Enciclopedia de los Municipios de México
ESTADO DE TLAXCALA
APIZACO
Apizaco en línea
NOMENCLATURA
Denominación
Apizaco

Toponimia

Apizaco proviene de la lengua náhuatl y significa “lugar de agua delgada” o “riachuelo”. Se integra con la raíz de la palabra atl, que quiere decir “agua”; así como con la palabra Ptzacalli, que significa delgado o delgada, y la final locativa co.

Glifo



HISTORIA
Reseña Histórica
Epoca Prehispánica

Los cazadores nómadas dejaron testimonio de su presencia en Apizaco, hace casi 10 000 o 12 000 años, mediante una pequeña “lasca” retocada, que en asociación con paleofauna fue encontrada por el arqueólogo Rafael Abascal, en un sitio que se localiza a escasos 8 kilómetros al sudoeste de la cabecera municipal. La lasca se halló en una capa fosilífera menos profunda, que la que guardaba la punta de proyectil tipo “clovis”, descubierta en San Juan Chaucingo del municipio de Santiago Tetla, de similar antigüedad.

Sin embargo, estos nómadas no se establecieron en el territorio del actual municipio de Apizaco, sino más bien continuaron su recorrido hacia El Bloque Tlaxcala, la sierra La Caldera, El Bloque Nativitas y el extremo oeste, limítrofe con Calpulalpan, donde hallaron condiciones más propicias para transformarse en núcleos sedentarios, quienes irán constituyendo asentamientos hasta conformar la República de Tlaxcala. Durante varios milenios, el territorio de Apizaco permaneció deshabitado.

No sería sino hasta las fases Texoloc y Tezoquipan, que el territorio de Apizaco lo ocuparon grupos humanos que han dejado vestigios arqueológicos pertenecientes a estas fases, además de otros asentamientos que pertenecieron al corredor teotihuacano durante la fase Tenanyecac. Solamente hacia el año 650 d.c., se encuentran referencias a tres sitios pertenecientes a la fase cultural Texcalac: San Miguel Contla, que se localiza al sudeste de la cabecera municipal; otro sitio en la cumbre y laderas del cerro Ahuatepec, al norte de la ciudad de Apizaco y, finalmente, el de la loma de Santa María Texcalac, que dio nombre a esta fase. De las tres poblaciones citadas, la del cerro Ahuatepec y la de Santa María Texcalac formaron parte del corredor teotihuacano.

Los asentamientos teotihuacanos del corredor comercial que tiene por extremos los actuales puntos geográficos de Apizaco y Huamantla, se enfrascan en una pugna con la metrópoli buscando la autonomía y el control del intercambio interregional, lo que se traduce en la desestabilización de Teotihuacán, que por otras causas, también comienza a perder la hegemonía en la cuenca del valle de México.

La Colonia. La región de Apizaco, al igual que otras de Tlaxcala, no escapó a la penetración española procedente de Puebla, que más tarde formaría enormes latifundios, violando la prohibición inicial que impedía el establecimiento de españoles en tierras de Tlaxcala. Una forma de hacerse de estancias, ranchos y haciendas, fue el método de las “composiciones”, que representaba el reconocimiento de la posesión de tierra indígena por los españoles, mediante compras fraudulentas que legalizaba la autoridad real, con la finalidad de obtener recursos para sostener las contiendas bélicas en Europa.

Los frailes, fundadores de pueblos, congregaban caseríos dispersos, anteponiendo a los nombres indígenas, el de los santos de su predilección. Así, la población de San Luis Apizaco (hoy Apizaquito), se fundó en 1543 por los españoles Luis García Nájera y Luis Becerra, quienes además de anteponer su nombre al de Apizaco, hicieron de San Luis, el Santo Patrono de la localidad.

Entre los colonos españoles que se asentaron en Apizaco, destacó Francisco López Arroñez, quién estableció el obraje textil más importante de Tlaxcala. La factoría contaba con una hacienda de sustanciales dimensiones, donde pastaban las ovejas que producían la lana para la factoría. La producción de lana fue de tal magnitud que los sobrantes se vendían a otras factorías, siendo una fuente secundaria de ingresos.

La bonanza de la empresa era tal, que los obreros indígenas que ahí laboraban bajo contrato, tenían vivienda proporcionada por la empresa y comida que provenía de la producción cerealera de la misma y del ganado mayor que también servía para este fin. La cocina estaba a cargo de empleados especializados para preparar carne, tortillas, etc., para los trabajadores, quienes además tenían como una prestación adicional, velas para iluminar sus viviendas durante la noche. El orden estaba a cargo de un mayordomo español, quien contaba con una cárcel para castigar a los delincuentes y a los obreros faltistas. La factoría auguraba un futuro promisorio para los pobladores de San Luis Apizaco, incluso durante la Colonia llegó a otorgársele la categoría de cabecera de partido.

La prosperidad de San Luis Apizaco iba en aumento, pues religiosamente se le consideró un curato de la diócesis. Sin embargo, la formación del Mayorazgo de la familia Gorozpe cortó el desarrollo de la población, que quedó situada dentro del mismo, sin posibilidades de ampliar su fundo legal, convirtiendo a los vecinos en auténticos feudatarios de la familia citada. La población fue languideciendo, hasta que en 1871 apenas contaba con medio millar de habitantes, dedicados a las faenas del campo, el comercio y algunos oficios.

Apizaco, como el ave fénix, volvería a renacer de sus cenizas. El viejo camino de Veracruz a México, que pasaba por Apizaco, era la ruta mediante la cual los comerciantes del altiplano intercambiaban sus productos con los del Golfo de México, e incluso con los de Centroamérica. Fue el camino que usaron los recaudadores de tributos tenochcas, cuando expandieron la dominación hacia otros horizontes más lejanos. Veracruz fue la puerta por donde entró Hernán Cortés con rumbo a Tenochtitlán. Por Veracruz llegaron los decretos del Consejo de Indias, por ahí mismo llegaban las mercancías europeas, previa autorización de la Casa de Contratación de Sevilla. De México, vía Veracruz, salían el oro, la plata y los cueros de animales, rumbo a España. A lo largo de ambos puntos camineros fueron surgiendo “ventas”, posadas y mesones que atendían a viajeros, carretas de carga y recuas.

La Reforma. El 1º de marzo de 1866, Guillermo Lloyd entrega su informe sobre el adelanto de las obras ferroviarias, indicando que no había ningún problema para tender los rieles de Apizaco a México. Agregaba que se podía avanzar 2 millas diarias, siempre y cuando les fueran entregados los durmientes con prontitud. Calculaba Guillermo Lloyd que a principios de junio podrían circular los trenes de Apizaco a México, y el ramal hacia Puebla, en agosto.

Los técnicos del ferrocarril y los empresarios, decidieron construir el tramo Ciudad de México-Apizaco. Para ello establecieron un campamento en la región, al que simplemente le adjudicaron el nombre de la población más cercana: San Luis Apizaco. Ésta, más tarde, terminaría en diminutivo, y el campamento se apropiaría del nombre. Nunca pensaron los técnicos del riel que estaban fundando una de las más importantes ciudades de la República Mexicana. Por ello, no levantaron acta de la fundación, ni pidieron cédula real a ninguna autoridad.

El historiador y cronista de Apizaco don Luis Nava, ha señalado que la primera fe de bautismo de un ciudadano apizaquence que existe en el archivo de la parroquia de Tetla, está fechada el 21 de diciembre de 1867. De ésta testimonial se deduce que el campamento de Apizaco debió establecerse, cuando menos el año anterior a esa fecha.

Aunque la discusión sobre la fecha de la fundación no ha cesado, la mayoría de los apizaquenses consideran como fecha fundacional de Apizaco el 1 o de marzo de 1866, cuando el Ing. Guillermo Lloyd escribió su informe al Ministro de Fomento sobre los adelantos de la construcción del ferrocarril de México a Veracruz, donde menciona la división del camino de hierro en secciones.

Los terrenos donde se estableció el campamento y posteriormente la estación de Apizaco, pertenecían en su mayoría a la hacienda de San Diego Apatlahuaya, del municipio de Santa Cruz Tlaxcala, de la que era propietario Don Antonio Barrón y parcialmente del rancho El Ateneo, del municipio de Tetla, propiedad de Don Manuel González Durán. Las primeras construcciones habitacionales aparecerían en 1866, donde hoy se encuentra la casa redonda del Ferrocarril Mexicano, perteneciendo a los señores Nicanor Carbajal, Bernardino Valdés, Fernando Rojano, Jesús Ramírez y el español Federico de la Gádara.

Entre las primeras inauguraciones que se llevaron a cabo sobre los diferentes tramos, para Apizaco y Santa Ana Chiautempan, fue importante la ceremonia del 1 o de junio de 1869, cuando quedó inaugurado el tramo entre ambas poblaciones, mediante un viaje procedente de la estación de Buenavista de la ciudad de México a las 8 de la mañana, llegando a las 12 hrs., a Apizaco. Los señores Escandón y Barrón, de la empresa ferroviaria, y los abogados de la misma Pardo y Martínez de la Torre, invitaron a numerosas personalidades de la banca, el comercio y la industria y, desde luego, a hacendados preeminentes, así como a destacados miembros de la clase política.

Las inauguraciones ferroviarias se seguirían una tras otra. El 16 de septiembre de 1869 el Presidente Benito Juárez inauguró la línea México-Apizaco-Puebla. Después de la muerte del Presidente Benito Juárez, el Presidente don Sebastián Lerdo de Tejada inauguró en el año de 1873, el ferrocarril México-Veracruz.
Finalmente, la ruta de México-Apizaco-Chiautempan, Tlaxcala y Puebla, fue inaugurada el 9 de septiembre de 1867 a las diez de la mañana. Una abigarrada multitud se congregó en la estación de Buenavista para vitorear al Presidente Juárez, quien inauguraba la línea México-Puebla.

Pero no sólo las comunicaciones ferrocarrileras que dieron origen a Apizaco, fueron impulsadas en las postrimerías de la Reforma. El visionario gobernador Miguel Lira y Ortega, combatiente contra la intervención francesa y defensor de la soberanía de Tlaxcala, imbuido de un espíritu progresista, solicitó autorización al Congreso del estado para que el Ejecutivo estatal erogara lo necesario para la reconstrucción de un camino más recto entre la capital Tlaxcala y la población de Apizaco. Si el sueño de Ignacio Manuel Altamirano, en el célebre brindis de Chiautempan, había sido vincular la ciudad de México con las playas de Veracruz, Miguel Lira y Ortega, con este proyecto, restablecía los nexos prehispánicos de Tlaxcala con las culturas y poblaciones del Golfo de México y con los del Altiplano Central.

La estación de Apizaco fue considerada una sección política del municipio de Tetla. Su rápido crecimiento, como consecuencia del ferrocarril, la convirtió en un pujante centro comercial con recursos suficientes para que los vecinos se organizaran en la Sociedad Pro Municipio Barrón Escandón, llevando a cabo las gestiones pertinentes ante el gobernador y el Congreso local. Con fecha 9 de mayo de 1873, fue expedido el decreto No. 31 por el gobernador Melquiades Carbajal, estableciendo el municipio de Barrón-Escandón, con la estación de Apizaco, como cabecera. Se dieron instrucciones al Agente Municipal de la Sección de Apizaco, para proceder a organizar la elección del Ayuntamiento del nuevo municipio.

En 1871, la estación de Apizaco contaba con una población de 500 vecinos, pero para 1905 el municipio de Barrón Escandón reportaba una población de 4 180 habitantes y su cabecera, Apizaco, 2 504. Este incremento poblacional fue consecuencia de la anexión de nuevas localidades, constituyendo la estación ferroviaria un atractivo para nuevos pobladores.

El Porfiriato. La derrota que sufrieron las fuerzas lerdístas en la batalla de la hacienda de Tecoac, no modificaron el camino ascendente de Apizaco, pues nuevamente ocupó la gubernatura Miguel Lira y Ortega. Durante su administración Apizaco, aparte de constituir la cabecera del municipio de Barrón Escandón, lo fue también del Distrito de Cuauhtémoc. Por su parte, al hacerse cargo de la gubernatura del estado el coronel Próspero Cahuantzi, en 1894 informaba al Congreso del estado, que en el citado distrito se seguía con entusiasmo la construcción del puente sobre el río Ateneo y que se estaba abriendo el camino de Apizaco, y por concluirse la construcción del rastro municipal, la Plaza de Armas y varios pozos para el riego de los árboles que se habían plantado.

