendo constante el crecimiento de su población urbana, aunque ésta se concentra básicamente en la cabecera municipal.

En 1970, el 43.1% de su población se consideraba rural y el 56.9% urbanas. Para el año de 1990, el 73.9% de sus localidades pasaron a ser urbanas, y el 26.1% rural. En 1995, la población urbana sigue en aumento al alcanzar el 74.5% y la rural disminuye paulatinamente en términos relativos, como se muestra en el cuadro siguiente.

Cabe señalar, que en el año 2000, de acuerdo a los datos preliminares del Censo General de Población y Vivienda, efectuado por el INEGI, hasta entonces, existían en el municipio 7,996 viviendas en las cuales en promedio habitan 4.65 personas en cada una.

Densidad de población

La densidad de la población en Calpulalpan es baja, a pesar de tener un alto porcentaje de población urbana. En 1970, registró una densidad de 55.40 habitantes por km2, cifra inferior al promedio estatal que fue de 104.0. En 1980 la densidad aumentó a 78.23 habitantes por km2, cifra menor a la estatal.

Esta tendencia ascendente persistió para 1990 y el municipio tuvo una densidad de población de 106.10 habitantes por km2, en tanto, la entidad registraba 187.46 habitantes por km2. Los datos del Conteo de Población y Vivienda del INEGI, para el año de 1995 muestran un ligero aumento en su densidad, como se consigna en la siguiente gráfica.

Población por edad y sexo

En el municipio de Calpulalpan la relación porcentual entre hombres y mujeres mantiene la misma tendencia en el nivel estatal. Durante el periodo que va de 1970 a 1995, el número de habitantes del sexo masculino representó un promedió de 49.6% del total, en tanto la población del sexo femenino obtuvo el 50.4%.

La pirámide de edades es un indicador que muestra el comportamiento de la población por edades. Las cifras censales indican que el municipio tiene una población joven es decir, que los grupos de menor edad, son más amplios que los que le preceden. En el año de 1990, el 53.2% de la población tenía menos de 19 años; el 42.3% contaba entre 20 y 64 años, y sólo el 4.5% era mayor de 65 años. En ese mismo año la edad promedio de la población del municipio era de 19 años y en el estado de 18 años. El resultado del Conteo de Población y Vivienda de 1995, señala que el 49.6% de la población se situaba entre 0 y 19 años; el 46.4% estaba entre los 20 y 64 años y el 4.0% restante entre los 65 y más años.

Tasa de natalidad

De acuerdo con cifras del INEGI, la tasa de natalidad en el municipio para el año de 1990, fue de 33.6 nacimientos por cada 1,000 habitantes, cifra inferior a la que registró el estado, de 35.5 nacimientos por cada 1,000 habitantes.

En 1995, la tasa de natalidad bajó a un nivel de 29.5 nacimientos por cada 1,000 habitantes, lo que demuestra que los índices de bienestar social, en particular los de la salud, han aumentado. El estado en su conjunto registró una tasa de 31.6 nacimientos por cada 1,000 habitantes.

Tasa de fecundidad

El municipio de Calpulalpan tiene uno de los promedios más bajos de hijos nacidos vivos por mujeres en la edad reproductiva. En el año de 1990 fue de 2.7 hijos por mujer y en el estado fue de 2.8 hijos por mujer. Es decir, que tanto en la entidad como en el municipio, se registran bajos índices de fecundidad.

Las cifras del INEGI en el año de 1990, muestran que la tasa de fecundidad en el municipio de Calpulalpan fue de 142.4 nacimientos por cada 1,000 mujeres en edad fértil, en tanto que este indicador para el estado ascendió a 152.9 nacimientos por cada 1,000 mujeres. Para 1995, la tasa en el municipio y en el estado bajan a 115.6 y 126.4 respectivamente, como lo muestra el cuadro 4.10.1.

Tasa de mortalidad general y mortalidad infantil

La tasa de mortalidad general en 1990 fue de 4.4 defunciones por cada 1,000 habitantes, mientras que en el estado era de 5.7 defunciones. En 1995, en el municipio la tasa de mortalidad general subió ligeramente a 4.6 defunciones por cada 1,000 habitantes, cifra menor a la experimentada en la entidad que fue de 5.1 defunciones. Las tasas de mortalidad del municipio en ambos años pueden considerarse de las más bajas en el estado.

Sin embargo, respecto a la mortalidad infantil, ésta registró en el año de 1990, una tasa de 6.9 defunciones por cada 1,000 niños nacidos vivos registrados, cifra superior a la media estatal y nacional. En el año de 1995, según datos del INEGI, el municipio disminuyó su tasa de mortalidad infantil a 33.1 defunciones por cada 1,000 nacidos vivos. En el estado fue de 28.7 y en el país de 29.5.

Migración

Para comprender la dinámica de la población es importante analizar, no sólo el crecimiento natural, sino también el crecimiento social que permite conocer las tendencias migratorias y el comportamiento de los movimientos de su población en los últimos años.

Respecto a los procesos de inmigración durante el año de 1990, este municipio recibió un total de 5,323 personas, que en su mayoría procedían de los estados de Puebla, México, Veracruz, Hidalgo, Oaxaca y D.F. Esta cifra representa una tasa de inmigración que puede considerarse alta, ya que fue de 182.6 inmigrantes por cada 1,000 habitantes, en tanto a nivel estatal fue de 122.9 personas. Para 1995, el 25.1% Inmigraron al D.F., el 28.9 % a Hidalgo, el 11.8% a Puebla el 5.3% a Veracruz, el 16.7% a México, el 2.1% a Oaxaca y el 10.1% no especificado.


Fuente: Instituto Nacional de Estadística, geografía e Informática, INEGI. Resultados Definitivos del Conteo General de Población y Vivienda 1995.

La emigración en el municipio, no ha sido tan elevada como resultó ser la inmigración. En efecto, en 1990 salieron del municipio un total de 1,875 personas a radicar principalmente a los estados de Puebla, Veracruz, México, Hidalgo y D.F., cabe señalar que el Distrito Federal sigue siendo el centro poblacional más atractivo para la población migrante, recibiendo a una tercera parte de la emigración del municipio. La tasa de emigración fue de 64.3 personas, en tanto que la del estado fue de 47.2 emigrantes por cada 1,000 habitantes. Para 1995, emigraron el 21.5% a México, el 5.1% a Veracruz, el 6.6 % a Puebla, el 21.8% a Hidalgo, el 34.6 % al D.F. y el 10.4% no especificado.


Fuente: Instituto Nacional de Estadística, geografía e Informática, INEGI. Resultados Definitivos del Conteo General de Población y Vivienda 1995.

A manera de resumen, se puede señalar que el efecto neto de la inmigración y emigración sobre la población del municipio, muestra que la tasa neta de migración fue de 118.3 inmigrantes por cada 1,000 habitantes, lo que significa que este municipio recibe más personas de las que salen a otras entidades del país. Sin embargo, para el estado dicha tasa fue de 75.8 inmigrantes por cada 1,000 habitantes.

De acuerdo a los resultados que presento el II Conteo de Población y Vivienda en el 2005, el municipio cuenta con un total de 40,790 habitantes.

Religión

El XI Censo General de Población y Vivienda de 1990, muestra que de 29 150habitantes, el 94.0 % profesa la religión católica, el 3.0 % profesa la religón evangélica y el 3.0% profesan otras religiones.


Fuente: INEGI. Resultados Definitivos del XI Censo General de Población y Vivienda 1990.


INFRAESTRUCTURA SOCIAL Y DE COMUNICACIONES
Educación
En este inciso, se presenta un breve análisis de los principales indicadores para conocer el nivel académico de la población del municipio de Calpulalpan.

Alumnos, personal docente y escuelas a fin de cursos

El sistema educativo de Calpulalpan cuenta con 55 escuelas en todos los niveles educativos. Del total de planteles educativos públicos, la mayoría estaba constituida por los niveles de preescolar y primaria, con 38 escuelas.

En el nivel medio, se tenían en el municipio 5 escuelas. En los centros escolares públicos existían 9 secundarias y una escuela de capacitación para el trabajo y 2 escuelas de profesional medio. En el bachillerato había en el municipio 3 planteles, de los cuales 3 fueron públicos y uno privado. Finalmente, en el nivel superior existía sólo una escuela, siendo ésta particular.
Nivel Alumnos inscritos Alumnos existentes Alumnos aprobados Alumnos egresados Personal docente Escuelas
Preescolar 1 122 1 104 1 104 826 43 18
Primaria 5 621 5 488 5 296 868 176 22
Secundaria 2 404 2 283 1 962 687 108 10
Bachillerato 1 715 1 534 1 048 407 82 4
Total 10 911 10 443 9 436 2 801 412 55
Fuente: INEGI. Anuario Estadístico del Estado de Tlaxcala, edición 1999.

Para 1999 el municipio cuenta con la Universidad de Calpulalpan, en la cual se imparten las licenciaturas de de Contaduría Pública, Administración, Informática y Derecho.

Población de 6 a 14 años que sabe leer y escribir

Durante los últimos años se ha dado especial atención a la educación, por lo que los niveles de escolaridad en el estado tienen en general un promedio equiparable a la media nacional y en algunos casos lo superan.