La administración de Próspero Cahuantzi, también se preocupó por dotar a la pujante población de Apizaco de una infraestructura educativa más adecuada a los requerimientos de la creciente población infantil. El 28 de agosto de 1898, el presidente municipal Bernardino Vargas, colocó la primera piedra del edificio donde funcionarían las escuelas oficiales y las oficinas públicas de la localidad. Diez años más tarde, quedó terminado el edificio, mismo que fue inaugurado solemnemente por el gobernador en una fecha muy significativa para los porfiristas: el 2 de abril de 1907. La escuela se llamó en un principio Xicohténcatl, años más tarde cambió al de Lauro Aguirre.

Asimismo, el proceso de urbanización de Apizaco se aceleró a fines del siglo pasado. El Ayuntamiento inauguraba su hermoso zócalo y jardín frente al Palacio Municipal el 16 de septiembre de 1894, al mismo tiempo que rendía culto a los fundadores de la Nación. La población crecía sostenidamente, por lo que fue necesario extender la traza urbana hacia los terrenos que donó el señor Miguel González, dueño del rancho Ateneo. Además, el puente del río de la hacienda del Ateneo y un cuartel fueron inaugurados por el gobernador Próspero Cahuantzi, el 24 de noviembre de 1895.

Si el ferrocarril había sido el detonador de Apizaco, los vecinos no se quedaron con esa única fuente de trabajo. Hombres emprendedores de empresa como Juan Campos estableció su fábrica de fideos que, aparte de dar empleo a varios apizaquences, daba fama a la ciudad, enviando su producción a poblaciones lejanas; Juan Martínez estableció una fábrica de botellas de vidrio, que surtía a diferentes empresas del estado; la fábrica de estampados finos de percal “Juan Manuel”, se estableció cerca de Apizaco, posteriormente se transformó en fábrica de hilados y tejidos finos. Los molinos de trigo subsistían a fin del siglo y eran propiedad de Simón Stefani y Pablo Escandón.

Las viejas haciendas también continuaban produciendo como en sus primeros años, y entre los prominentes hacendados figuraban Francisco del Razo, Miguel González y Mucio Carbajal. Pero la modernidad también alcanzó a las damas de Apizaco, quienes se auxiliaron en las labores de la casa, mediante la adquisición de las primeras máquinas de coser en la agencia de Tomás de la Gándara, superando el cansado trabajo de coser a mano.

La vida tranquila de este municipio iba a tener algunos sobresaltos, que no pasaron a mayores, durante la etapa armada de la revolución mexicana. Los nubarrones que se ceñían sobre la República Mexicana a finales del porfiriato, también hicieron acto de presencia en Apizaco, pues por ser cabecera del distrito de Cuauhtémoc, tuvo que recibir en la cárcel municipal y en el cuartel de rurales, al comandante del temido cuerpo policiaco, Agustín García, al que apodaban “colgador”, con varios de sus subordinados, quienes estaban acusados de haber dado muerte al líder Andrés García, líder que había encabezado la protesta de varios pueblos contra la Ley de Hacienda puesta en vigor el 5 de mayo de 1897, y aprobada por el Congreso del estado a propuesta del entonces gobernador.

Los rurales presos en la cárcel de Apizaco, involucrados en el crimen de Andrés García, salieron en poco tiempo, y su comandante Agustín García, aunque tardó un poco más en salir, fue liberado una vez que amainó el temporal.

Siglo XX

La Revolución Mexicana. No se ha encontrado suficiente información sobre los clubes antirreleccionistas en Apizaco. Seguramente los ferrocarrileros que viajaron hacía el norte o la ciudad de México, así como los jóvenes que participaron en el servicio militar, organizado por el general Bernardo Reyes, debieron manifestar algunas inquietudes como sucedió a lo largo de la República. Pero sí existe información y testimonios sobre acontecimientos de carácter nacional, en los que Apizaco fue escenario y que han sido descritos en la novela de la Revolución Mexicana.

Por varios días todo el Ejército de Oriente convirtió a la ciudad de Apizaco en una fortaleza militar, hasta que en los trenes avanzaron hacía la ciudad de México, donde fue quebrado y disuelto el ejército federal al servicio de la dictadura porfirista y de la usurpación huertista, que se entregó y disolvió en la población de Teleoyucan, estado de México.

El 8 de mayo de 1920 el convoy se detuvo en Apizaco. Ahí se incorporaron las mermadas fuerzas del general Pilar R. Sánchez, jefe de Operaciones Militares en el estado de Puebla, a quien seguía un regimiento de caballería al mando del general Ignacio Flores Palafox; también llegó con su pequeña escolta el general Margarito Puente, jefe de las Operaciones Militares en Tlaxcala. Los escasos contingentes que lo acompañaban, eran los que habían quedado después de la defección de la mayoría de sus fuerzas que se pasaron a las obregonistas, durante la rebelión en Agua Prieta. El comandante el jefe de tan escasos contingentes, dispuso que en Apizaco se organizaran las fuerzas leales al Presidente Carranza quien, acompañado de los generales Murguía, Lucio Blanco, Pilar Sánchez, Montes, Barragán, Marciano González, etc., pasó revista a tres mil hombres. El trote lento del jinete de albas barbas, teniendo como fondo el redoble de los tambores de guerra que tocaban la marcha dragona, y de una tropa que entusiasmada vitoreaba a su presidente, debieron de impresionar a los apizaquenses que fueron testigos de los acontecimientos.

La población de Apizaco asistió a la revista de los contingentes militares leales al Presidente de la República, quien a caballo recorrió la larga formación, acompañándolo los generales Murguía, Lucio Blanco, Pilar Sánchez, Millán, Bruno Neira, Dávila Sánchez, Montes, Barragán, Marciano González, Muriel Mosel, Pérez, Olvera, De la Torre y Alcocer, en sus respectivas cabalgaduras. El trayecto de Apizaco a Tlaxcalantongo a caballo con su pequeña escolta, llevó al sacrificio innecesario e inútil del hombre que había combatido la usurpación huertista y que había dejado una Constitución a su país. Un monumento sencillo, como las personas de Apizaco, con el nombre de los contingentes leales al Presidente Venustiano Carranza, recuerda los acontecimientos y al varón de Cuatro Ciénegas.

El 26 de julio de ese año se desprendieron 144 hectáreas de las haciendas que durante siglos impidieron el desarrollo de San Luis Apizaco, dotando a los campesinos de tierras ejidales Apizaco observó los acontecimientos nacionales con interés y sus pobladores sintieron que el país se orientaba, después de muchos avatares, hacia una etapa constructiva de cambios substanciales.

Epoca Contemporánea. Los primeros apizaquenses en asistir a los cambios nacionales fueron los trabajadores del riel, quienes en los incipientes balbuceos para enfrentar la discriminación y la marginación a las que los habían sometido los administradores de las empresas extranjeras, formaron las asociaciones mutualistas con las que concurrieron a la nacionalización de los ferrocarriles a finales del porfiriato. El 13 de marzo quedó disuelta la asociación Mutualista Héroe de Nacozari de Apizaco, transformándose en la vigorosa Sección No. 3 del Sindicato Nacional de Trabajadores Ferrocarrileros de la República Mexicana (SNTFRM), en la magna Convención que se efectuó en la ciudad de México.

El aspecto educativo fue y ha sido una constante preocupación de los pobladores de Apizaco, quienes desde los inicios del presente siglo observaron que los espacios educativos de las instituciones oficiales eran insuficientes para atender la demanda de los escolapios, en constante aumento. Surgieron como respuesta a esta necesidad, el Colegio Josefino de Niños y el Sagrado Corazón para niñas, que se ubicaron a los lados del templo parroquial, gracias a la promoción del párroco don Vicente Segura, quien por esa época recibió la visita del arzobispo de Puebla don Pedro Vera.

La separación de la enseñanza elemental en primaria y jardín de niños se oficializó en 1927, con el establecimiento del Jardín de Niños Narciso Mendoza, pero que por esos avatares impredecibles cambió el nombre a Gabino Barreda. Apizaco, al igual que Huamantla y Puebla, recuerdan con afecto a la destacada profesora Leonor Herrerías, quien laboró y dirigió escuelas oficiales, dedicando con esmero sus esfuerzos en bien de la niñez.

Las inquietudes de los apizaquenses por tener accesos a mayores niveles educativos, fue entendida por el progresista gremio ferrocarrilero, el que se preocupó por fundar la primera secundaria en Apizaco. La escuela secundaria “Jesús García” abrió sus puertas el 10 de abril de 1938, gracias a las gestiones de los dirigentes ferroviarios Juan Remedios Rodríguez, del entonces senador Felix C. Rodríguez y de Luis Gómez Z., ante el Lic. Gonzalo Vázquez Vela, Secretario de Educación. Otro de los aspectos de la vida social que preocupó a los apizaquenses fue la salud. En 1940 se funda la Sociedad Médico Mutualista por los doctores Braulio Hernández, Jorge R., José Serrano y Rubén Ramírez Flores, que tendía a otorgar servicios más especializados. Al concluir la década de los años 30, la medicina social, adquirió nuevo rango durante los regímenes revolucionarios, que se dieron a la tarea de modernizar los viejos nosocomios.

El Hospital Civil de Apizaco en 1942 fue dotado del instrumental necesario para su sala de cirugía que ya era muy indispensable; los pabellones de enfermos y de maternidad fueron dotados igualmente de camas nuevas y de la ropa necesaria para una higiene y atención a pacientes. En buena medida, esto se logró gracias a la gestión del presidente municipal Domingo Bonilla. La medicina social impulsada por la Revolución Mexicana se coronó el 1º de mayo de 1945, con el establecimiento del Instituto Mexicano del Seguro Social en de instalaciones médico-asistenciales en las calles de Francisco I. Madero No. 601 de Apizaco.

Pero si los servicios educativos y sanitarios mostraron adelantos, lo mismo ocurrió con los servicios de comunicación, entre ellos el telefónico que empezó a funcionar entre las haciendas y la ciudad por necesidades obvias de mantener una mejor comunicación. Sin embargo su alto costo impedía su extensión y desarrollo, por lo cual don Manuel Llovera Cazado, quien tenía la concesión, traspasó sus aparatos y suscriptores a la Empresa Ericson, a efecto de que ésta pudiera dar el servicio local y de larga distancia a partir del 23 de agosto de 1930.

Otro importante medio de comunicación fue el servicio aéreo. En 1934 se inauguró el campo de aviación en los que ahora son las calles del 2 de abril a Ignacio Zaragoza, hasta los límites con el panteón. Desafortunadamente la aviación no fue el fuerte los apizaquenses y la incursión en este aspecto terminó cuando el Ing. Moizan, al probar una nueva hélice en su avión “El calcetín eterno”, después de elevarse por unos monumentos, se desplomó en el campo aéreo, falleciendo su tripulante.

Los presidentes municipales Baltazar Maldonado y Antonio de la Loza durante el periodo 1933-1936, dedicaron esfuerzos substanciales hasta lograr la introducción y el establecimiento de una red de agua potable para la ciudad de Apizaco, misma que en octubre de 1935 inauguró el Presidente Lázaro Cárdenas y el gobernador, Gral. Adolfo Bonilla.

El esparcimiento y las actividades culturales pronto hicieron su aparición en Apizaco, entre ellas, el séptimo arte, con los cines Hidalgo ubicado en la esquina que forman las calles de Cuauhtémoc y 5 de mayo; El Olimpia propiedad, de Manuel Portillo, cuya construcción de madera se ubicó en la avenida 5 de mayo, número 204; El Reforma, del que únicamente quedan ruinas, propiedad de Efrén Suárez, ubicado en la avenida Xicohténcatl No. 212; El Victoria del empresario Jesús O. Caridas, en la avenida de 16 de Septiembre No 203 y, finalmente, el de la sección del SNTFRM.

La música siempre se cultivó en Apizaco casi desde su fundación. En 1930 destacaba y hacía el deleite de los melómanos el quinteto Suárez, bajo la dirección de Efrén Suárez; la orquesta “Los Amigos de la Noche”, de los hermanos Ríos que en 1937 amenizaban los eventos sociales de Apizaco.

Apizaco, a lo largo de su historia, mostró un camino ascendente que la ha llevado a ser considerada una de las ciudades de mayor desarrollo urbano en el país. Por ello, en los años sesenta se festejó el centenario de la ciudad, abriendo una discusión, que aún no concluye, sobre la fecha de su fundación.