El Censo de Población y Vivienda de 1990, muestra que el 91.2% de la población de 6 a 14 años sabe leer y escribir, en tanto la del estado fue de 90.7%.
Los datos del Conteo de Población y Vivienda de 1995, indican que el 87.6% de la población de 6 a 14 años sabe leer y escribir, lo que significa que hubo un ligero aumento en la población que no sabe leer y escribir en tan sólo cinco años.

Población de 15 años y más según condición de alfabetismo

Calpulalpan observa índices de alfabetismo aceptables dentro del estado. En 1970, el 72.9% de la población de 15 años y más era alfabeta y el 27.0%, analfabeta. En 1980, este índice se incrementa a 84.4%, índice superior al del estado que fue de 83.2%. Para los años de 1990 y 1995, el porcentaje de alfabetismo en el municipio sigue en aumento al llegar a 90.1 y 91.3%, respectivamente.

Población de 5 a 14 años que asiste a la escuela

En el año de 1990, asistía a la escuela el 88.9% de la población en edad escolar. En términos relativos la población por grupos de edad que acudía a la escuela se incrementa conforme aumenta la edad, hasta llegar a los 9 años, donde se tiene un máximo de 97.7%.

Bibliotecas

El municipio de Calpulalpan cuenta con una biblioteca pública municipal, ubicada en la agencia municipal. En 1998 dicha biblioteca contó con 12,700 libros como acervo bibliográfico para consulta de 18,694 usuarios.

Salud

La salud es un estado de bienestar físico y mental del hombre. Por ello, las condiciones de salud de una comunidad reflejan el nivel de desarrollo de sus habitantes y coadyuvan a un mayor crecimiento de su economía.

Infraestructura del sector

De acuerdo con la información del Anuario Estadístico del Estado de Tlaxcala, edición 1999, la infraestructura de salud en el municipio de Calpulalpan, esta conformada por cuatro unidades médicas de consulta externa y una de hospitalización general, correspondiendo una al IMSS, una al ISSSTE y tres al Organismo Público Descentralizado de Tlaxcala.

Población usuaria

De acuerdo con los datos que proporciona el Anuario Estadístico del Estado de Tlaxcala edición 1999, la población usuaria del Municipio de Calpulalpan en 1998 fue beneficiada de la siguiente manera: el IMSS atendió 9,534 personas; el ISSSTE 1,436 y el OPD Salud de Tlaxcala 9,075 personas. Al mismo tiempo, 46 personas fueron atendidas en el Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) Estatal.

Personal médico

En 1998, 8 médicos del IMSS Y 1 médico del ISSSTE, cubrieron la demanda en los servicios de asistencia social en Calpulalpan. Al mismo tiempo 35 médicos del Organismo Público Descentralizado Salud de Tlaxcala y 1 médico del sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF), cubrieron la demanda de asistencia social en el municipio.

Abasto

En el municipio de Calpulalpan deacuerdo con la información proporcionada por la Secretaría de Comercio y Fomento Industrial SECOFI, para 1998 la demanda de abasto en el municipio es cubierta a través de ocho tiendas Conasupo, un mercado municipal, un tianguis, un rastro municipal y una distribuidora de gas.

Deporte

El interés de fomentar la actividad deportiva en el Estado de Tlaxcala se inicia a través de la construcción de los espacios físicos necesarios acorde a las demandas y necesidades de la población, considerando que con ello también se logra el desarrollo de nuestra gente.

De acuerdo con los datos proporcionados por el Consejo Estatal del Deporte COESDE, en el municipio de Calpulalpan, dieciocho canchas de básquetbol, una cancha de fútbol, cuatro canchas de frontón y una unidad deportiva, conforman la infraestructura deportiva.

Vivienda

La vivienda es un factor importante para alcanzar el bienestar de la población. Contar con un espacio físico resulta un elemento vital para la integración familiar que se traduce en el sano desarrollo de la comunidad.

Vivienda y sus ocupantes

El Censo de Población y Vivienda de 1990, muestra que la mayor parte de la población de Calpulalpan cuenta con vivienda. En el año de 1980, existían un total de 3 565 viviendas particulares que representaban el 3.8 por ciento con respecto al estado. El promedio de sus ocupantes fue de 6.0 habitantes por vivienda, mientras que en el estado era de 6.0 habitantes por vivienda.

En 1990, el número de viviendas particulares aumentó a 5,612, lo que significa que creció a un ritmo de 4.6% anual, entre 1980 y 1990, mientras su población lo hacía a 3.1% anual en el mismo periodo. Este crecimiento de la vivienda es indicativo de que los pobladores del municipio han venido reduciendo su déficit acumulado de viviendas. En este año de 1990 el promedio de ocupantes por vivienda bajó a 5.2 y en el estado fue de 5.5 ocupantes por vivienda. De acuerdo con el Conteo de Población y Vivienda del INEGI, para 1995 el número de viviendas particulares ascendió a 7,172, con una tasa de crecimiento de 4.4% de 1990 a 1995, en tanto el estado en su conjunto registró un ritmo de 4.0% anual.

Viviendas propias y rentadas

En el municipio de Calpulalpan, existe una mayor proporción de viviendas propias, ya que de las 3,565 viviendas particulares que había en 1980, éstas representaron el 71.3%; el 19.6% correspondió a las viviendas rentadas y el 9.1% a viviendas no especificadas. En 1990, la proporción de viviendas propias aumentó al 74.9%, las rentadas disminuyeron a 16.7% y las no especificadas disminuyeron al 8.4%.

Viviendas particulares según material predominante

Las características de la vivienda según el material predominante en techos, pisos y paredes, permite observar la calidad de construcción en las viviendas del municipio de Calpulalpan.

Para 1990, el material predominante en techos es de losa de concreto, tabique o ladrillo que ascendió al 60.9%, que comparado con el 53.1% de 1980, muestra un avance. En segundo lugar se ubican las viviendas con techo de lámina de asbesto o metálica, que en 1990 fue de 17.5% y en 1980 de 19.8%. En tercer lugar se encuentran las viviendas con techo de lámina de cartón cuyo porcentaje para 1990 fue de 15.0%, en cambio en 1980 las viviendas con este tipo de material representaban el 20.4% de las viviendas.

Del material utilizado en paredes, el mayor porcentaje de viviendas corresponde a las de tabique, block y piedra, con el 43.9 y 68.2% en 1980 y 1990, lo que significa que mejoraron sus condiciones en este material. En segundo término, se encuentran las viviendas con paredes de adobe que en su conjunto representaron el 50.5 y 29.1%, respectivamente.

Las características de la vivienda, respecto al material predominante en pisos, muestra que la mayor proporción se concentra en los de cemento o firme, que constituyeron el 64.4 y 77.3% en los años de 1980 y 1990, siguiendo en importancia los de tierra, que representaron el 21.8 y 12.9%. Los pisos de madera y mosaicos disminuyeron en este periodo al pasar de 12.0 a 9.4%, respectivamente.

De acuerdo a los resultados que presento el II Conteo de Población y Vivienda en el 2005, en el municipio cuentan con un total de 9,173 viviendas de las cuales 7,320 son particulares.

Servicios Públicos

Los servicios que tienen las viviendas en su interior constituyen un elemento de bienestar social. A este respecto se realiza un breve análisis de los servicios de agua entubada, drenaje y energía eléctrica.

Prestación de servicios públicos, agua potable y drenaje

Calpulalpan cuenta con un total de 9 sistemas de agua potable integrados por 11 pozos y 2 manantiales. Dichos sistemas brindan servicios a 6 940 tomas domésticas.
Agua Potable Sistema de Control de Contaminación de Agua Fuentes de Abastecimiento de
Agua Potable Sistema de Captación de Agua Potable Sistemas de Drenaje
CNA ÉCHATE-CAPAET CNA CNA SECUDUVI
1997 1998 1998 1998 1995
Tomas Domiciliarias Sistemas Pozos Manantiales Sistemas Sistemas Descargas
6 940 4 11 2 9 9 5 237
Fuente: COPLADET. Cobertura de servicios públicos en el Estado 1999.

Electrificación en poblados

El servicio de energía eléctrica que recibe el municipio, lo suministra la Comisión Federal de Electricidad CFE. Esta energía se distribuye a través de 7 021 tomas domiciliarias, 1 301 tomas comerciales, 31 tomas industriales y 140 tomas a otros usuarios.


Fuente: COPLADET. Cobertura de servicos públicos en el Estado 1999.

Medios de Comunicación

De acuerdo con los datos proporcionados por la Coordinación de Radio Cine y Televisión de Tlaxcala CORACYT, Calpulalpan cuenta con una radio difusora de frecuencia modulada y una estación de televisión.

Vías de Comunicación

El municipio cuenta con carreteras federales y estatales; así como caminos rurales, que permiten una adecuada comunicación entre sus poblados.
Troncal Federal Pavimentada Alimentadoras Estatales
Pavimentada Caminos Rurales Revestida Total de Km.
30.1 43.8 29.7 103.6
Fuente: INEGI. Anuario Estadístico del Estado de Tlaxcala, edición 1999.

De esta manera los municipios del estado cuentan con una importante infraestructura de transporte que facilita el crecimiento de las economías locales y de los mercados regionales, que se conforman con localidades pertenecientes a los estados colindantes.