En 1960 el H. Ayuntamiento interesado en festejar el centenario de la fundación de Apizaco, en junta de Cabildo acordó como fecha de la fundación de la ciudad el 1º de enero de 1866, pero según el ingeniero en jefe de construcción del ferrocarril, el campamento había sido instalado el 1º de marzo de 1866. Ninguna de las fechas fue del agrado del presidente municipal de Apizaco para el período 1962-1964, quien opinaba que debería tomarse como fecha de la fundación el año de 1871, cuando la localidad se elevó a la categoría de Sección Política.

Como la discusión entre los apizaquenses no cejaba, el gobernador Anselmo Cervantes convocó a una reunión para que se nombrara una comisión que se encargara de dilucidar la fecha de la fundación. A la reunión asistió también el ingeniero Ezequiel M. Gracia, presidente de la Sociedad de Geografía, Estadística, Historia y Literatura del Estado. En esa reunión se acordó que se formara en Apizaco una sección de dicha sociedad, la cual se encargaría de resolver la discusión de la fecha de la fundación de la ciudad.

Sin embargo, el entonces ayuntamiento de Barrón de Escandón (hoy Ayuntamiento de Apizaco), volvió a turnar el expediente a la Sociedad de Geografía, Historia, y Estadística y Literatura del Estado, que presidía don Crisanto Cuéllar Abaroa, quien dijo que: “no existiendo documentos certificados que hagan prueba plena de cuanto le exponen los solicitantes, se debe tomar como fecha de fundación de la localidad de Apizaco el 20 de diciembre de 1871, cuando se le concedió la categoría de Sección Política” y que el centenario de la ciudad de Apizaco debería considerarse cuando la localidad fue elevada a ciudad el 6 de julio de 1921, conforme al decreto No. 49 del Congreso del estado.

Como el dictamen de don Crisanto Cuéllar Abaroa no dejó satisfechos a tiros y troyanos, el asunto fue turnado nuevamente al Congreso, quienes elaboraron y aprobaron el 29 de diciembre de 1965 un decreto, mismo que publicó el gobernador Anselmo Cervantes Hernández, el 7 de enero de 1966, por el cual se fijó la fecha de la fundación de Apizaco el 1º de marzo de 1866.

La discusión anterior muestra de manera fehaciente, que la actual ciudad de Apizaco debe su origen al Ferrocarril Mexicano y que las vicisitudes por las cuales pasó el trazo, construcción y operación del mismo, propiciaron la fundación de la estación de Apizaco y en buena medida su desarrollo posterior.

Personajes Ilustres

Baltazar González
Nació en Apizaco, pueblo del obispado de Puebla, el 13 de junio de 1604. En 1624 fue admitido como novicio en la Compañía de Jesús. En 1626 hizo votos de bien y repaso de letras de Tepotzotlán. En 1627 prosiguió sus estudios en el Colegio de San Pedro y San Pablo y mereció el honor de ser profesor de la Compañía. Fue rector del Seminario y Colegio de San Gregorio en 1634. Era un diestro escultor. Compuso un catecismo en mexicano, en el que explica todo lo que un cristiano está obligado a saber y creer para salvarse. Publicó además en náhuatl “La historia de la aparición de Nuestra Señora de Guadalupe”. Por encomienda del arzobispo de México, don Diego Osorio Escobar y Llamas, escribió en 1664 un informe sobre los daños del pulque. Murió en la ciudad de México el 26 de mayo de 1679.

Luis Nava Rodríguez
Nació en la ciudad de Apizaco el 20 de agosto de 1926. Fueron sus padres el maquinista del Ferrocarril Mexicano don Luis Nava Hernández y doña Margarita Rodríguez Avila. Realizó sus estudios primarios en las escuelas Nicolás Bravo y Lauro Aguirre, de su ciudad natal. Más tarde ingresó al seminario Palafoxiano de Puebla. A la vez que ejercía el sacerdocio, colaboró para varias revistas y periódicos, entre ellos Jueves de Excélsior, el Sol de Tlaxcala y la revista Bohemia Poblana, donde publicó sus primeros ensayos históricos.

Fue miembro de la Sociedad de Geografía, Historia, y Literatura de Tlaxcala; Presidente del Círculo Histórico y Literario Miguel N. Lira, de Apizaco; catedrático de Historia en el Seminario de Tlaxcala; conferencista en varias instituciones nacionales y extranjeras; participó en charlas radiofónicas para un vasto auditorio en la XEHT de Huamantla y en la XHXZ, F.M. de Apizaco. De 1981 a 1987 realizó varios viajes a países de Europa, Medio Oriente y Extremo Oriente. Fue cronista oficial de Apizaco por acuerdo del Cabildo de esa ciudad, su reconocimiento a su vocación histórica y amor por su ciudad natal. El padre Luis Nava Rodríguez es un ejemplo del trabajador intelectual con un profundo cariño por el pasado de Tlaxcala. Se dice de él, que tuvo como misión apostólica recoger y organizar a lo largo de su vida las notas y apuntes para la historia de Tlaxcala.

Carolina Lima Vázquez
Nació en Apizaco en 1891. Sus padres fueron Nicolás Lima y Vicenta Vázquez. Miembro del Ejército Constitucionalista, en su época proporcionaba información a los jefes revolucionarios Máximo Rojas y Pedro M. Morales. En mayo de 1914, sus indicaciones permitieron a estos generales atacar la plaza de Tzompantepec. Junto con otras compañeras, al mes siguiente avisó a las fuerzas constitucionalistas destacadas en la hacienda la Aztequilla, sobre los movimientos federales en Apizaco y Tlaxco; información que permitió el ataque del día 29 de junio. Al triunfó del constitucionalismo desempeñó varias comisiones en oficinas de gobierno; fue telefonista y escribiente en la presidencia municipal de Apizaco.

Alejandro Guillot Shiaffino
Nació en Apizaco el 11 de enero de 1913. Su madre fue Doña Rebeca Shiaffino y su padre Fernando Guillot. Trabajó como mecánico en el Ferrocarril Mexicano y fue responsable de la planta de recuperación de durmientes de acero. Se recibió de ingeniero mecánico electricista en 1937, en la Escuela Superior de Ingeniería Mecánica y Eléctrica (ESIME), del Instituto Politécnico Nacional (IPN), en la ciudad de México. De 1937 a 1948 fue catedrático de IPN y en 1944 jefe del departamento de talleres de la Dirección General de Segunda Enseñanza de la SEP. De 1948 al 16 de junio de 1950, se desempeñó como director general de IPN. De 1950 a 1957 fue Jefe de la Comisión de Estudios de los Institutos Tecnológicos Regionales de la República Mexicana. En 1959 fue director general de Enseñanza Tecnológica Industrial y Comercial y presidente del Consejo de Directores de Institutos Regionales. En 1964 fungió como asesor de Jaime Torres Bodet, promovió la construcción del Centro de Estudios Comerciales, de Administración y Técnico Industriales (CECATI) de Apizaco. Alejandro Guillot Shiaffino murió el 21 de marzo de 1966 en México; una calle de Apizaco lleva su nombre.

Emilio Sánchez Piedras
Nació en la ciudad de Apizaco, en el año de 1927. Fueron sus padres don Emilio Sánchez y doña Elena Piedras. En su adolescencia se trasladó a la ciudad de México para estudiar en la escuela Nacional de Jurisprudencia de la Universidad Nacional Autónoma de México, obteniendo el grado de abogado en 1941. De 1941 a 1944, fue agente del ministerio público de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal y Territorios Federales.

En 1944 fue llamado a colaborar como abogado consultor del Departamento de Asuntos Indígenas, a cargo de su paisano Isidro Candia. Su excelente desempeño motivó que los gobernadores de Tlaxcala Mauro Angulo y Rafael Avila Bretón, lo llamarán a colaborar como su secretario particular. Fue diputado local, director de obras públicas y vocal ejecutivo de la Comisión de Desarrollo Industrial de Tlaxcala.

En 1952 es electo diputado federal, asignándole la Legislatura la Secretaría de la Comisión de Estudios Legislativos, así como también la representación del gobierno de Tlaxcala en el D.F. En 1958 los tlaxcaltecas lo llevan nuevamente a la Cámara de Diputados, donde es electo Presidente de la Gran Comisión y jefe de la primera Delegación de Diputados Federales a la Conferencia Interparlamentaria entre Estados Unidos y México. En 1964 es nombrado jefe del departamento jurídico de la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

Sin embargo, Emilio Sánchez Piedras padeció en su carrera política por espacio de 15 años, a raíz de pronunciar en la Cámara de Diputados un discurso en favor de la Revolución Cubana. Ese discurso provocó una serie de presiones foráneas y locales, que el Ejecutivo Federal fue incapaz de resistir. Para los años setentas los problemas económicos y sociales de Tlaxcala se habían agudizado, requiriendo que los destinos del estado fueran redimensionados por un líder de la misma magnitud que la propia crisis estructural de la entidad.

Ese hombre fue Emilio Sánchez Piedras, quien fue inscrito por las organizaciones campesinas, obreras, populares y estudiantes de Tlaxcala, ante el Comité Directivo Estatal del PRI, como su precandidato al gobierno del Estado de Tlaxcala. Emilio Sánchez Piedras, procedía de familias de hacendados, tuvo la sensibilidad política para cambiar, transformar y comprender que la solución a la crisis económica de Tlaxcala no se encontraba en el campo. El tiempo de las haciendas no tenía porvenir ni tampoco el minifundio, con el reparto agrario era incapaz de combatir la pobreza del campo. El despegue industrial de Tlaxcala se le debe a Emilio Sánchez Piedras. Murió en la ciudad de México el 13 de junio de 1981.

Manuel García Méndez
Importante jefe agrarista del estado. En 1918 seguía al frente de sus hombres, después de varios años de lucha. A pesar de su independencia, el zapatismo buscó su apoyo.

Marcial Aguilar González.- Originario de Acatzingo, Puebla y nacido el 3 de Julio de 1893, estudió en el Seminario Palafoxiano de Puebla. Recibió su orden sacerdotal el 20 de diciembre de 1919. Llegó a la ciudad de Apizaco el 12 de mayo de 1932 designado a la parroquia de la actual ciudad. Su obra principal fue la construcción de la Basílica en honor de la Madre Santísima de la Misericordia. En lo espiritual promovió la devoción al corazón sagradísimo de Jesús y a la Virgen Santísima y trabajó por una instrucción religiosa en la educación de la niñez y juventud. Más tarde fue honrado con el título de Prelado Doméstico de su Santidad y Canónigo Honorario de la Basílica de Ocotlán.

También le dedicó tiempo a la actividad literaria, publicó un boletín parroquial y editó un álbum del congreso eucarístico en febrero de 1937. Además la editorial Buena Prensa de México, D.F., le publicó su opúsculo “La Gran Promesa” en 1947, que consta de 24 páginas; “La Misa en su Aspecto Doctrinal” en 1960; “Pensamientos y Numerosos Ejemplos sobre la Gran Promesa del Corazón de Jesús”.

Roberto Pérez Vázquez
Nació el 3 de junio de 1929 en la ciudad de Apizaco, en 1947 llega a la ciudad de México, donde conoció a José F. Vázquez, director de la orquesta filarmónica de la Universidad Nacional Autónoma de México, y ello le permitió introducirse al ámbito musical. Es arreglista, compositor, y director de la orquesta “Los Violines Mágicos de Villa Fontana”. Ha grabado discos con la RCA Víctor. En 1970 el gobernador tlaxcalteca Luciano Huerta, le entregó la medalla al mérito civil.

Antonio Hidalgo
Nació en el año de 1876 en la ahora ciudad de Apizaco, Tlaxcala. En 1909 presidió la agrupación obrera “Unión y Trabajo de Tlaxcala”, ello le permitió brindar apoyo al movimiento obrero de Río Blanco. Fue de ideas maderistas, y se levantó en armas en apoyo al Plan de San Luis. Cuando triunfan los revolucionarios, es elegido gobernador del estado de Tlaxcala. Más tarde se reveló contra el usurpador Huerta, electo diputado al Congreso Constituyente de 1916-1917. Años después se convierte en presidente del Partido Liberal Constitucionalista en Tlaxcala. Muere en el año de 1972.