Calpulalpan también cuenta con una central de autobuses foráneos.

Por otra parte, el municipio cuenta con correo, telégrafo, teléfono, fax, señal de radio y televisión, telefonía celular y radio telefonía.


ACTIVIDAD ECONÓMICA
Principales Sectores, Productos y Servicios
Agricultura

Tenencia de la tierra

La información del VII Censo Agrícola-Ganadero de 1991, muestra que en el municipio de Calpulalpan había 2,164 unidades de producción rural, que representaban el 2.8% del total en el estado. De esa cifra, 95 unidades pertenecían al sector de la pequeña propiedad, 1,875 unidades al sector ejidal y 194 a un tipo de tenencia mixto.

En cuanto al tipo de tenencia de la tierra, el 75.0% del total de la superficie del municipio corresponde a la de usufructo ejidal. Mientras que en la entidad el porcentaje es de 50.0%. El sector mixto absorbió el 14.0%, en tanto para el estado representa el 12.0% de la superficie. Finalmente, el tipo de tenencia privada fue de 11.0%.

Superficie de labor por disponibilidad de agua

En Calpulalpan la actividad agrícola ha dejado de ser preponderante debido al crecimiento de la actividad manufacturera. Por ello, se ha reducido gradualmente la superficie de labor, que en 1991 sólo ocupaba 14,086 hectáreas, lo que representaba sólo el 7.1% con respecto al total del estado. Debe mencionarse que más del 90.0% de la tierra cultivable es de temporal, por lo que gran parte de los campesinos y ejidatarios se incorporan a otras actividades para incrementar sus ingresos.

Superficie sembrada

El análisis de la explotación de la superficie agrícola en el estado, muestra que anualmente se aprovecha el 90.0% de la tierra, para la siembra de cultivos anuales o perennes, en tanto que el restante 10.0% esta en descanso o no se siembra por diversas razones. La actividad agrícola se orienta básicamente a la producción de maíz, frijol, avena trigo, papa, cebada y alfalfa, predominando el cultivo de maíz en tierras de temporal y riego.

Conforme a datos de la Secretaría de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural (SAGAR), en Calpulalpan la superficie sembrada durante 1992, fue de 14,778 hectáreas en cultivos cíclicos que representan el 6.3% del total estatal. La mayor parte de la superficie sembrada está constituida por tierras de temporal, que representan el 99.8%, el resto de la tierra se cultiva bajo sistemas de riego. Para este año no hubo superficie dedicada a cultivos perennes. Sin embargo la superficie sembrada en cultivos cíclicos se destinó casi en su totalidad a la cebada grano, ya que representó el 60.8% del total, en tanto al maíz se destinó el 26.7% de la superficie sembrada y el 9.2% al trigo. En 1996, esta superficie ascendió a 14,766 hectáreas, área casi similar a la obtenida en 1992. De ésta superficie, el 27.2% correspondió al cultivo de cebada grano; al respecto, es importante señalar que en el periodo 1992-1996 dicha superficie bajó en 55.2%, debido a que gran parte de esta superficie sin sembrar se destina a cultivar trigo.

Superficie cosechada, rendimientos y producción

En 1992, la superficie cosechada se elevó a 14,778 hectáreas, el 6.3% de la entidad; de éste total, 8,978 hectáreas se dedicaron al cultivo de cebada grano, 3,948 hectáreas a maíz grano, 1,365 hectáreas a trigo, 136 al cultivo de papa y 78 a la haba verde. En 1996 disminuyó la superficie cosechada a 14,666 hectáreas, lo que significa una mínima reducción de 12 hectáreas respecto a 1992. La cebada en grano no fue el cultivo principal como en 1992, y el maíz grano ocupó el primer sitio, en cuanto a superficie cosechada se refiere. La cebada en grano disminuyó de 8,978 hectáreas a 3,922 hectáreas entre 1992 y 1996. El maíz se incrementó de 3,948 a 4,824 hectáreas y el trigo de 1,365 hectáreas aumentó a 4,270 hectáreas.

El uso de nuevas técnicas y tecnologías han aumentado gradualmente la productividad en la agricultura. El caso de la cebada grano, aumentó los rendimientos de 2.5 en 1992 a 3.0 ton./ha en 1996. El maíz grano paso de 2.0 a 2.8 ton./ha en el mismo período, también aumentaron los rendimientos del trigo, papa y haba verde.

Volumen y valor de la producción

La producción agrícola en 1992 alcanzó 22,014 toneladas de cebada grano, que representaron el 29.9% de la producción total de la entidad, en tanto que en 1996 se produjeron 11,766 toneladas. En el caso del maíz, aumentó de 7,724 a 13,509 toneladas en el periodo 1992-1996. En trigo de 3,748 pasó a 13,664 toneladas. En papa igualmente de 1,660 toneladas en 1992, se incrementó a 12,060 toneladas en 1996.
Una alta proporción de la superficie sembrada se fertiliza por los propios productores agrícolas, no obstante que es insuficiente la asistencia técnica que reciben. Al respecto, durante el año agrícola de 1996 se fertilizaron un total de 14,471 hectáreas con abonos químicos y orgánicos. De esta superficie, contaron con semilla mejorada un total de 9,111 hectáreas y 7,938 tuvieron asistencia técnica. El municipio contó con la asesoría necesaria para elevar los niveles de productividad. Los datos estadísticos sobre el valor de la producción indican, la rentabilidad que generaron los cultivos.

En 1992 el valor total ascendió a 25,931 miles pesos, siendo la cebada grano el cultivo que obtuvo el mayor valor de la producción al constituir el 59.4% del valor total, siguiendo en importancia el maíz grano y el trigo con el 22.3% y 7.9%, respectivamente. Para 1996 es el maíz grano el cultivo de mayor rentabilidad, ya que representó el 25.1% del valor total, siguiendo en importancia la papa, cebada grano y trigo con 22.3%, 19.6% y 16.9%, respectivamente. Sin embargo, es notario que de 1992 a 1996 la cebada grano registró una caída del 46.6%, en tanto que en dicho periodo, el maíz grano, trigo y papa tuvieron un crecimiento del 74.9, 264.6 y 626.5%, respectivamente.

Ganadería

Con base al Censo Agrícola-Ganadero de 1991, el municipio de Calpulalpan contaba con un total de 1,147 unidades de producción rural para la cría y explotación de animales, cifra que representó el 2.4% del total estatal. Entre las unidades más importantes del municipio destacan 711 dedicadas a la cría de aves, 657 a equinos, 295 a ovinos, 236 a porcinos y 209 a bovinos. En el municipio de Calpulalpan hay 213 unidades económicas que realizan actividades pecuarias y comerciales, y 13 viviendas que crían ganado básicamente para el consumo doméstico de leche y carne. De las unidades de producción rural que explotan bovinos, más del 72.2% son ejidales, el 22.0% son mixtas y el resto privadas.

Para el año de 1996, en este municipio, la población de ganado ovino ascendió a 26,651 cabezas; ésta cantidad representa el 20.1 por ciento del total de cabezas existentes en el estado. También se registraron para este año 13,465 cabezas de ganado porcino, que significan el 7.5% del total estatal; 4,492 cabezas de caprino que representan el 6.8% de las existentes en el estado; 4,198 cabezas de bovino, 16,495 aves y 322 colmenas que constituyen el 3.5, 4.5 y 2.8% del total de la entidad, respectivamente.

Silvicultura

Esta actividad, aunque mínima, se ha realizado sin el apoyo técnico adecuado. En Calpulalpan se tienen registradas 42 unidades de producción silvícola, mismas que han disminuido sus actividades por la importante erosión de los bosques.

Pesca

Calpulalpan cuenta con 43 embalses, de los cuales 34 son jagüeyes, 7 estanques, una presa y un canal, que generaron una producción de 26, 384 kg. de pescado, sobresaliendo la carpa barrigona con 18,321 kg. y la carpa espejo con 7,577 kg.

Industria

En el municipio de Calpulalpan, el sector industrial lo integran, de acuerdo al XIV Censo Industrial de 1993, 118 empresas, de las cuales 55 corresponden a la rama de productos alimenticios y bebidas, 24 a la rama de productos metálicos, 13 a la de textiles y prendas de vestir, 7 a la de productos de madera, 10 a la de productos minerales no metálicos y las restantes a la de sustancias químicas, productos derivados del petróleo y productos de papel.

Comparadas con las 72 empresas que existían en 1988, el sector aumentó en 46 unidades económicas durante un quinquenio, lo que representó un incremento del 63.9%. Ello revela que, pese a las dificultades económicas del país, en el estado y en el municipio de Calpulalpan, existen favorables condiciones para el establecimiento y operación de nuevas empresas industriales. Con el propósito de fortalecer el desarrollo industrial y reactivar el empleo, el municipio de Calpulalpan cuenta con un parque industrial.

En 1988 el sector industrial generó 917 empleos directos, mismos que cinco años después se incrementaron a 1,872. No obstante los acelerados procesos de automatización de las actividades productivas, se crearon 955 nuevos empleos en el sector. Como puede apreciarse y no obstante los desequilibrios en los mercados de telas y prendas de vestir, la rama textil aumentó su oferta de empleo durante el periodo 1988-1993, al pasar de 270 empleos de trabajo a 623.
Durante los mismos años, la rama correspondiente a productos metálicos aumentó el número de personal ocupado al pasar de 29 a 205. Algo similar ocurrió con las otras ramas, destacando las de productos alimenticios y bebidas y sustancias químicas, así como productos derivados del petróleo.

Población Económicamente Activa

La Información proporcionada por el Censo de Población de 1990, muestra que Calpulalpan tuvo una PEA de 7,967 personas, cifra que equivalía a decir que el 27.3% del total de la población en el municipio realizaba alguna actividad productiva. La población económicamente inactiva (PEI), integrada por mujeres dedicadas al hogar, jubilados y pensionados, incapacitados y pensionados, representó el 38.8%.

En la participación por género, la población masculina concentra la mayor parte del personal empleado en las diversas actividades económicas, ya que constituye el 80.9% de la PEA, correspondiendo el 19.1% restante a las mujeres.

Población de 12 años o más ocupada por sector de actividad

La información censal muestra que en 1990, la población ocupada en el municipio fue de un total de 7,675 personas, de las cuales el 25.5% se dedicaba a actividades agropecuarias, el 35.8% a la industria y el restante 36.5% al sector terciario. Es importante señalar que el 82.6% de la población ocupada en promedio, fue masculina, dedicada en su mayor parte a las actividades del sector primario.

En lo que respecta a la ocupación por sexo, en el sector primario se ocupó al 98.7% de la población masculina. En el sector secundario y terciario se ocupa al 79.0 y 71.0%, respectivamente.


Fuente: INEGI. Resultados del XI Censo General de Población y Vivienda, 1990 INEGI.


ATRACTIVOS CULTURALES Y TURÍSTICOS
Monumentos Históricos
Convento de San Simón y San Judas y Parroquia de San Antonio de Padua.- La Iglesia y el convento de Calpulalpan se encuentran bajo la advocación de San Antonio de Padua, San Simón y San Judas, aunque aparecen esculpidos en la fachada de la Iglesia sobre el tercer cuerpo, han quedado olvidados a pesar de ser los nombres cristianos de aquella población. En la archivolta se descubre chalchihuites y guías con elementos propios de la cultura mexicana. Las dos torres también son de tres cuerpos, la del norte es la original, la otra fue construida en 1940-42. La nave tenía bóveda de medio cañón, pero el incendio provocado por los carrancistas en 1915 lo destruyó, por ello, años más tarde se construyó una bóveda plana de ladrillos.

Después de haber sido tan rico, el interior es de los más pobres, tanto el retablo como las imágenes religiosas, todo lo que se encontraba en el interior se incineró durante la revolución. Parroquia de San Antonio de Padua. El retablo destruido no era el original, más bien se colocó a fines del siglo XVIII y principios del siglo XIX. Era de estilo neoclásico, semejante al que se conserva en la actualidad en la capilla de la Tercera Orden. El primer retablo era barroco, estaba decorado en oro, incluía pinturas al óleo y esculturas de madera en bulto, un fragmento de él se conserva en buen estado, el que tiene actualmente es del segundo cuarto de este siglo.

La Capilla de la Tercera Orden.- Conserva el retablo y los altares laterales neoclásicos, así como esculturas antiguas de santos. A un costado se encuentra una pequeña capilla destinada al culto de la Virgen María, en cuyo interior se aprecian los muros y el cielo raso con decoraciones de principios del siglo. Las capillas del Rosario y de San Antonio de Padua se decoraron a mediados del presente siglo. El baptisterio es austero. Todas las naves, excluyendo la mayor, tienen cúpulas ricamente elaboradas con ladrillos y argamasa de cal y arena.

El claustro de dos plantas se conserva casi intacto con excepción de los pretiles que se modificaron. El brocal primitivo del pozo fue destruido en la década de los sesenta. Resulta necesario destacar el colorido y la belleza de las pinturas murales protegidas en los nichos de los rincones, según parecen haberse elaborado en 1764 por Sebastián de Avila. Interior de la parroquia de San Antonio de Padua. En los mismos muros de ambas plantas hay frisos típicos en blanco y negro que corren por los cuatro muros. Las columnas son dignas de mencionar. Es el único caso en Tlaxcala donde troncos gruesos de árboles se encuentran sosteniendo el piso de los corredores de la segunda planta y la techumbre del mismo nivel.

En la sacristía existe un lienzo pintado al temple en blanco y negro sobre tres muros, dividido en siete escenas que representan a seis santos, identificándose a Santa Clara, San Francisco y San Buena Ventura, la séptima es El Calvario representado en una forma exquisita, aparecen en él tres personajes con Jesús crucificado. En un pequeño portal construido en el siglo XVI, situado en el extremo sur del convento que parece haber servido de recibidor, está un mapa pintado en blanco y negro donde se aprecia el convento en una de sus etapas iniciales de construcción, al igual que las iglesias, los nombres de los pueblos en jeroglíficos náhuatl y los caminos que cubrían la parroquia en el siglo del arribo franciscano.

En la segunda planta la biblioteca presenta en sus muros pintura mural policroma del siglo XVI, las escenas son arcos de medio punto y otros pintados en negro y gris, decorados en la parte superior con elementos vegetales policromos. Enmarcan símbolos propios del cristianismo en negro. En la misma planta, en el corredor de las celdas, se encuentran expuestos tres tipos de elementos decorativos: el lienzo blanco y negro del remate, Jesucristo en la cruz pintado al óleo policromo sobre el muro, y finalmente una rica colección de pinturas de caballete que abarca varios siglos concluyendo en el siglo XIX. El atrio es amplio, la entrada al norte no deja de recordar los templos prehispánicos de los indios, ya que la escalinata está construida con las mismas piedras de los recintos ceremoniales, propiciando la forma de una pirámide semicircular. Fue en el año de 1608 cuando la iglesia se concluyó, como lo indica una inscripción en la parte exterior del coro.

Zona arqueológica Yehualica (Cerro redondo).- Se ubica en el extremo norte de la sierra nevada, dentro de los límites del municipio perteneciente a Calpulalpan, el sitio arqueológico Yehualica está asentado sobre la cima del cerro homónimo del que es uno de los palacios de Netzahuacóyotl.

El cerro es una meseta boscosa de apariencia plana con pequeños valles cultivados y montículos naturales de escasa altura, la pendiente del terreno es de 14° rumbo norte. Desde cualquier punto geográfico que se le observe presenta una forma redonda, motivo causal del nombre náhuatl “Cerro redondo”. El sitio total es de 180 X 150 m, fue delimitado hasta donde abarcan los elementos cerámicos y arquitectónicos. Es clara la presencia de 8 estructuras. El edificio mayor conserva su orientación NS, el cual se construyó sobre elevada formación de origen natural de escasa altura a la que se agregaron piedras pegadas con lodo de tal forma que pudiera completarse el núcleo. Está formado por un cuerpo de paredes talúdicas de base octagonal.

El revestimiento es de piedras angulares, algunas talladas y pegadas con lodo, en otras partes todavía pueden observarse la presencia de estuco aplicado encima. El material de construcción fue extraído del mismo macizo rocoso ubicado 100 m, al SW. En la parte superior existen restos de unos diez cuartos pequeños comunicados por accesos cortos y angostos, como parte del conjunto hay una estructura que por su altura parece haber sido la sala más importante del edificio con relación al resto del mismo, al frente de ésta se encuentra un orificio circular de lo que parece ser un pozo con el contorno de piedra.

Casi todo el contorno del edificio está rodeado en su extremo superior por una ancha muralla de 2 m, de espesor y una altura de 50 m. Es seguro que llegó a tener almenas como la muralla de Tenochtitlán o Huexotla, de igual forma en Texcoco los palacios o cillan estaban “limitados por anchas murallas”. Sobre la esquina noreste aparecieron restos de un muro de menor espesor y material diferente, está construido con tezontle rojo, donde se utilizó cal y tierra, se revistió por ambos lados con estuco de cascajo fino del mismo color que el tezontle, materiales que pudieron haberse importado del nicho ecológico del Mal País, lugar muy cercano. Las construcciones se atribuyen a “los obreros mayores o arquitectos Xilomatzin, señor de Culhuacan y Moquihuitzin, de Tlatelolco”.

Zona arqueológica La Herradura.- Heredera de la Cultura teotihuacana - acolhua.- Antes de ser habitada la región noroeste del actual estado de Tlaxcala, ésta representó, para la gente que habitaba la cuenca del valle de México y otros grupos prehispánicos, una zona importante de paso o corredor, que permitía transitar hacia el Golfo y Sur de mesoamérica con fines de intercambio comercial. Calpulalpan integró un punto de dicho corredor. Esta región fue ocupada en un periodo muy tardío. La recién explorada zona arqueológica de La Herradura, parece confirmar lo anterior, pues en este lugar se han encontrado restos de la cultura teotihuacana, correspondiente al llamado periodo clásico, así como también elementos de la cultura acolhua en un periodo postclásico. Los hallazgos en esta zona comprenden desde plataformas piramidales, diversas áreas habitacionales y otros elementos de uso común. Esta área se encuentra aún en investigación por parte del Instituto Nacional de Antropología e Historia.