Cronología de Hechos Históricos
Año Acontecimientos
1866 Fundación de la ciudad de Apizaco.
1973 Inauguración del ferrocarril México-Veracruz.
1920 Carranza pasa revista a su contingente militar en Apizaco.
1930 Se coloca la primera piedra de la basílica de la Misericordia.
1933 Establecimiento del Acta Constitutiva del sindicato de trabajadores ferrocarrileros y la construcción del Expalacio Municipal.
1946 La sección 3 (Apizaco), del sindicato de trabajadores ferrocarrileros interviene en el movimiento de la fraternidad de trenistas y calderas.
1958 Los ferrocarrileros de Apizaco forman parte del plan sureste de Demetrio Vallejo.
Fuente: H. Ayuntamiento, 1999-2002.


MEDIO FÍSICO
Localización
Ubicado en el Altiplano central mexicano a 2 380 metros sobre el nivel del mar, el municipio de Apizaco se sitúa en un eje de coordenadas geográficas entre los 19 grados 25 minutos latitud norte y 98 grados 08 minutos longitud oeste.

Localizado al centro del estado, el municipio de Apizaco colinda al norte con el municipio de Tetla de la Solidaridad, al sur colinda con el municipio de Santa Cruz Tlaxcala, al oriente se establecen linderos con el municipio de Xaloztoc y al poniente colinda con el municipio de Yauhquemecan.

Extensión

De acuerdo con la información del Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática INEGI, el municipio de Apizaco comprende una superficie de 56.830 kilómetros cuadrados, lo que representa el 1.40 por ciento del total del territorio estatal, el cual asciende a 4 060.923 kilómetros cuadrados.

Orografía

El relieve en el municipio en su conjunto, presenta tres formas características: Zonas planas, que comprenden el 45.0 por ciento de la superficie total. Zonas accidentadas: abarcan el 30.0 por ciento y se localizan al norte del municipio. Zonas semiplanas, que ocupan el 25.0 por ciento restante de la superficie, se localizan en el sureste y parte norte del municipio.

Hidrografía

Cuenta con cuatro ríos que cruzan el territorio del municipio, estos son: El río Zahuapan, con un recorrido de norte a sur y una distancia de 4.5 km. El río Texcalac, recorre el municipio de oriente a poniente con una distancia de 2 km. El río Atenco cuyo nacimiento se da en el municipio de Tetla, atraviesa el municipio desde la parte norte hasta vincularse con el río Texcalac, y con un recorrido de 6.5 km. El río Apizaco surge de la unión de los dos últimos ríos mencionados y continúa su curso hacia la parte sur del municipio, con un recorrido aproximado de 4.3 km. Además cuenta con un manantial que da origen a la laguna de Apizaquito, ubicada en la parte norte del municipio, y como afluente da mayor caudal al río Texcalac.

Clima

En el municipio el clima se considera templado subhúmedo, con régimen de lluvias en los meses de mayo a septiembre y parte de octubre. Los meses más calurosos son de marzo a mayo. La dirección de los vientos en general es de norte a sur. Igualmente la temperatura promedio máxima anual registrada es de 22.6 grados centígrados y la mínima de 4.7 grados centígrados. La precipitación promedio máxima registrada es de 156.5 milímetros y la mínima de 8.1 milímetros.

Principales Ecosistemas

Flora

Este municipio presenta en las riveras de los ríos Atenco, Zahuapan y Texcalac, vegetación arbórea predominantemente de galería, dominando el aile (Alnus acuminata), asociado con otras especies como el sauce (Salix bonplandiana), el sauce llorón (Salix babilonica), el fresno (Fraxinus uhdei), el álamo blanco (Populus alba) y el tepozán (Buddleia cordata).

En las partes llanas del municipio, la vegetación presente es bosque de junípero, aunque muy perturbado por las actividades agropecuarias y el propio crecimiento urbano, la especie dominante es el sabino (Juniperus deppeana). Los espacios dejados por el sabino, a menudo son ocupados por hierbas y arbustos, por ejemplo el pirul (Schinus molle), la uña de gato (Mimosa biuncifera), el chicalote blanco (Argemone platyceras), el maguey pulquero (Agave salmiana), la gobernadora (Brickelia veronicifolia), el capulín (Prunus capuli) y varias especies de nopal (Opuntia spp). En la flora urbana y suburbana abundan las especies introducidas como el trueno, el ciprés, la casuarina y el eucalipto.

Fauna

No obstante el crecimiento y expansión acelerada de la mancha urbana, en el territorio del municipio, todavía es común encontrar algún tipo de fauna silvestre como por ejemplo: liebre (Lepus californicus), conejo (Silvilagus floridanus), tlacuache (Didelphis marsupialis), víbora de cascabel (Crotalus sp.), codorniz (Cyrtonix montezumae), y pájaro centzontle.

Características y Uso del Suelo

Tipo de suelo

Existen en el territorio del estado los suelos tipo cambisoles, litosoles, andosoles, regosoles, gleysoles, fluvisoles, vertisoles, solonchakes, ranker, rendzinas, serosoles e histosoles.Con base en ese estudio, se determinó que en el municipio de Apizaco existen cuatro grandes tipos de suelos: los cambisoles, fluvisoles, litosoles y gleysoles. Los cambisoles son aquellos suelos de sedimentos piroclásticos translocados, frecuentemente con horizontes duripan ó tepetate. Los suelos fluvisoles, comprenden sedimentos aluviales poco desarrollados y profundos. Los suelos litosoles son extremadamente delgados, la roca se encuentra a menos de 10 cm., de profundidad. Los suelos de tipo gleysoles, son de sedimentos aluviales influenciados por aguas subterráneas, poco desarrollados y profundos.

Uso actual del suelo

De acuerdo al uso actual del suelo en el municipio, la superficie ocupada por las unidades de producción rural es de 4 408 hectáreas, área que representa el 1.8 por ciento de la superficie total del estado. De tal extensión, 3 030 hectáreas, el 68.8 por ciento constituyen la superficie de labor, es decir, las tierras dedicadas a cultivos anuales o de ciclo corto, frutales y plantaciones. Por lo que toca a pastos naturales, había un total de 1 176 hectáreas que son dedicadas a la ganadería y 202 hectáreas sin vegetación.


PERFIL SOCIODEMOGRÁFICO
Grupos Étnicos
De acuerdo al censo, la población mayor de 5 años del municipio de Apizaco que habla alguna lengua indígena, es reducida. En 1980 tan sólo el 2.0 por ciento de ésta población hablaba lenguas indígenas. En 1990, el porcentaje de población de 5 años y más que habla alguna lengua indígena se reduce considerablemente al 0.6 por ciento. En 1995, la población de 5 años y más del municipio fue de 55 520, y la población que habla alguna lengua indígena ascendió a 329 personas, lo que representa el 0.6 por ciento.

De acuerdo a los resultados que presento el II Conteo de Población y Vivienda en el 2005, en el municipio habitan un total de 487 personas que hablan alguna lengua indígena.

Evolución Demográfica

Población total

Con base a la información que proporciona el INEGI, el municipio de Apizaco es uno de los que cuenta con mayor población en la entidad. En 1970, ocupaba el segundo lugar, con 26 972 habitantes, representando el 6.4 por ciento de la población total del estado, que ascendió a 420 638 personas. En 1980, el número habitantes del municipio se elevó a 37 894, o sea, el 6.8 por ciento del total de la entidad. El municipio aumentó su población a 51 744 en el año de 1990, es decir se incrementó 91.8 por ciento respecto a la observada en 1970, y desciende al tercer lugar, respecto a la población total del estado.

Los datos del Conteo de Población y Vivienda del INEGI, muestran que en 1995 se elevó la población a 62 617 habitantes, cifra que representó el 7.1 por ciento del total. Debe señalarse que a partir de este año, el municipio ocupó nuevamente el segundo lugar en población, superando a los municipios de Huamantla y Chiautempan.

Es importante señalar que para el año 2000, de acuerdo con los resultados preliminares del Censo General de Población y Vivienda efectuado por el INEGI, existían en el municipio un total de 67,644 habitantes, de los cuales 32,511 son hombres y 35,133 son mujeres; esto representa el 48% del sexo masculino y el 52% del sexo femenino.

Tasa de crecimiento

El crecimiento de la población en el municipio de Apizaco, es superior a los promedios experimentados por el estado. En el periodo 1970/80 alcanzó un ritmo de 3.5 por ciento anual, mientras que en el estado bajó a 2.8 por ciento anual. En la década 1980/90, el ritmo de crecimiento de la población del municipio fue de 3.2 por ciento anual. Sin embargo, en el periodo 1990/95, se registra nuevamente una tasa de crecimiento en aumento de 3.4 por ciento anual, lo que significa que de persistir este crecimiento en 20 años duplicará su población. En tanto, el estado en su conjunto lo haría en 25.9 años.

Población urbana y rural

El municipio de Apizaco registra un proceso de urbanización y un elevado ritmo de crecimiento de la población que ha modificado su perfil poblacional. En 1970, el 11.7 por ciento de su población se consideraba rural y el 88.3 por ciento urbano; para el año de 1990, el 93.6 por ciento de sus localidades pasaron a ser urbanas. En tanto, para 1995 la población urbana del municipio representó el 98.3 por ciento y el 1.7 por ciento restante era rural.

Densidad de población

Dado que este municipio cuenta con una población elevada, su densidad también lo es. En 1970 registró una densidad de 474.61 habitantes por kilómetro cuadrado, cifra superior al promedio estatal que fue de 104.0. En 1980 la densidad aumentó a 666.80 habitantes por kilómetro cuadrado, cantidad mayor en 3.86 veces a la estatal, cifra que puede considerarse alta.

En 1990, persistió esa tendencia ascendente, ya que tuvo una densidad de población de 910.51 habitantes por kilómetro cuadrado, mientras la entidad registraba sólo 187.46 habitantes por kilómetro cuadrado. Los datos del Conteo de Población del INEGI, muestran que para el año de 1995 aumentó la densidad tanto en el municipio como en la entidad, pero con mayor intensidad en el primero.

Población por edad y sexo

En cuanto al comportamiento de la población por sexo, está permaneció constante durante el periodo que va de 1970 a 1995. En efecto, el número de habitantes del sexo masculino representó un promedió de 48.2 por ciento del total, en tanto la población del sexo femenino registró el 51.8 por ciento.

La pirámide de edades es un indicador que muestra el comportamiento de la población por edades. Ahora bien, la información sobre la población por edades, indica que el municipio tiene una población joven, es decir, que los grupos de menor edad son de mayor tamaño que los que le preceden.

En el año de 1990, el 44.2 por ciento de la población tenía menos de 19 años; el 46.5 por ciento contaba entre 20 y 64 años, y sólo el 9.3 por ciento era mayor de 65 años. En ese mismo año la edad promedio de la población del municipio era de 20 años y en el estado de 18 años. En 1995, la distribución por edades baja al 45.4 por ciento de la población de 0 y 19 años; el 50.0 por ciento estaba entre los 20 y 64 años y el 4.6 por ciento restante entre los 65 y más años. Sin embargo, analizando la pirámide de edades, el grupo de 0-4 años, tiene una proporción menor a la de los dos grupos inmediatos posteriores, lo que indica que las tasas de fecundidad se han venido reduciendo porque es menor la población de 0 a 4 años. Esto hace pensar que se inicia un gradual proceso de envejecimiento de la población del municipio.

Tasa de natalidad

Las cifras del INEGI, indican que la tasa de natalidad en el municipio para el año de 1990, fue de 31.0 nacimientos por cada 1 000 habitantes, cifra inferior a la experimentada por el estado, que fue de 35.5 nacimientos por cada 1 000 habitantes.

En el año de 1995, la tasa de natalidad del municipio disminuyó a 27.2 nacimientos por cada 1 000 habitantes, lo que demuestra que los índices de bienestar social, en particular los de la salud, han venido aumentando. El estado en su conjunto tuvo una tasa de 31.6 nacimientos por cada 1 000 habitantes.

Tasa de fecundidad

Las cifras del INEGI, muestran que en el año de 1990 la tasa de fecundidad en el municipio de Apizaco fue de 122.4 nacimientos por cada 1 000 mujeres en edad fértil, inferior a la del estado que ascendió a 152.9 nacimientos por cada 1 000 mujeres. Durante1995, la tasa en el municipio y en el estado baja a 101.5 y 126.4, respectivamente. A este respecto, se puede decir que este municipio cuenta con las tasas de fecundidad más bajas del estado.

Tasa de mortalidad general y mortalidad infantil

En el municipio durante 1990, la tasa de mortalidad general fue de 6.1 defunciones por cada 1 000 habitantes, cifra superior a la del estado que fue 5.7 defunciones. Para 1995, la tasa de mortalidad general desciende a 4.9 defunciones por cada 1 000 habitantes, cifra menor a la experimentada a nivel estatal que fue de 5.1 defunciones. La disminución de las tasas de mortalidad general en el municipio es un reflejo de las condiciones de bienestar social, sobre todo lo que a salud y alimentación se refiere.

La mortalidad infantil en el municipio durante el año de 1990, registró una tasa de 29.3 defunciones por cada 1 000 niños nacidos vivos registrados, esta cifra es inferior a la media estatal y nacional producto de un desarrollo en el cuidado de la nutrición materna e infantil. En tanto para el año de 1995, según cifras del INEGI, el municipio disminuyó su tasa de mortalidad infantil a 27.6 defunciones por cada 1 000 nacidos vivos. En el estado fue de 28.7 y a nivel nacional de 29.5 defunciones.

Migración

Para comprender la dinámica de la población es importante analizar, no sólo el crecimiento natural, sino también el crecimiento social de la población, que permite conocer las tendencias migratorias y el comportamiento de los movimientos de su población en los últimos años.

En cuanto a la inmigración, se puede afirmar que durante el año de 1990, este municipio ocupó uno de los primeros lugares a nivel estatal, con un total de 12 602 personas que ingresaron al municipio, mismas que en su mayoría procedían de los estados de Puebla, México, Veracruz, Hidalgo, Oaxaca y Distrito Federal, representando una tasa de inmigración de 92.3 inmigrantes. Para 1995 inmigraron al 25.4 % del D.F, 5.4 % de Hidalgo, 36 5 de Puebla, 11.5 % de Veracruz, 9.2 de México, 1.7 de Oaxaca y 10.8 no especificado.


Fuente: INEGI. Resultados Definitivos del Conteo General de Población y Vivienda 1995.

En el municipio, la emigración no fue tan elevada como la inmigración. En 1990 salieron del municipio un total de 4 778 personas a radicar principalmente a los estados de Puebla, Veracruz, México, Hidalgo y Distrito Federal. La tasa de emigración fue de 292.3 personas por cada mil habitantes, como se señala en la gráfica 4h, sin embargo en el estado se registró una tasa de 47.2 personas por cada 1 000 habitantes. Para 1995 la emigración fue de 37.5 % al D.F, 5.2 % a Hidalgo, 2.2 % a Puebla, 8.9 % a Veracruz, 14.1 % a México, 12.3 % no especificado.


Fuente: INEGI. Resultados Definitivos del Conteo General de Población y Vivienda 1995.

En síntesis, el efecto neto de la inmigración y emigración sobre la población del municipio muestra, que la tasa neta de migración fue de 151.2 inmigrantes por cada 1 000 habitantes. Esto significa que el municipio recibe más personas de las que salen a otras entidades del país, la entidad, esta cifra fue menor, es decir de 75.8 inmigrantes por cada 1 000 habitantes.

De acuerdo a los resultados que presento el II Conteo de Población y Vivienda en el 2005, el municipio cuenta con un total de 79,097 habitantes.

Religión

El XI Censo de Población y Vivienda 1990, indica que 51 744 habitantes, 93 % , profesan la religión católica, 4 % de los habitantes profesan la religión protestante o evangélica, 0 % profesan la la religión judaica y 4 % profesan otras religiones.


Fuente: INEGI. Resultados Definitivos IX Censo General de Población y Vivienda 1990.


INFRAESTRUCTURA SOCIAL Y DE COMUNICACIONES
Educación
En este inciso, se presenta un breve análisis de los principales indicadores para conocer el nivel académico de la población del municipio de Apizaco.

Alumnos, personal docente y escuelas a fin de cursos

El número de escuelas en el municipio de Apizaco, ascendió a un total de 120 en todos los niveles educativos durante el ciclo 1997/98. En lo referente al bachillerato, había un total de 12 planteles en el municipio, de los cuales 2 eran públicos y 10 privados. En el nivel superior existen 4 escuelas, el “Instituto Fray Pedro de Gante” de Apizaco. Correspondiendo 3 al nivel público y uno al privado.

En instituciones públicas el municipio atendía la demanda escolar, a través de dos departamentos: el de la Universidad Autónoma de Tlaxcala y el Tecnológico de Apizaco, donde se ofrecen diversa especialidades entre las que destacan: Química, Computación, Mecánica, Químico Industrial, Licenciatura en Matemáticas Aplicadas, Administración, Electromecánica, Ingeniería Civil e Industrial en Producción. Las maestrías que imparte este Instituto, son las siguientes: Control de Calidad, Ingeniería Química y Ciencias Computacionales. Finalmente, en cuanto a instituciones particulares de nivel superior, Apizaco cuenta con la Universidad del Valle de Tlaxcala, que ofrece Licenciaturas en Contaduría Pública, Derecho y Negocios Internacionales.
Nivel Alumnos inscritos Alumnos existentes Alumnos aprobados Alumnos egresados Personal docente Escuelas
Preescolar 3 081 2 973 2 973 1 607 131 43
Primaria 11 221 10 873 10 564 1 764 347 38
Secundaria 5 266 5 078 3 798 1 202 324 18
Profesional Medio 410 316 284 90 55 9
Bachillerato 2 391 2 192 1 399 482 231 12
Total 22 369 21 432 19 018 5 145 1 088 120
Fuente: INEGI. Anuario Estadístico del Estado de Tlaxcala, edición 1999.

Población de 6 a 14 años que sabe leer y escribir

Las cifras que proporciona el Censo de Población y Vivienda de 1990, indican que el 92.0 por ciento de la población de 6 a 14 años sabe leer y escribir, en tanto, la del estado fue de 90.7 por ciento. Durante el año de 1995, los datos del Conteo de Población, muestran el mismo índice que el año de 1990; o sea, el 92.0 por ciento de la población de 6 a 14 años sabe leer y escribir. Para el estado baja ligeramente a 89.6 por ciento.

Población de 15 años y más según condición de alfabetismo

El municipio de Apizaco cuenta con índices de alfabetismo elevados con respecto al estado, lo cual demuestra que tiene un buen nivel de aprendizaje. En 1970, el 85.8 por ciento de la población de 15 años y más era alfabeta y el 14.2 por ciento analfabeta. En el año de 1980 se incrementa a 91.4 por ciento, cifra superior al del estado que fu de 83.2 por ciento.

En 1990 y 1995, el alfabetismo aumentó al llegar a 94.5, y 95.7 por ciento, respectivamente. Dichos porcentajes dan una idea de que el municipio tiene uno de los índices de alfabetismo más elevados a nivel estatal e incluso a nivel nacional.

Población de 5 a 14 años que asiste a la escuela

La información de Censo de Población y Vivienda del INEGI permite conocer la población que asiste a la escuela por grupos de edad. Para el año de 1990, asistía a la escuela el 93.1 por ciento de la población en edad escolar. En porcentajes la población por grupos de edad que acudía a la escuela, se incrementa conforme aumenta la edad hasta llegar a los 9 años, donde se tiene un máximo de 97.7 por ciento. A partir de los 10 años ese porcentaje comienza a descender.

Bibliotecas

La ciudad de Apizaco cuenta con una biblioteca pública. En 1998, dicha biblioteca contemplo 10 704 libros, libros para consulta de 37 153 usuarios.

Salud

La salud es un estado de bienestar físico y mental del hombre. Por ello, las condiciones de salud de una comunidad reflejan el nivel de desarrollo de sus habitantes y coadyuvan a un mayor crecimiento de su economía.

Infraestructura del sector

De acuerdo con la información proporcionada por el Anuario Estadístico del Estado de Tlaxcala, edición 1999, la infraestructura de salud en el municipio de Apizaco esta integrada por dos unidades medicas de consulta externa del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), una unidad medica de consulta externa del Instituto del Seguro Social al Servicio de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) . En el ramo de la asistencia social, esta integrada por seis unidades médicas de consulta externa, una casa de salud y una técnica de salud que pertenecen al Organismo Público Descentralizado Salud de Tlaxcala, una unidad medica de consulta externa del Desarrollo Integral de la Familia (DIF), una unidad medica de Hospitalización General del Organismo Público Descentralizado Salud de Tlaxcala, una Casa de Salud y una Técnica de Salud.

Población usuaria

De acuerdo con los datos del Anuario Estadístico del Estado de Tlaxcala, edición 1999, en 1998 la población usuaria de los servicio de salud que proporciona el Organismo Público Descentralizado Salud de Tlaxcala a través de sus unidades en el municipio de Apizaco fue 35,030. Al mismo tiempo la población usuaria de los servios que presta el Instituto Mexicano del Seguro Social sumó 57,710 personas. La población usuaria de los servicios que presta el Instituto del Seguro Social al Servicio de los Trabajadores del Estado fue de 5,580 Por otra parte, 225 fueron atendidas por el sistema para el Desarrollo de la Familia (DIF) y por ultimo 1,186 personas fueron atendidas por el Centro de Rehabilitación Integral.

Personal médico

En 1998, un total de 119 médicos atendieron a la población del municipio de Apizaco. 48 médicos dependientes del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), 4 médicos dependientes Instituto del Seguro Social al Servicio de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), de las cuales brindaron atención médica en la unidades de consulta externa, 63 médicos del Organismo Público Descentralizado Salud de Tlaxcala, atendieron a la población en las seis unidades de consulta externa y una de hospitalización general, un médico del Desarrollo Integral de la Familia y un médico del Centro de Rehabilitación Integral.

Abasto

En el municipio de Apizaco, según la información proporcionada por la Secretaría de Comercio y Fomento Industrial SECOFI, para 1998 se ha incrementado en forma importante la infraestructura en este rubro, de tal manera que la demanda de abasto en el municipio es cubierta a través de cinco tiendas Conasupo, una lechería Diconsa, cuatro tiendas de autoservicio,una tienda institucional, dos centros comerciales, dos mercados municipales, tres tianguis, un rastro municipal y una distribuidora de gas.

Deporte

El interés de fomentar la actividad deportiva en el Estado de Tlaxcala se inicia a través de la construcción de los espacios físicos necesarios acorde a las demandas y necesidades de la población, considerando que con ello también se logra el desarrollo de nuestra gente.

Muestra de ello, en el municipio de Apizaco podemos mencionar a Emma Cabrera Palafox, Alejandro Cabrera Palafox; deportistas destacados en Atletismo y a Sandro Haro Monarca, destacado boxeador apizaquenze.

De acuerdo con los datos proporcionados por el Consejo Estatal del Deporte COESDE, en el municipio de Apizaco, treinticuatro canchas de básquetbol, cinco canchas de béisbol, trece canchas de fútbol, dos estadios, once canchas de voleibol, cinco canchas de tenis, una unidad deportiva y tres módulos deportivos, conforman la infraestructura deportiva.

Vivienda

La vivienda es un factor importante para alcanzar el bienestar de la población. Contar con un espacio físico resulta un elemento vital para la integración familiar que se traduce en el sano desarrollo de la comunidad.

Vivienda y sus ocupantes

De acuerdo a datos censales, la mayor parte de la población de Apizaco cuenta con vivienda. En el año de 1980, existían un total de 6 858 viviendas particulares que representaban el 7.4 por ciento con respecto al estado. El promedio de sus ocupantes fue de 5.4 habitantes por vivienda, mientras que en el estado era de 6.0 habitantes por vivienda.

El número de viviendas particulares para el año de 1990 aumentó a 10,658, es decir, creció a un ritmo de 4.5 por ciento anual, entre 1980 y 1990, mientras su población lo hacía al 3.2 por ciento anual en el mismo periodo. Este crecimiento de la vivienda es indicativo de que los pobladores de este municipio han venido reduciendo su déficit acumulado de viviendas. En este año de 1990, el promedio de ocupantes por vivienda bajó a 4.8 y en el estado fue más elevado, de 5.5 ocupantes por vivienda.

El Conteo de Población y Vivienda del INEGI para 1995, muestra que el número de viviendas particulares ascendió a 13,767, con una tasa de crecimiento de 4.6 por ciento de 1990 a 1995, en tanto, el estado en su conjunto tuvo un ritmo de 4.0 por ciento anual, superior en ambos casos al crecimiento de la población.

Cabe señalar, que en el año 2000, de acuerdo a los datos preliminares del Censo General de Población y Vivienda, efectuado por el INEGI, hasta entonces, existían en el municipio 15,413 viviendas en las cuales en promedio habitan 4.36 personas en cada una.