Zona arqueológica Tecoaque.- En este sitio arqueológico, cuyo nombre se deriva de las voces náhuatl tetli-piedra y coac-serpiente y que-plural. Por lo cual significa “en donde están las serpientes de piedra”. Tecoaque es un sitio arqueológico culturalmente ligado al dominio y expansión de Teotihuacán, el cual atravesó una considerable porción del norte del actual estado de Tlaxcala y fue por donde transitaban sus comerciantes rumbo al sureste de Mesoamérica. Por tal motivo, la vida cultural del sitio empezó probablemente con Tetotihucán, alrededor del año 100 a.C. El sitio se localiza en los llanos de Calpulalpan, sobre una planicie fértil, propia para el cultivo, actividad indispensable para el desarrollo de las altas culturas mesoamericanas.

La localización especial del sitio corresponde al modelo teotihuacano de ciudad o poblado, en espacios abiertos como son los valles. Hasta ahora se han explorado aproximadamente 800 metros cuadrados y un total de once montículos de pequeño tamaño. Sin duda Tecoaque fue un sitio de carácter habitacional, en cuya construcción se empleó considerablemente el tezontle y como adhesivo mortero de cal y arena. Sus recintos habitacionales tienen una disposición rectangular y son flanco de un patio de similar forma, creando de esta manera una unidad cerrada comunicada al exterior mediante un pequeño pasillo. Al centro de la zona arqueológica se localiza un conjunto de montículos y pequeñas plataformas que, indudablemente estuvieron ligadas a actividades y funciones religiosas.

Zona arqueológica Los Cerritos.- Situada a 2 km. al oeste de la población de Calpulalpan, ésta zona pertenece, en sus primeras etapas constructivas, a la cultura teotihuacana y, posteriormente, a la mexica. Es evidente el paso de grupos españoles por este lugar durante la etapa de la conquista.

Haciendas

Amantla.- En la actualidad la hacienda en su mayor parte está en ruinas, pues ya no cuenta con cubiertas, además de que se encuentran muy deteriorados los interiores. El ancho de los muros es de 70 cm, la construcción es de un nivel. Los espacios arquitectónicos con que contaba esta hacienda son: troje, tinacal, machero y calpanerías o (casas de los peones), su producción principal era agrícola y pulquera. La construcción se calcula fue en el siglo XVIII. Los materiales que integran la construcción de la hacienda son principalmente piedra y adobe. Amantla está construida en un valle y en una zona topográfica de llano.

Coesillos.- A la fecha sólo cuenta con unos paredones, ya que en años anteriores se nota que la demolieron; actualmente, se encuentra funcionando un vivero de la SAGAR, se puede observar que la construcción estaba constituida por un sólo nivel, cuyos muros tenían un ancho de 0.7 cm.

Los espacios arquitectónicos propios de la hacienda fueron: troje, capilla, calpanerías, o (casas de los peones), la casa del hacendado y de corrales. La actividad de esta hacienda era pulquera. La época de construcción de esta hacienda data del siglo XVIII. Los principales materiales de construcción son de piedra y adobe. La hacienda se construyó en un valle y una área topográfica de llano.

Mazapa.- Esta hacienda en su época fue muy grande. Actualmente, sólo en lo que fue la calpanería de la hacienda, se encuentra el 80% de la población de Mazapa. Aún cuenta con la entrada principal que es la misma entrada a la población. En la actualidad el régimen de propiedad es privado. Los espacios arquitectónicos de la hacienda fueron: troje, tinacal, machero, capilla, calpanería o casa de los peones, casa del hacendado y corrales. La principal producción de esta hacienda era agrícola y pulquera. Por su gran tamaño la hacienda se construyó en dos épocas, en el siglo XVIII y XIX. La infraestructura de dicho inmueble se encuentra en malas condiciones, pero aún puede ser restaurable. Los principales materiales que se utilizaron para esta construcción fueron el ladrillo, la piedra y adobe. Detrás del sistema constructivo tuvo apoyos como muros de cantera y mampostería, así como columnas de cantera, contrafuertes en mampostería y con cerramientos de platabanda y en arco; sus cubiertas son planas, en viga de madera y terrado. Su principal peculiaridad es que se construyó en una zona montañosa y topográficamente en ladera.

San Bartolomé del Monte.- En proceso de restauración. Como consecuencia, a sufrido bastantes alteraciones tanto exteriores como interiores, debido al cambio de cubierta original por concreto, así como al cambio y aumento de columnas. Los espacios arquitectónicos correspondientes a la hacienda son: troje, tinacal, machero, capilla, calpanerías o c asas de los peones y la casa del hacendado. La hacienda, en su época de apogeo, se caracterizó por una producción agrícola y pulquera. Se construyó durante el porfiriato. Los materiales que se utilizaron para la construcción de dicha hacienda fueron piedra, ladrillo y mixto; sus cubiertas son planas en madera y ladrillo, y abovedadas cupulares en ladrillo. En los sistemas constructivos cuenta con apoyos en muros, en mampostería, aparejos, tapia y mixtos y en adosados en cantería, mampostería y aparejos. También cuenta con cerramientos de platabanda y arco, tiene cubiertas en viga de madera y ladrillo terrado, viga acero y terrado y, por último, cubierta de losa de concreto, en lo que se refiere a bóvedas éstas son de cañón. La hacienda se construyó en una zona de lomeríos, y topográficamente en una ladera.

San Cristóbal.- Actualmente, su régimen de propiedad es privado. Cuenta con tres columnas de madera en el patio interior. Los espacios arquitectónicos que la distinguían, fueron: troje, tinacal, machero, establo, capilla y casa del hacendado. En esa época su principal producción era agrícola y pulquera. Su construcción data del siglo XIX; los materiales originales de construcción fueron muros corridos en piedra, ladrillo y mixtos, así como columnas y pilastras aisladas en ladrillo y madera, tenían cubiertas, planas en madera y ladrillo así como también cubiertas abovedadas cupulares en ladrillo. Los sistemas constructivos empleados fueron muros de mampostería, aparejo y mixtos; en los cerramientos se utilizó plantabanda y arcos; las cubiertas fueron planas con viga de madera y ladrillo terrado, así como cubiertas abovedadas en cañón con lunetos, la hacienda se construyó en una zona montañosa, topográficamente en una ladera.

San Miguel Calpulalpan.- En la actualidad la infraestructura de la hacienda se ha remodelado, aún así se conserva muy poco de su estructura original. Constituye una propiedad privada. Los espacios arquitectónicos con que contaba la hacienda son: troje, tinacal, machero, establo, calpanerías o casas de los peones, casa del hacendado y de corrales; el principal tipo de producción era pulquera. La época de construcción fue en dos etapas durante los siglos XVIII y XIX. Los principales materiales que se utilizaron para la construcción de esta hacienda fueron, muros de ladrillo y adobe, en columnas y pilastras fueron de ladrillo, en arcos y platabanda se utilizó también el ladrillo, en cubiertas planas fueron hechas en madera y ladrillo; los sistemas empleados en muros fueron de mampostería y aparejos, en columnas, mampostería; en cerramientos se utilizó el sistema de plantabanda y arcos; en las cubiertas planas se utilizó la viga de madera y ladrillo terrado, esta hacienda se construyó en una zona geográfica de llanos entre montañas.

Zoaquipan.- En la actualidad la infraestructura de esta hacienda se encuentra dividida entre varios propietarios, además de que gran parte de ella está en ruinas, el régimen de propiedad es privado.

Las principales áreas de construcción con que cuenta la hacienda son: troje, tinacal, macheros, capilla, calpanerías, casa del hacendado y corrales. El principal tipo de producción era agrícola, ganadera y pulquera, la época de construcción corresponde al siglo XIX. Los materiales que se emplearon en muros fueron ladrillo y adobe; en columnas pilastras ladrillo en arcos y plantabanda se utilizó la madera y ladrillo; en cubiertas se utilizaron madera y teja, así como ladrillo y madera. Los sistemas de construcción empleados utilizados en muros fueron la mampostería y aparejos; en columnas y pilares, aparejos en cerramientos; dintel, platanbanda y arcos. En las cubiertas el sistema constructivo que se empleó en planas fue de vigas de madera y teja, viga de madera y ladrillo terrado y en bóveda de cañón con lunetos. Se construyó en una zona geográfica de llanos entre montañas.

Fiestas, Música, Danzas y Tradiciones

En el estado de Tlaxcala las danzas y la música típica tradicional, se relaciona primordialmente con las festividades religiosas paganas y con las festividades del carnaval. Ambas son parte de la identidad comunitaria e histórica del pueblo tlaxcalteca.

La música y las danzas se heredan de una generación a otra ya sea como danzante o como interprete, aunque los que participan directamente son realmente grupos reducidos de personas, una gran parte de la población de cada comunidad participa tradicionalmente como espectador o colateralmente en la organización y preparación de los festejos.