Viviendas propias y rentadas

En lo que se refiere al régimen de la tenencia de la vivienda, se tiene que, en el municipio de Apizaco, el 54.2 por ciento de las viviendas particulares eran propias; el 37.3 por ciento correspondió a las viviendas rentadas y el restante 8.5 por ciento a viviendas no especificadas. Para 1990, estas viviendas propias aumentaron al 66.2 por ciento, el de rentadas disminuyó a 26.5 por ciento y el de no especificadas disminuyó al 7.3 por ciento. Finalmente, puede mencionarse que este municipio tiene uno de los porcentajes de viviendas rentadas más elevadas respecto al estado.

Viviendas particulares, según material predominante

De acuerdo a las características de la vivienda, según el material predominante en techos, pisos y paredes, permite conocer la calidad de la construcción en las viviendas del municipio de Apizaco.

En los años de 1980 y 1990, el material que predomina en el techo de las viviendas, correspondió a losa de concreto, tabique o ladrillo, siendo del 83.1 y 84.8 por ciento, respectivamente. Estos porcentajes son elevados respecto a la mayor parte de los municipios e incluso de los promedios estatales. En segundo término, se encuentra el material de lámina de asbesto o metálica con el 7.2 y 6.3 por ciento en los años indicados y, los techos de lámina de cartón tuvieron porcentajes de 4.9 y 4.4 por ciento, respectivamente.

Por otro lado, se señalan las características del material utilizado en paredes. En este municipio el mayor porcentaje de viviendas corresponde a las de tabique, block y piedra, con el 62.2 y 81.0 por ciento en 1980 y 1990, es decir, que en estos diez años las viviendas del municipio mejoraron sus condiciones en este material. En orden de importancia le siguen las viviendas con paredes de adobe, que en su conjunto absorbieron el 33.4 y 15.4 por ciento, respectivamente.

Por último, en lo referente al material predominante en pisos, la mayor proporción se concentra en los de cemento o firme, que absorbieron el 47.0 y 53.3 por iento, en los años de 1980 y 1990, siguiéndole en importancia los de madera y mosaico, que representaron el 47.0 y 42.6 por ciento. Los materiales en pisos de tierra disminuyeron en este periodo, al descender de 4.7 a 3.7 por ciento, respectivamente. Fachada típica de casa-habitación, Apizaco.

De acuerdo a los resultados que presento el II Conteo de Población y Vivienda en el 2005, en el municipio cuentan con un total de 17,507 viviendas de las cuales 14,114 son particulares.

Servicios Públicos

En este inciso se hace referencia a los servicios de agua entubada, drenaje y energía eléctrica que tienen en su interior las viviendas del municipio de Apizaco.

Prestación de servicios públicos agua potable y drenaje

El Municipio de Apizaco cuenta con un total de 7 sistemas que abastecen de agua potable a la población, los cuales están integrados por 10 pozos y un manantial. Dichos sistemas proporcionan servicio a través de 14 259 tomas domiciliarias.
Agua Potable Sistema de Control de Contaminación de Agua Fuentes de Abastecimiento de
Agua Potable Sistema de Captación de Agua Potable Sistemas de Drenaje
CNA ÉCHATE-CAPAET CNA CNA SECUDUVI
1997 1998 1998 1998 1995
Tomas Domiciliarias Sistemas Pozos Manantiales Sistemas Sistemas Descargas
14 259 1 10 3 7 6 10 298
Fuente: COPLADET. Cobertura de servicios públicos en el Estado 1999.

Electrificación en poblados

El servicio de energía eléctrica que recibe el municipio, lo suministra la Comisión Federal de ElectricidadCFE. Esta energía se distribuye a través de 14 602 tomas domiciliarias, 3 544 tomas comerciales, 61 tomas industriales y 260 tomas de otros usuarios.


Fuente: COPLADET . Cobertura de servicios públicos en el Estado, 1999.

Medios de Comunicación

El municipio de Apizaco, cuenta una radio difusora de frecuencia modulada, una estacion de televisión, dos periódicos y la revista antesala.
Radio Banda Observaciones
XHXZ CENTRO FM Concesionada
Estación de Televisión Observaciones
Tele Cable de Apizaco Concesionada
Periódico Circulación
Marca Diario de circulación regional
La Noticia Semanario de circulación local
Antesala Revista de circulación local
Fuentes: Coordinación General de Comunicación Social, Prensa de Gobierno del Estado, Tlaxcala 2000.
Secretaria De Comunicaciones Y Transporte SCT, Delegación Tlaxcala, 2000.

Vías de Comunicación

El municipio cuenta con carreteras federales, estatales y caminos rurales, que permiten una adecuada comunicación entre sus poblados.
Troncal Federal Pavimentada Alimentadoras Estatales
Pavimentada Caminos Rurales Revestida Total de Km.
10.3 28.4 23.1 61.8
Fuente: INEGI. Anuario Estadístico del Estado de Tlaxcala, edición 1999.

Por otra parte, el municipio cuenta con correo, telégrafo, teléfono, fax, señal de radio y televisión y telefonía celular.


ACTIVIDAD ECONÓMICA
Principales Sectores, Productos y Servicios
Agricultura

Tenencia de la tierra

Las cifras estadísticas que contempla el VII Censo Agrícola-Ganadero de 1991, idican que en el municipio de Apizaco , había 510 unidades de producción rural, que representaban el 0.7 por ciento del total en el estado. Dichas unidades pertenecían al sector de la pequeña propiedad. Se puede advertir la inexistencia de unidades ejidales y mixtas.

El tipo de tenencia por superficie, muestra que la totalidad de la superficie del municipio corresponde a la propiedad privada. Sin embargo, en la entidad el porcentaje es de 38.0 por ciento. En el municipio no existe propiedad ejidal y comunal. En tanto, en el estado la participación de estas dos propiedades en la superficie total fue de 50.0 y 12.0 por ciento, respectivamente.

Superficie de labor por disponibilidad de agua

En el municipio la actividad agrícola ha dejado de ser preponderante, debido al crecimiento de la actividad manufacturera. Por ello se ha reducido la superficie de labor que en 1991 sólo ocupaba 3 030 hectáreas, lo que representa únicamente el 1.5 por ciento con respecto al total del estado.

Superficie sembrada

En Apizaco la superficie sembrada en 1992 fue de 3 653 hectáreas, que representan el 1.5 por ciento del total estatal. La totalidad de la superficie sembrada de cultivos cíclicos está constituida por tierras de temporal. La superficie sembrada de maíz grano absorbió un 61.7 por ciento del total de los cultivos cíclicos, en tanto que al trigo se destinó el 29.0 por ciento de la superficie sembrada.

En 1992, la superficie sembrada en riego correspondió sólo a perennes con un total de 154 hectáreas, destacando la alfalfa con 116 hectáreas y 38 a pastos. En 1996, esta superficie sembrada en riego baja en 26 hectáreas, en alfalfa disminuyó en 22 hectáreas y en pastos en cinco hectáreas. Para el año de 1996, en el municipio la superficie sembrada de cultivos cíclicos aumentó a 4 168 hectáreas, lo que representa un crecimiento de 14.1 por ciento respecto a 1992. Es importante señalar que en 1992 no hubo superficie sembrada de riego en cultivos cíclicos, sin embargo en 1996 la superficie alcanzó las 374 hectáreas.

Superficie cosechada, rendimientos y producción

La actividad agrícola en el municipio es poco significativa, respecto a la del estado. Durante 1992, la superficie cosechada se elevó a 3 651 hectáreas en cultivos cíclicos, es decir el 1.6 por ciento de la entidad. De ese total, 2 252 hectáreas se dedicaron al cultivo del maíz; 1 061 hectáreas a trigo; 252 hectáreas a cebada grano, 36 hectáreas a haba seca, 26 hectáreas a frijol. En cuanto a cultivos perennes la superficie cosechada se elevó a 154 hectáreas, de ellas 116 correspondieron a alfalfa y 38 a pastos. En 1996 aumentó la superficie cosechada en cultivos cíclicos a 4 068 hectáreas, con un crecimiento significativo de 417 hectáreas en el periodo. Con relación a la productividad de la agricultura, en el periodo 1992-1996 la productividad en todos los cultivos cíclicos se incrementó, en el de los perennes dichos rendimientos disminuyeron en ambos cultivos

Volumen y valor de la producción

La producción agrícola en 1992, registró un total de 5 690 toneladas de maíz grano, que representaron el 1.4 por ciento de la producción total de la entidad, en tanto que en 1996 se cosecharon 4 106 toneladas de maíz; 6 366 toneladas de trigo; 645 toneladas de cebada grano; 21 toneladas de haba seca; 47 toneladas de frijol; 5 640 de alfalfa y 990 de pastos.

En el año agrícola de 1996, se fertilizaron un total de 4 243 hectáreas con abonos químicos y orgánicos. De ésta superficie, contaron con semilla mejorada un total de 2 413 hectáreas y 2 713 con servicios de asistencia técnica. Lo anterior significa que el municipio recibió asesoría para elevar los niveles de productividad. Los datos estadísticos sobre niveles de producción agrícola y el valor de la misma, indican la rentabilidad que obtuvieron los cultivos. El maíz grano en 1992, tuvo el mayor valor de producción al absorber el 68.7 por ciento del total de los cultivos cíclicos, siguiéndole en importancia el trigo con el 20.9 por ciento y la cebada grano que representó al 6.1 porciento. Para 1996, el cultivo de mayor rentabilidad fue el trigo, que representó el 35.0 por ciento del valor de la producción de cultivos cíclicos. En segundo término, se situó el maíz grano con el 23.7 por ciento y la cebada grano con el 3.2 por ciento.

Ganadería

La información sobre ganadería en el municipio de Apizaco durante el año de 1991, muestra que contaba con un total de 968 unidades de producción rural para la explotación de animales, cifra que representó el 2.0 por ciento del total estatal. Entre las más importantes destacaron 481 dedicadas a la cría de ganado bovino, que representó el 3.5 por ciento del estado, 245 de ovino y 104 de caprino, el 3.0 y 2.5 por ciento del total registrado en la entidad.

El municipio contaba con 490 unidades económicas que realizan actividades pecuarias comerciales, y 51 unidades familiares que crían ganado básicamente para el consumo doméstico de leche y carne. De las unidades de producción rural que explotan bovinos, el 68.4 por ciento son ejidales, el 20.6 privadas y el resto mixtas. Para el año de 1996, en población ganadera las especies más importantes fueron 13 478 cabeza de ganado porcino, las cuales representaron el 7.5 por ciento del total de cabezas existentes en el estado; 3 729 cabeza de caprino; 5 267 de ovino y 14 130 aves que significan el 5.6, 4.0 y 3.8 por ciento del estado, respectivamente.

Silvicultura

De acuerdo a datos sobre Silvicultura, en Apizaco se tienen registradas 24 unidades de producción rural destinadas a actividades forestales. En los últimos años, por la fuerte erosión registrada en los bosques de la entidad, se han fortalecido los programas de reforestación con el fin de aumentar las áreas verdes en el municipio.

Pesca

En el municipio de Apizaco, durante 1996 se logró capturar 27 005 kilogramos de pescado, correspondiendo 16 897 kilogramos a carpa barrigona; 7 526 kilogramos a carpa espejo y 1 532 kilogramos a carpa herbívora. La pesca se realiza en once embalses, de los cuales 4 son jagüeyes, 5 estanques y 2 presas.

Industria

En el municipio, el sector industrial lo integran, de acuerdo al XIV Censo Industrial de 1993, un total 307 empresas, de las cuales 117 corresponden a la rama de productos alimenticios y bebidas, 69 a productos metálicos, 27 a la de textiles y prendas de vestir, 48 a la de productos madereros, 22 a la de productos de papel y 17 a la de productos minerales no metálicos, las restantes corresponden a sustancias químicas y otras industrias manufactureras.

Con relación a las 154 empresas que existían en 1988, el sector aumentó en 153 unidades económicas durante un quinquenio, lo que representó un incremento del 99.4 por ciento. Cabe destacar que el municipio de Apizaco, constituye una importante base en el desarrollo industrial del estado, debido a su estratégica localización dentro de la franja del Corredor Industrial Apizaco-Xaloztoc-Huamantla.

Del sector industrial en su conjunto, la mayoría de las ramas que lo conforman tuvieron importantes crecimientos. Destacan las unidades económicas relacionadas con productos alimenticios y bebidas, las industrias de productos metálicos y las orientadas a la producción y confección textil y papelera. Estos datos, así como algunos otros indicadores industriales.

En 1988, el sector industrial en el municipio generó 1 419 fuentes de empleo, mismos que cinco años después ascendían a 2 357. No obstante los acelerados procesos de automatización de las actividades productivas, se crearon 938 nuevos empleos en el sector.Reflejo de ello y, de los constantes desequilibrios en los competidos mercados de telas y prendas de vestir, la rama textil aumentó su oferta de empleo durante el periodo 1988- 1993, al pasar de 48 puestos de trabajo a 327, esto es debido a que en ese lapso aumentó el número de empresas de 10 a 27 unidades. En cambio, durante los mismos años, la rama correspondiente a productos metálicos disminuyó el número de personal ocupado al bajar de 441 a 434. Lo que no ocurrió con otras ramas, destacando las de productos alimenticios y bebidas, de madera y productos minerales no metálicos.

Población Económicamente Activa

Los datos del Censo de Población y Vivienda de 1990, muestran que el municipio de Apizaco, registró una población económicamente activa de 14 812 personas, cifra que representó el 28.6 por ciento del total de la población y el 40.4 por ciento de la misma era económicamente inactiva. Para el estado en su conjunto, estas cifras difieren, el 26.8 por ciento era económicamente activa y el 39.9 por ciento inactiva.

En cuanto a la participación por sexo, la población masculina concentra la mayor parte del personal empleado en las actividades económicas, ya que absorbe el 74.6 por ciento de la PEA y el 25.4 por ciento restante correspondió a las mujeres.

Población de 12 años o más ocupada por sector de actividad

El Censo de Población, señala que de la población ocupada en el año de 1990, ascendía a un total de 14 407 personas; el 8.1 por ciento de su población se dedicaba a las actividades agropecuarias; el 29.0 por ciento a la industria y el 60.9 por ciento al sector terciario, siendo esta actividad la mayor fuente de empleos del municipio.


Fuente: INEGI. Resultados del XI Censo General de Población y Vivienda, 1990 INEGI.

Con relación a la ocupación por sexo, en el sector primario se ocupa al 97.7 por ciento de la población masculina; el sector secundario y terciario absorben el 83.0 y 67.7 por ciento de la misma población, respectivamente. El comercio y los servicios son las actividades donde se emplea a un mayor número de mujeres.


ATRACTIVOS CULTURALES Y TURÍSTICOS
Monumentos Históricos
Basílica de Nuestra Señora de la Misericordia.- Esta basílica data del siglo XVII, es una iglesia de dimensiones modestas y de una sencillez extrema, que fue demolida en los años treinta del presente siglo para dar paso al proyecto del párroco Adolfo Sebastián, que después continuaría don Marcial Aguila González. Los planos arquitectónicos del nuevo edificio estuvieron a cargo del Ing. Miguel Pardo, encargado de tender la línea del ferrocarril, quien al morir dejó la obra a su hijo, el Ing. José Pardo y Llop. Finalmente la concluyó en diciembre de 1961 el Ing. Rodolfo Zenteno.

Esta construcción es de tres naves de piedra labrada al estilo de las catedrales góticas del siglo XII, inspirada en el templo de la Sagrada Familia construida en Barcelona, España por Gaudi. La Nave central tiene una longitud de 43.20 metros por 10.70 de ancho y 19 de alto. Las colaterales miden50.85 metros de longitud, 5.50 de ancho y 10.50 metros de altura, cada una. Cuenta con un vestíbulo de 21.00 por 4.33 metros con bastos puertos y enrejado. La altura de la cúpula, del piso a la linternilla, mide 35.5 metros. Las dos torres son de 50 metros de altura cada una. El baldaquino tiene 12.50 metros de alto. Sus columnas son de mármol de Tepeaca. El altar mayor es de mármol de Carrara.

“Las pilastras y arquerías interiores, así como todo el exterior del templo es de piedra labrada, con motivos ornamentales del mismo material. Tiene amplios ventanales que lo inundan de luz, su piso de baldosas pulidas de Santo Tomás. Su arquitectura es admiración de propios y extraños, que saben apreciar su magnificencia”. Fue erigida en Basílica Menor por el entonces delegado Apostólico de la Santa Sede, Luigi Raymondi, mediante decreto que emitió el Papa Paulo VI en Roma el 5 diciembre de 1963, y ejecutado el 12 de mayo de 1964.

Capilla de El Calvario.- El padre Luis Nava relata que la capilla se localiza en San Luis Apizaquito, es una construcción en piedra labrada del siglo XVI. En la nave central se encuentra un altar de estilo barroco donde destacan las columnas salomónicas que enmarcan la bella imagen del Señor del Calvario. Se encuentran siete pinturas en el retablo donadas por diferentes devotos. “El templo tiene tres arcos y crucero con tres bóvedas, cúpula de tambor con ocho ventanas. Otro retablo en la parte baja del coro, estilo churrigueresco, dedicado al Cristo con el Cirineo, muy impresionante óleo de la escuela hispanomexicana. En la parte superior, un medallón representa a nuestra Señora del Pilar contemplada por los españoles y moros”. Se encuentra en malas condiciones. Al aplanarse el exterior, se perdió la mitad de la piedra labrada.

Templo de Santa Anita.- Ubicado en el pueblo de Santa Anita Huiloac, es una construcción del siglo XVIII en piedra y adobe con aplanado blanco y cubierta en forma de cañón corrido.

Monasterio e Iglesia de Santa María Texcalac.- No se ha podido determinar la fecha de su construcción, pues no se menciona en los documentos del siglo XVI; sin embargo, se estima que la construcción con muros de piedra y fachada principal aparente, data de aquellos años. El inmueble se encuentra en ruinas. La fachada y portada presentan la ventana ajimezada del coro, encuadrada en un elegante alfiz. Existen restos de una torre lateral izquierda. En el conjunto, destaca la iglesia de proporciones medianas y techo de viguería; el acceso consta de dos columnas rematadas con un arco de medio punto en piedra labrada. Del antiguo claustro queda el terreno y algunos muros, donde se pueden ver los arranques de los arcos.

Ex-secundaria.- Construcción que data de los siglos XIX y XX. Actualmente adaptada como habitación, albergó la primera secundaria de Apizaco. En el arco de la fachada cuenta con una inscripción de 1932; cuenta asimismo con una placa que señala: 1938-1983 aquí nació la secundaria Héroe de Nacozari abril 27, 1983, fundada el 27 de abril de 1938.

Fábrica de Hilados, Tejidos y Estampados San Luis.- Construcción en tabique y adobe con aplanado blanco y cubierta plana catalana. Está ubicada en la población de San Luis Apizaquito, suspendió sus labores temporalmente en 1947 y se clausuró definitivamente en 1959. Originalmente era un molino de trigo, perteneciente al francés Simón Steffani. El señor Solana lo convirtió en fábrica de hilados y tejidos, iniciando con 10 telares hasta completar 400. En la parte alta del chacuaco contiene la siguiente inscripción: "1941 San Luis".

Hacienda de Actipan.- Construcción en piedra y adobe con aplanado blanco. Data del siglo XIX y está completamente en ruinas. Se localiza sobre la carretera Apizaco-San Francisco-Atexcatzingo.

Estación de ferrocarril.- Conjunto ferroviario con arquitectura del siglo XIX, formado por la estación; servicios especiales; oficina de trenes; bodega y casa redonda. Construida en los años veinte, consta de fachada y una estructura circular con vías de escape; tanques de almacenamiento, talleres y patio de maniobras. La Crujía esta dividida en 3 secciones, de las cuales las dos extremas son originales y la central es posterior. La cubierta del edificio de la estación Apizaco se incendió, pero fue reconstruida.

Máquina de vapor No. 212.- El 5 de mayo de 1964, se despidió a la fuerza tractiva de vapor, representado por la máquina No. 212, cambiando a máquinas eléctricas diesel para el movimiento de trenes. La locomotora fue trasladada a la rotonda de la Avenida 16 de septiembre. Este monumento pone de manifiesto el origen y sentido de la ciudad ferrocarrilera de Apizaco.

Monumento al Héroe de Nacozari.- El sindicato ferrocarrilero se preocupó por perpetuar la memoria de Jesús Corona, conocido como el Héroe de Nacozari, el cual sacrificó la vida para salvar la de muchos habitantes del mineral que se conoce como Nacozari. El 7 Monumento a la locomotora de vapor. Rotonda en la avenida 16 de septiembre, Apizaco. de noviembre de 1957, se colocó el monumento alusivo en el centro de la bocacalle de la Avenida Cuauhtémoc y la calle Independencia; como dificultaba el tránsito, posteriormente se estableció el monumento a la Avenida Cuauhtémoc.

Templo de San Luis Rey de Francia.- Ubicado en San Luis Apizaquito. El templo actual se construyó en el siglo XVIII sobre uno anterior, del siglo XVI, y se ha modificado en distintas épocas. El retablo principal es de estilo barroco-salomónico. En los transeptos del crucero aparece un retablo de gusto popular con cuadros de San Francisco de Asís y San Antonio y un altar dedicado a la Virgen de Guadalupe. A la derecha de la nave se añadió una capilla dedicada al Señor del Calvario, en donde se localiza una talla en madera que representa a Cristo en la Cruz, junto a la que se encuentran esculturas de la virgen María y de San Juan Evangelista.

Fiestas, Música, Danzas y Tradiciones

En el Estado de Tlaxcala las danzas y la música típica tradicional, se relaciona primordialmente con las festividades religiosas paganas y con las festividades del carnaval. Ambas son parte de la identidad comunitaria e histórica del pueblo tlaxcalteca.

La música y las danzas se heredan de una generación a otra ya sea como danzante o como interprete, aunque los que participan directamente son realmente grupos reducidos de personas, una gran parte de la población de cada comunidad participa tradicionalmente como espectador o colateralmente en la organización y preparación de los festejos.

Festejos a la Santísima Virgen de la Misericordia.- Se celebra el 12 de mayo con una feria en la que además de los actos religiosos se realizan diversos eventos: bailes folklóricos, corridas de toros, jaripeos, entre otros. Inicia el 1 de mayo y durante 11 días se hacen rosarios de aurora a las 5 hrs., además de procesiones alrededor de la basílica y algunas calles, misas todos los días. El 11 de mayo inician los eventos principales: misa a las 9 de la mañana, en donde se llevan a cabo primeras comuniones; a las 24 horas es la misa de medianoche, por la asociación de la adoración nocturna de San Miguel Canoa, Puebla. Después se hace una procesión con la imagen por las calles de la ciudad.

El 12 de mayo es el día principal. Se realizan confirmaciones, comuniones y bautizos presididas por el Obispo. En el mercado 12 de mayo se organiza una gran fiesta popular en honor a la Virgen de la Misericordia, le dan “las mañanitas”, bailan la “Danza de Moros y Cristianos” y se llevan a cabo eventos deportivos, etc.

Festejos de carnaval.- El carnaval en Santa Anita Huiloac da inicio el domingo anterior al miércoles de ceniza y se baila el domingo, lunes y martes de carnaval. Participan 2 camadas que están integradas por 16 o 22 personas aproximadamente. La camada antigua se nombra “Xicohténcatl” y la otra se llama “Nueva Generación”. Bailan las cuadrillas de Lanceros, Francesas y CuatroRosas. Para el acompañamiento musical, rigurosamente se requiere de una orquesta de instrumentos de viento, la cual acompañará por las calles de la población y hasta el día en que se llegue la hora final del remate de las fiestas de carnestolendas.

Festejos de Semana Santa.- Es una tradición cristiana, que se celebra la última semana de la cuaresma y se le conoce también como semana mayor. El día importante es el Domingo de Ramos, en donde se hace una procesión y se bendicen las palmas. El viernes santo se realiza la impresionante procesión de las tres caídas y se escenifica la Pasión, Crucifixión y Muerte de Jesucristo. A las 20 horas se inicia la gran Procesión del Silencio, e inicia en el templo parroquial.

Artesanías

En el municipio de Apizaco, se elaboran fundamentalmente los bastones de madera tallada y la fabricación de lápices con figuras de muñecos.

Gastronomía

En el municipio su gastronomía es variada y exquisita. Entre los alimentos que se disfrutan son los tlatloyos, sopa de nopales, caldo de haba, barbacoa de hoyo, pollo a la Tocatlán, chicharrón en mole verde, pipían, salsa borracha. Las bebidas típicas de la región son el aguamiel, vino de capulín, pulque natural o curado de frutas. Y los postres que se acostumbran son los muéganos, dulce de calabaza y pepitorias.