Festejos de carnaval.- En Calpulalpan, las danzas de los negros “los negritos” bailando cuadrillas son parte esencial de los festejos del carnaval. La música se crea con la sola utilización de un violín, los sones que tradicionalmente se ejecutan llevan el nombre del corte de la danza que se está ejecutando, así se hallan nombres como “el saludo”, “la presentación”, “la promesa”, “son cruzado”, “la cadena”, “punteando”, “la cruz”, “respaldeado”, “pespunteado”, “media vuelta”, “vuelta entera”, entre otros. El traje típico en el municipio de Calpulalpan es carnavalesco, el cual consta de levita (prenda masculina, traje obscuro largo), el cual está complementado por un sombrero de copa, un paraguas negro y sin faltar la tradicional máscara de madera tallada, las cuales pueden ser con ojos fijos o movibles.

Festejos Patrono del lugar.- La celebración es en honor al Santo Patrono San Antonio de Padua, inicia con el novenario, en el trayecto de los 9 días se realizan dos sesiones diariamente a las 6 horas, el recorrido diario comienza saliendo del templo y se dirige a alguna casa o comercio, que con las autoridades solicita que el Santo Patrono visite su casa o establecimiento. Es importante mencionar que en el lugar de visita el Santo Patrono permanece todo el día para después regresarlo al templo por la tarde en una procesión.

Los días 13, 14 y 15 de junio, a partir de las 19 horas, se realizan en el auditorio ejidal peleas de gallos. Una hora más tarde queman fuegos pirotécnicos en el atrio del templo donde pueden apreciarse castillos, cascadas y toritos. Al final se organiza el tradicional baile popular en el auditorio municipal, el cual es amenizado por grupos de música moderna. Alrededor de la plaza principal, como es tradicional, se instalan juegos mecánicos, puestos de artesanías, pequeñas fondas y los tradicionales puestos de pan de fiesta.

Artesanías

La especialidad artesanal en el municipio, es la elaboración de los instrumentos musicales de cuerda como guitarras, vihuelas, requintos y violines. Para la elaboración de este tipo de instrumentos se utiliza como materia prima la madera ojo de paja, de ébano, de nogal, de palo escrito, de cirlote, de jicarilla, de cedro, madroño, de oyamel, etc. Además de cuerdas, concha de mar, resistol y barniz; como herramientas se utilizan: el cepillo, el martillo, desarmador, pinzas y lijas, etc. Además, se han establecido talleres para la elaboración de artículos de mimbre y carrizo.

Gastronomía

En el municipio su gastronomía es variada y exquisita. Entre los alimentos que se pueden disfrutar son la auténtica barbacoa de carnero, de pollo, de hoyo o en mixiote; de las sopas la de flor de calabaza, nopal, hongos, y de los exquisitos quiotes con huevo; no podían faltar los deliciosos gusanos maguey, blancos y rojos. También se disfruta la auténtica bebida de pulque natural y la bebida el verde de Tlaxcala. Además de los exquisitos platillos no pueden faltar los deliciosos postres, como los muéganos con panela y las conservas de frutas de la región como el capulín, tejocote, ciruela, durazno y pera.

Atractivos Turísticos

El municipio de Calpulalpan se encuentra integrado en la ruta turística “Calpulalpan y el Poniente”. Esta ruta muestra la riqueza comercial del área, algunas zonas arqueológicas e importantes cascos de hacienda. El municipio se localiza a 65 Km. de la ciudad de Tlaxcala y a 66 Km. de la ciudad de México por la carretera federal México-Veracruz.

Calpulalpan le ofrece a sus visitantes regionales, nacionales y extranjeros, lugares y aspectos interesantes para conocer y disfrutar, los cuales prometen ser un verdadero agasajo, visítelos.

Zona Arqueológica La Herradura.- Localizada entre las calles Ocampo y periférico Emilio Sánchez Piedras, es la más importante de las recién exploradas zonas arqueológicas en Tlaxcala.

Zona Arqueológica Los Cerritos.- Situada a 2 Km. al oeste de la población de Calpulalpan.

Zona Arqueológica Tecoaque.- Localizada a 4 Km. al este de la zona arqueológica Los Cerritos.

Templo y Ex-convento de San Antonio.- Las dos construcciones se encuentran localizadas en el centro de la población, entre las calles de 5 de mayo y General Galeana.

Templo y Ex-convento de San Simeón y Judas.- Ubicados en la calle Cristóbal Colón s/n.

Templo de la Virgen del Carmen.- Situado en la calle Cristóbal Colón s/n.

Portal Cementerio.- Se encuentra en la calle independencia No.14.

Templo Calvario.- El templo esta ubicado en la calle Porfirio Díaz y Mariano Matamoros.

Fuente Manuel Roldán.- Ubicada en las calles Plaza de la Constitución e Independencia.

Capilla de San Antonio.- Localizada sobre las calles Av. Allende y Progreso.

Capilla de San Bartolomé.- Ubicada en la localidad del mismo nombre.

Capilla de San Cristóbal. Situada en la localidad de San Cristóbal.

Troje San Miguel Calpulalpan.- Se localiza en el centro del municipio, es propiedad privada.

Templo de Zoaquipan.- Ubicado en la localidad del mismo nombre.

Ex-convento Habitación.- Ubicado en la calle Francisco Javier Mina No.7.

Fuente Carlos García Yáñez.- Se ubica en la calle Ignacio Zaragoza s/n, esquina Ignacio Matamoros.

Capilla de la Tercera Orden.- Localizada en la calle Cristóbal Colón s/n.

Portal Cinco de Mayo.- Ubicado en la calle 5 de mayo s/n.

Tinacales 1 y 2 de Mazapa.- Se ubican en la localidad de San Antonio Mazapa.

El Mesón.- Data del siglo XX se ubica en el área de la cabecera municipal.

Cine Mendoza.- Data del siglo XX y se ubica sobre la calle Ignacio Zaragoza No.11.

Servicios Turísticos

Calpulalpan le ofrece a sus visitantes durante todo el año, una infraestructura hotelera con diversos servicios para su disfrute y estancia placentera en el Municipio o la Región.
Hotel Categoría Ubicación Teléfono Servicios
Paraíso *** Km. 77.5 carretera México-Veracruz 9 18 07 07 Restaurant Estacionamiento
Los Pinos * Km. 79.5 carretera México-Veracruz 9 18 16 10 Restaurant Estacionamiento


En Calpulalpan, además podrá disfrutar la exquisita gastronomía tlaxcalteca, regional o internacional, en diversos restaurantes ubicados en el municipio.
Restaurantes Ubicación Teléfono
El Edén
Cocina: Regional Km. 77.5 Carretera México-Veracruz. 9 18 07 07
El Dorado
Cocina: Mexicana Carretera México- Veracruz 9 18 11 37
Pepe’s
Cocina: Rápida Leona Vicario No.7. 9 18 04 53
Las Vías
Cocina: Mariscos Km.77.5 Carretera México-Veracruz. 9 18 07 06
La Parroquia
Cocina: Mexicana 5 de mayo y galeana, altos 9 18 04 84
Dac's
Cocina: Mexicana Plaza de la Constitución No. 3 9 18 15 42
Ricardo’s
Cocina: Mexicana Km. 57, carretera México Veracruz 9 18 05 64
Fuente: SECTUR Guía Turística, Te Queremos en Tlaxcala 2000.


GOBIERNO
Principales Localidades
Calpulalpan, cabecera municipal con un total de 25,903 habitantes, su principal actividad se encuentra en la agricultura ganadería,comercio y servicios.

Mazapa, con un total de 1,537 habitantes, su principal actividad se encuentra en la industria manufacturera y construcción.

San Felipe Sultepec, con un total de 1,078 habitantes, sus principales actividades se encuentran en la agricultura, ganadería, Silvicultura y pesca.

San Marcos Guaquilpan, con un total de 1,335 habitantes, sus principales actividades se encuentran en la agricultura, ganadería, Silvicultura y pesca.

Santiago Cuaula, con un total de 1,725 habitantes, sus principales actividades se encuentran en la agricultura, ganadería, Silvicultura y pesca.

Caracterización del Ayuntamiento

De acuerdo a lo establecido en el artículo 87 de la Constitución Política del Estado Libre y Soberano de Tlaxcala; los Ayuntamientos se compondrán de un Presidente Municipal, un Síndico y los Regidores que determine la Ley, nombrados cada tres años en elección directa calificada por el Congreso en los términos que la propia Ley prescriba.

Ayuntamiento 1999-2002

Presidente Municipal
Síndico
7 Regidores de Representación Proporcional.

Para analizar y resolver los problemas del municipio y para vigilar que se ejecuten las disposiciones y acuerdos del ayuntamiento, se conforman las comisiones administrativas necesarias. Art. 37 y 38 de la Ley Orgánica Municipal.
Comisiones del Ayuntamiento Responsable
Comisión de Hacienda. Síndico
Comisión de Gobernación. Segundo Regidor
Comisión de Educación Pública. Tercer Regidor
Comisión de Salud Pública y Desarrollo Social Primer Regidor
Comisión de Desarrollo Urbano, Obras Públicas y Ecología Cuarto Regidor
Comisión de Desarrollo Agropecuario Quinto Regidor
Comisión de Fomento Industrial, Comercial, Turístico y Artesanal Séptimo Regidor
Comisión de Protección y Control de Patrimonio Municipal Síndico
Comisión de Seguridad Pública, Vialidad y Transporte. Sexto Regidor
Fuente: H. Ayuntamiento, 1999-2002

Organización y Estructura de la Administración Pública Municipal

La ley Orgánica Municipal del Estado Libre y Soberano de Tlaxcala, contempla facultades para autoridades y funcionarios del Ayuntamiento.

Presidente municipal.- Ejecuta los acuerdos del Ayuntamiento. Vigila la recaudación de la hacienda municipal, cuidando que su aplicación se realice con probidad y honradez y estricto apego al Presupuesto de Egresos. Nombra y remueve, de conformidad con la Ley respectiva, al personal administrativo del Ayuntamiento. Coordina a los Consejos y comisiones municipales y Aplica las disposiciones de los bandos y reglamentos municipales.

Síndico.- Realiza la procuración, defensa y promoción de los intereses municipales. Representa al Ayuntamiento en los procedimientos judiciales y administrativos que éste promueva o que se promuevan en su contra. Vigila la aplicación del Presupuesto de Egresos Municipales. Vigila que se envíen cada mes, las cuentas públicas para su revisión a la Contraloría Mayor del Ingreso y Gasto Públicos del Congreso del Estado.

Regidores de representación proporcional.- Proponen al ayuntamiento medidas para el mejoramiento de los servidores municipales. Vigilan y controlan los ramos de la administración que les encomiende el Ayuntamiento, debiendo informar a éste de sus gestiones. Suplen al Presidente municipal, en sus faltas temporales, en el orden de preferencia determinado en la Ley.

Secretario del ayuntamiento.- Tiene a su cargo las actividades administrativas del Ayuntamiento. Realiza los proyectos de las convocatorias, que firmará el Presidente Municipal, a sesión de cabildo para los integrantes del Ayuntamiento y ponerlas en su conocimiento. Acredita, requisita y expide, conforme a derecho, los documentos emanados del Ayuntamiento. Se encarga del control de los asuntos encomendados a las comisiones y organismos auxiliares para tener un seguimiento preciso de sus avances, a efecto de poder informar al Ayuntamiento cuando sea el cas. Vigila que se cumpla el Reglamento Interior del Ayuntamiento.

Tesorero municipal.- Recauda y administra las contribuciones y participaciones que por Ley le corresponden al municipio. Vigila el cumplimiento de leyes, reglamentos y disposiciones administrativas y fiscales. Coadyuva con el interés de la Hacienda Municipal. Lleva la contabilidad del Ayuntamiento y Remite mensualmente a la Contraloría Mayor del Ingreso y Gasto Público, los estados financieros del Ayuntamiento.

Autoridades Auxiliares

El funcionamiento del Ayuntamiento se apoya en las tareas que conforme al Artículo 9 de la Ley Orgánica Municipal, desempeñan los Presidentes Municipales Auxiliares.

Mediante la figura Político-Administrativa del Presidente Municipal Auxiliar, en las localidades de los municipios se busca la participación de la ciudadanía en la toma de decisiones y en las acciones mismas de la administración pública.
Localidad Tipo de Elección
Col. El Mirador Voto Constitucional
Col Francisco Zarabia Voto Constitucional
Col. Alfonso Espejel Voto Constitucional
San Mateo Actipan Voto Constitucional
San Felipe Soltepec Voto Usos y Costumbres
San Marcos Guaquilpan Voto Constitucional
Santiago Cuaula Voto Usos y Costumbres
San Cristóbal Zacatelco Voto Constitucional
La Venta Voto Usos y Costumbres
La Soledad Voto Constitucional
San Antonio Mazapa Voto Usos y Costumbres
Santa Isabel Mixtitla Voto Usos y Costumbres
Gustavo Díaz Ordaz Voto Usos Y Costumbres
Fuente: Instituto Electoral de Tlaxcala, IET 2000.

Regionalización Política

Distrito electoral local.- Calpulalpan pertenece al Distrito XIII, con cabecera en este municipio comprendiendo las secciones electorales 078 a 099, también pertenecen a este distrito el municipios de Nanacamilpa de Mariano Arista.

Distrito electoral federal.- En la nueva distribución, el municipio de Calpulalpan se incorpora al distrito electoral federal II, mismo que se integra con 18 municipios.

Reglamentación Municipal

De acuerdo con la información proporcionada por el H. Ayuntamiento 1999-2002, en el Municipio de Calpulalpan, se aplican los siguientes reglamentos.

Bando de Policía y Buen Gobierno
Reglamento Interior del Ayuntamiento
Reglamento de Obras Publicas
Reglamento de Zonificación y Uso de Suelos
Reglamento de Fraccionamiento y Municipalización
Reglamento Protección Civil
Reglamento de Espectáculos y Diversiones Públicas
Reglamento de Expendio de Bebidas Alcohólicas
Reglamento de Ecología y Protección al Ambiente
Reglamento de Alcantarillado, Agua Potable y Saneamiento
Reglamento de Policía Preventiva
Reglamento de Seguridad Pública
Reglamento de Justicia Cívica Municipal

Cronología de los Presidentes Municipales
Nombre Periodo
Francisco Espejel 1950-1952
Ángel Carrasco G. 1953-1955
Pedro López R. 1956-1958
Timoteo Duran 1959-1961
Salvador Espejel E. 1962-1964
J. Guadalupe Jiménez Trejo 1965-1967
José Hernández E. 1968-1970
Salvador Evarneros 1971
José Luis Espejel 1972-1973
Wiliulfo Candia 1974-1976
Alejandro Espejel Reyes 1977-1979
Rodolfo Gallardo Hernández 1980-1982
Adolfo Tejeda Morales 1983-1985
Juan Manuel Cruz García 1986-1989
Jorge Cervantes 1989-1992
Noé Rodríguez Roldán 1992-1995
Noé Galán Hernández 1995-1998
Aurelio Brindis Mellado 1999-2002
Vicente Hernández Roldán 2002-2005
Aurelio Brindis Mellado 2005-2008
Juan Antonio Garcia Espejel 2008-2011
Fuente: H Ayuntamiento.

BIBLIOGRAFÍA
Aguilera, Carmen. Tlaxcala Una historia compartida. Los Orígenes, Antropología e Historia, Tomo 5, Gobierno del Estado de Tlaxcala y CONACULTA, México1991.
Anaya Monroy, Fernando. La Toponimia Indígena en la Historia y la Cultura de Tlaxcala. UNAM, México 1963.
Artigas, B. Juan. Capillas abiertas aisladas de Tlaxcala. Instituto Tlaxcalteca de la Cultura. UNAM. México 1985.
Centro de Estudios Municipales. Los Municipios de Tlaxcala, Secretaría de Gobernación y Gobierno del Estado de Tlaxcala, México 1987.
Comisión Nacional del Agua. Gerencia Estatal en Tlaxcala, Subgerencia de Ingeniería y Apoyo Técnico, Tlaxcala 2000.
Consejo Estatal de Población. Area de Estudios en Población y Análisis Demográficos. Población Indígena en el Estado de Tlaxcala. Cuadernos municipales, ediciones 1993, 1994 1995, 1996, 1997 y 1998, INEGI, Tlaxcala 2000.
Consejo Estatal del Deporte, Instalaciones y Centros Deportivos existentes en cada uno de los Municipios del Estado, Tlaxcala 2000.
Coordinación de Planeación para el Desarrollo del Estado de Tlaxcala. Servicios Públicos en los 60 Municipios del Estado, Tlaxcala 2000.
Coordinación General de Comunicación Social del C. Gobernador del Estado. Información de los medios de Comunicación existentes en el Estado, Tlaxcala 2000.
Coordinación de Radios Cine y Televisión de Tlaxcala, Dirección General, Medios de Comunicación en el Estado, Tlaxcala 2000.
Cuéllar Abaroa, Crisanto. La Revolución en el Estado de Tlaxcala. Tomos I y II, Instituto de Estudios Históricos de la Revolución Mexicana, México. 1975.
Cuéllar Bernal, René. Tlaxcala a través de los siglos. Costa-Amic. México. 1986.
Coordinación General de Ecología. Recursos Naturales en el Estado de Tlaxcala, Tlaxcala 2000.
Chauvet, Fidel de J. Los Franciscanos y sus Construcciones en Tlaxcala. Talleres Fr. Junípero Serra O.F.M. México, 1950.
Durán, Fray Diego. Historia de los Indios de Nueva España e Islas de la Tierra Firme. Tomos I y II, Porrúa. México.1967.
García Cook, Angel, y Merino Carrión, Beatriz Leonor, Tlaxcala, Textos de su historia.
Gobierno del Estado de Tlaxcala y CONACULTA, Tlaxcala. Una historia compartida. Los Orígenes. Arqueología, Tomo III, México 1991.
Gobierno del Estado de Tlaxcala y CONACULTA, Tlaxcala. Textos de su historia, siglo XX. Tomo 14, México 1991.
Gobierno del Estado de Tlaxcala e Instituto José María Luis Mora, Tlaxcala. Una historia compartida, siglo XIX. Tomo13, México 1991.
González Sánchez, Isabel. Haciendas y ranchos de Tlaxcala en 1712, INAH, México 1969.
Gracia, M. Ezequiel. Los Tlaxcaltecas en la Etapa Revolucionaria 1910-1917, Edición del autor, Tlaxcala 1961.
Gibson, Charles. Tlaxcala en el siglo XVI. Gobierno del Estado de Tlaxcala y F.C.E., México 1991.
González Jácome, Alba, (compiladora). La economía desgastada. Historia de la producción textil en Tlaxcala. Universidad Autónoma de Tlaxcala y Universidad Iberoamericana, México, 1991.
Hernández Xochitiotzin, Desiderio, Citlalli Hernández. Historia de un Pueblo. Gobierno del Estado de Tlaxcala, Tlaxcala 1994.
Historia de Chiautempan. Talleres Gráficos del Estado de Tlaxcala, S.A. de C.V. Tlaxcala 1990.
Historia de Tlaxcala. Paleografía, introducción, notas, apéndices e índices analíticos de Luis Reyes García, con la colaboración de Javier Lira Toledo. Universidad Autónoma de Tlaxcala-CIESAS-Gobierno del Estado de Tlaxcala. México. 1998.
Instituto Nacional de Antropología e Historia, Haciendas, tumultos y trabajadores: Puebla-Tlaxcala, 1778-1798, México 1997.
Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática, VII Censo Agrícola-Ganadero, 1991, Tlaxcala Resultados Definitivos. Tomo I, Impreso en México, 1994.
Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática, XI Censo General de Población y Vivienda, 1990. Impreso en México, 1992.
Instituto Nacional de Estadística, geografía e Informática, Conteo de Población y Vivienda 1995.
Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática, XIII Censo Industrial. Censos Económicos 1989. Tlaxcala. Impreso en México, 1991.
Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática, XIV Censo Industrial. Censos Económicos 1993. Tlaxcala. Impreso en México, 1995.
Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática, XI Censo Comercial. Censos Económicos 1994. Tlaxcala. Impreso en México, 1995.
Instituto Nacional de Estadística, geografía e Informática, Anuario Estadístico del Estado de Tlaxcala, edición 1999,
Instituto Nacional de Estudios Históricos de la Revolución Mexicana-Secretaría de Gobernación. Diccionario Histórico y Biográfico de la Revolución Mexicana. Tomo VII, México 1992.
Instituto Electoral de Tlaxcala. Ayuntamientos elegidos 1999-2001. Presidentes Municipales Auxiliares para el periodo Constitucional de 1999-2001. Presidentes Municipales Auxiliares y Tipo de Elección, Proceso Electoral 1998. Tlaxcala 2000.
Instituto Nacional de Antropología e Historia, Centro INAH, Tlaxcala, Monumentos Históricos en el Estado de Tlaxcala y Museos en Tlaxcala, Tlaxcala 2000.
Instituto Tlaxcalteca de la Cultura, Departamento de Extensión Cultural. Música y Danzas Populares Tradicionales de Tlaxcala, Tlaxcala 2000.
Ley Orgánica Municipal del Estado de Tlaxcala, artículos 32, 33, 34, 36, 40, (Decreto del Congreso No. 197, Periódico oficial del Gobierno del Estado, 4 de agosto de 1995), 41, 41-A, 41-B, 42, 47, 48, 49 y 59.
Los Municipios de Tlaxcala. Colección Enciclopedia de los Municipios de México. Secretaría de Gobernación-Gobierno del Estado de Tlaxcala, 1ra. Edición 1988.
Los Municipios de Tlaxcala. Monografías 1998 CD ROM. COPLADET-Gobierno del Estado de Tlaxcala.
Manzanilla, Lidia. Leonardo López Luján, coordinadores. Historia Antigua de México, El México Antiguo, sus áreas culturales, los orígenes y el horizonte Preclásico, Tomo I. El horizonte Clásico, Tomo II. El horizonte Posclásico y algunos aspectos intelectuales de las culturas mesoamericanas, Tomo III. CONACULTA-INAH-Porrúa, México 1994.
Martínez Baracs, Andrea. Sempat Assadourian, Carlos Tlaxcala una historia compartida, siglo XVI. Tomo siglos XVII-XVIII, Tomo 10. Gobierno del Estado de Tlaxcala y CONACULTA, México 1991.
Martínez, C. Alejandro. Lo que vi, lo que leí, y lo que me contaron de Calpulalpan. Edición del autor, México, 1986.
Monografía del municipio de Amaxac. Centro de Estudios Municipales de Tlaxcala e Instituto Tlaxcalteca de la Cultura, Tlaxcala 1986.
Monografía del municipio de Apetatitlán. Centro de Estudios Municipales de Tlaxcala e Instituto Tlaxcalteca de la Cultura, Tlaxcala 1986.
Monografía del municipio de Contla de Juan Cuamatzi. Centro de Estudios Municipales de Tlaxcala e Instituto Tlaxcalteca de la Cultura. Tlaxcala 1986.
Medellín, A. Rodrigo. Sanctórum, Resurgimiento Campesino de un Pueblo de Tlaxcala, SEP, México 1986.
Merino Carrión, Beatriz Leonor. La cultura Tlaxco, INAH. México. 1989.
Nava Rodríguez, Luis. Historia de la Ciudad de Tlaxcala. Talleres Gráficos del Estado de Tlaxcala, S.A. de C.V., Tlaxcala. 1989.
Ramírez Rancaño, Mario. Tlaxcala. Una historia compartida, siglo XX. Tomo XVI, Gobierno del Estado de Tlaxcala y CONACULTA, México 1991.
Rendón Garcini, Ricardo. Breve historia de Tlaxcala, Colegio de México y F.C.E., México 1996.
Roa Bárcenas, José María. Recuerdos de la Invasión Norteamericana Tomos I, II y III, Porrúa, México 1993.
Sahagún, Bernardino. Historia General de las Cosas de la Nueva España, de Angel García Garibay, Editorial Porrúa, México 1979.
Secretaría de Educación Pública del Estado de Tlaxcala, Infraestructura Educativa por nivel escolar, Tlaxcala 2000.
Salud de Tlaxcala, Organismo Público Descentralizado de Tlaxcala. Dirección de Planeación, Departamento de Estadística y Evaluación, Tlaxcala 2000.
SEPE. Unidad de Servicios Educativos en el Estado. Departamento de Estadística. Tlaxcala, Tlaxcala 2000.
Secretaría de Medio Ambiente, Recursos Naturales y Pesca. Delegación en el Estado, Recursos Naturales en el Estado, Tlaxcala 2000.
Secretaría de Comercio y Fomento Industrial. Delegación en el Estado. Dirección de Promoción Económica, Tlaxcala 2000.
Secretaria de Turismo, Gobierno del Estado de Tlaxcala, Guía Turística, Te Queremos en Tlaxcala, Tlaxcala 2000.
Secretaría de Turismo. Tradiciones, Costumbres, Folklore, Hechos Históricos y Atractivos Turísticos en Tlaxcala, Tlaxcala 2000.
Secretaría de Comunicaciones y Transportes, Medios de Comunicación en el Estado, Tlaxcala 2000.
Secretaría de Comunicaciones y Transportes, Gobierno del Estado de Tlaxcala. Vías de Comunicación en el Estado, Tlaxcala 2000.
Suárez de la Torre, Laura. Tlaxcala. Textos de su historia, siglo XX, Tomo 15, Gobierno del Estado de Tlaxcala y CONACULTA, México 1991.
Terán Bonilla, José Antonio. La Construcción de las Haciendas de Tlaxcala. Colección Científica. México D.F. 1996.
Universidad Iberoamericana, El Prosperato. El Juego de Equilibrios de un Gobierno Estatal (Tlaxcala de 1885 a 1911), editores Siglo XXI, México 1993.
Werner Gerd, Dr. Los Suelos en el estado de Tlaxcala, Altiplano Central Mexicano. Edición del Gobierno del Estado de Tlaxcala y Universidad Autónoma de Tlaxcala. Talleres Gráficos del Estado de Tlaxcala, S.A. de C.V. 1989.

CRÉDITOS
Lic. Héctor Israel Ortiz Ortiz
Gobernador del Estado de Tlaxcala.
Prof. Lic. Aarón Méndez Sánchez.
Director General del
Instituto Tlaxcalteca de Desarrollo Municipal


Instituto Tlaxcalteca de Desarrollo Municipal "ITDEM"

C. Prof. Lic. Aarón Méndez Sánchez.
Director General del “ITDEM”
C. Econ. Luís Fabián González Rodríguez
Asesor del “ITDEM”
C. MVZ. Enrique Ramírez de la Vega.
Jefe del Departamento Jurídico y Desarrollo Municipal.
C. C.P. José Wiliúlfo Hernández Gálvez.
Jefe del Departamento de Investigación Municipal.
C. Lic. Marco Antonio Samayoa Luna.
Jefe del Departamento de Administrativo.
C. Lic. Leonides Hernández Hernández.
Jefe de Departamento de Gestión y Capacitación Municipal.
Casa del Parque de la Juventud / (01-246) 46-22999 y 46-22769.
Tlaxcala de Xicohtencatl, Tlaxcala / C.P.90000.


--------------------------------------------------------------------------------

Enciclopedia de los Municipios de México
Tlaxcala
© 2008. Instituto Nacional para el Federalismo y el Desarrollo Municipal,
Gobierno del Estado de Tlaxcala

CALPULALPAN