Atractivos Turísticos

El municipio de Apizaco esta ubicado en la ruta “Los Textiles y el Centro”. Esta ruta es una de las que tienen su riqueza en los textiles. Sin embargo, el municipio de Apizaco es hoy una importante ciudad industrial.

Apizaco, le ofrece a sus visitantes regionales, nacionales y extranjeros, lugares y aspectos interesantes para conocer y disfrutar, los cuales prometen ser un verdadero agasajo, visítelos.

La Basílica de la Virgen de la Misericordia.- Esta bellísima basílica, se localiza en el centro del municipio.

Templo de Santa Anita.- El templo se encuentra ubicado en el pueblo de Santa Anita Huiloac.

Capilla El Calvario.- La capilla se encuentra localizada en San Luis Apizaquito.

Monasterio e iglesia de Santa María Texcalac.- Esta iglesia se encuentra en ruinas y esta ubicada en Santa María Texcalac.

Construcción de adobe del panteón municipal.- Localizada en la calle San Baltazar Maldonado, esquina con calle 5 de Mayo.

Fábrica de Hilados, Tejidos y Estampados San Luis.- Se localiza en la población de San Luis Apizaquito.

La Máquina de Vapor.- Localizada en la rotonda que da acceso a la Avenida 16 de Septiembre

Servicios Turísticos

Hoteles

De esta manera, Apizaco ofrece a sus visitantes locales, nacionales y extranjeros durante todo el año, una infraestructura hotelera con diversos servicios para su disfrute y estancia placentera en el municipio o la región.
Hotel Categoría Ubicación Teléfono Servicios
Del Angel **** Jesus Carranza No. 1909 4 17 68 00 Restaurante
Estacionamiento
Alberca
Convenciones
Bar
Discoteqhe
La Posada *** 16 de Septiembre No. 911 4 17 08 15 Restaurante
Estacionamiento
Convenciones
Bar
Discoteqhe
Upton *** Juárez No. 606-B 4 17 58 55 Restaurante
Estacionamiento
Mesón de Alfonso *** Blvd. Emilio Sánchez p. No. 104 4 17 19 54 Restaurante
Estacionamiento
Bar
1904 *** 16 de Septiembre No. 1305 4 17 82 50 Restaurante
Estacionamiento
Bar
Grysell ** 16 de Septiembre No. 1912 4 17 50 84 Estacionamiento
Las Rocas ** Emilio Carranza No. No. 708 4 17 23 85 -
Luis Alberto ** 16 de Septiembre No. 303 4 17 06 26 Estacionamiento
Regis ** Francisco I. Madero No. 106 4 17 05 42 Restaurante
Estacionamiento
Bar
Imperial * Blvd. Emilio Sánchez P. No. 105 4 17 00 17 Restaurante
Estacionamiento
Bar


En Apizaco, además podrá disfrutar la exquisita gastronomía tlaxcalteca, regional o internacional, en diversos restaurantes ubicados en el municipio.
Restaurantes Ubicación Teléfono
Café París
Comida. Internacional Hidalgo No. 404 4 17 06 11
Chezz Video Burger
Comida: Rápida 2 de Abril No. 203 4 17 70 77
El Café
Comida: Regional Hidalgo No. 606 4 17 36 26
El Paraíso
Comida: Mariscos Francisco I. Madero No. 1116 4 17 19 92
El Rugido
Comida: Mexicana Blvd. Emilio Sánchez P. No. 502 4 17 43 07
La Posada
Comida: Internacional 16 de Septiembre No. 911 4 17 08 15
Las Sirenas
Comida: Mariscos 16 de Septiembre No. 810 4 18 11 34
Los Candiles
Comida: Internacional Jesús Carranza No. 517 4 17 68 00
Mesón de Alfonso
Comida: Mexicana Blvd. Emilio Sánchez p. No. 104 4 17 19 74
1904
Comida: Internacional Av. Independencia No. 604 4 17 37 85
La Mexicana
Comida: Mexicana Francisco I. Madero No. 1016 4 17 09 74
Ajá-Toro
Comida: Internacional Av. Juárez No. 302. Esq. 2 de Abril 4 17 80 90
Veramar
Comida: Mariscos Priv. Aquiles Serdán No. 507 4 17 38 66
Antonio's
Comida : Internacional Cuauhtémoc No. 302 4 17 00 32
La Casona:
Comida: Regional 2 de Abril No. 308 4 18 07 48
Fuente: SECTUR.. Guía Turística. Te Queremos en Tlaxcala 2000.


GOBIERNO
Principales Localidades
Apizaco, cabecera municipal con un total de 50 593 personas, sus principales actividades se encuentran en la industria manufacturera y construcción.

Santa Anita Huiloac, con un total de 5 297 habitantes, su principal actividad se encuentra en sus principales actividades se encuentran en la industria manufacturera y construcción.

Santa María Texcalac, con un total de 5 691 habitantes, sus principales actividades se encuentran en la industria manufacturera y construcción.

Caracterización del Ayuntamiento

De acuerdo a lo establecido en el artículo 87 de la Constitución Política del Estado Libre y Soberano de Tlaxcala; los Ayuntamientos se compondrán de un Presidente Municipal, un Síndico y los Regidores que determine la Ley, nombrados cada tres años en elección directa calificada por el Congreso en los términos que la propia Ley prescriba.

Ayuntamiento 1999-2002

Presidente Municipal
Síndico
7 Regidores de Representación Proporcional

Para analizar y resolver los problemas del municipio y para vigilar que se ejecuten las disposiciones y acuerdos del ayuntamiento, se conforman las comisiones administrativas necesarias. Art. 37 y38 de la Ley Orgánica Municipal.
Comisiones del Ayuntamiento Responsable
Comisión de Hacienda. Síndico
Comisión de Gobernación. Presidente
Comisión de Educación Pública. Séptimo Regidor
Comisión de Salud Pública y Desarrollo Social Primer Regidor
Comisión de Desarrollo Urbano, Obras Públicas y Ecología Segundo Regidor
Comisión de Desarrollo Agropecuario José Luis García
Comisión de Fomento Industrial, Comercial, Turístico y Artesanal Tercer Regidor
Comisión de Protección y Control de Patrimonio Municipal Sexto Regidor Suplente
Comisión de Seguridad Pública, Vialidad y Transporte. Cuarto Regidor,
Fuente: H. Ayuntamiento, 1999-2002.

Organización y Estructura de la Administración Pública Municipal

La ley Orgánica Municipal del Estado Libre y Soberano de Tlaxcala, contempla facultades para autoridades y funcionarios del Ayuntamiento.

Presidente municipal.- Ejecuta los acuerdos del Ayuntamiento. Vigila la recaudación de la hacienda municipal, cuidando que su aplicación se realice con probidad y honradez y estricto apego al Presupuesto de Egresos. Nombra y remueve, de conformidad con la Ley respectiva, al personal administrativo del Ayuntamiento. Coordina a los Consejos y comisiones municipales y Aplica las disposiciones de los bandos y reglamentos municipales.

Síndico.- Realiza la procuración, defensa y promoción de los intereses municipales. Representa al Ayuntamiento en los procedimientos judiciales y administrativos que éste promueva o que se promuevan en su contra. Vigila la aplicación del Presupuesto de Egresos Municipales. Vigila que se envíen cada mes, las cuentas públicas para su revisión a la Contraloría Mayor del Ingreso y Gasto Públicos del Congreso del Estado.

Regidores de representación proporcional.- Proponen al ayuntamiento medidas para el mejoramiento de los servidores municipales. Vigilan y controlan los ramos de la administración que les encomiende el Ayuntamiento, debiendo informar a éste de sus gestiones. Suplen al Presidente municipal, en sus faltas temporales, en el orden de preferencia determinado en la Ley.

Secretario del ayuntamiento.- Tiene a su cargo las actividades administrativas del Ayuntamiento; Realiza los proyectos de las convocatorias, que firmará el Presidente Municipal, a sesión de cabildo para los integrantes del Ayuntamiento y ponerlas en su conocimiento. Acredita, requisita y expide, conforme a derecho, los documentos emanados del Ayuntamiento. Se encarga del control de los asuntos encomendados a las comisiones y organismos auxiliares para tener un seguimiento preciso de sus avances, a efecto de poder informar al Ayuntamiento cuando sea el caso. Vigila que se cumpla el Reglamento Interior del Ayuntamiento.

Tesorero municipal.- Recauda y administra las contribuciones y participaciones que por Ley le corresponden al municipio. Vigila el cumplimiento de leyes, reglamentos y disposiciones administrativas y fiscales. Coadyuva con el interés de la Hacienda Municipal. Lleva la contabilidad del Ayuntamiento y Remite mensualmente a la Contraloría Mayor del Ingreso y Gasto Público, los estados financieros del Ayuntamiento.

Autoridades Auxiliares

El funcionamiento del Ayuntamiento se apoya en las tareas que conforme al Artículo 9 de la Ley Orgánica Municipal, desempeñan los Presidentes Municipales Auxiliares.

Mediante la figura Político-Administrativa del Presidente Municipal Auxiliar, en las localidades de los municipios se busca la participación de la ciudadanía en la toma de decisiones y en las acciones mismas de la administración pública.
Localidad Tipo de Elección
Cerrito De Guadalupe Voto Constitucional
Col. José Maria Morelos Voto Constitucional
Col. San Isidro Voto Constitucional
Guadalupe Texcalac Voto Constitucional
San Luis Apizaquito Voto Constitucional
Santa Anita Huiloac Voto Constitucional
Santa Maria Texcalac Voto Constitucional
Fuente: Instituto Electoral de Tlaxcala, IET 2000.

Regionalización Política

Distrito electoral local.- Este municipio esta comprendido en 2 distritos: el distrito XV Apizaco-Centro Norte con cabecera en Apizaco, territorio comprendido: Apizaco Centro-Norte secciones electorales 012 a 029, 032,034,037 a 041, 046 y 048; distritos XVI Apizaco sureste con cabecera en Apizaco, territorio comprendido: Apizaco Sureste secciones electorales 030, 031, 033, 035,036,042 a 045 y 047, y otros municipios

Distrito electoral federal.- De conformidad con la Distritación federal electoral elaborada por el Instituto Federal Electoral (IFE), Tlaxcala cuenta a partir de los comicios de 1997 con un distrito adicional. Así, se establecen 3 distritos electorales federales. En la nueva Distritación, el municipio de Apizaco se incorpora al distrito electoral federal I, mismo que se integra con 19 municipios más.

Reglamentación Municipal

De acuerdo con la información proporcionada por el H. Ayuntamiento 1999-2002, en el municipio de Apizaco, se aplican los siguientes reglamentos.

Bando de Policía y Buen Gobierno
Reglamento Interior del Ayuntamiento
Reglamento de Espectáculos y Diversiones Públicas
Reglamento de Expendios de Bebidas Alcohólicas
Reglamentos de Mercados y Lugares Destinados para Tianguis
Reglamento de Participación Ciudadana
Reglamento para el Rastro Municipal de Apizaco
Reglamento de la Dirección de Protección y Vialidad Municipal
Reglamento de Seguridad Pública
Reglamento de Tránsito y Transporte
Reglamento de Alcantarillado, Agua Potable y Saneamiento

Cronología de los Presidentes Municipales
Nombre Periodo
Álvaro Muñoz Huerta 1950
Dr. José Serrano Pérez 1951-1952
Alfonso Martínez 1953-1955
1971-1973
Federico Camarillo Hernández. 1956-1958
Francisco Bocardo Cuellar 1962-1964
Guillermo Galindo Sánchez 1965-1967
Luis Granillo Astorga 1968-1969
Aurelio Zamora García 1969-1970
Hugo García Méndez 1974-1976
Rodolfo Rosas Martínez 1977-1979
Prospero Dorantes Ávila 1980
Herlinda Barba Charles 1981-1982
Daniel Barcenas Paredes 1983-1984
José Agustín Alducin Parra 1985
Lic. Jorge Javier Ramírez Lozano 1986-1988
C.P. Mariano Gózales Zarur 1989-1991
Lic. Ramón Hernández Márquez 1992-1994
Ing. Sergio Pintor Castillo 1995-1999
Dr. Fernando León Nava 1999-2002
Baltazar Maldonado Rosales 2002-2005
Reyes Ruiz Peña 2005-2008
Alex Ortiz Zamora 2008-2010
Fuente: H Ayuntamiento.

BIBLIOGRAFÍA
Aguilera, Carmen. Tlaxcala Una historia compartida. Los Orígenes, Antropología e Historia, Tomo 5, Gobierno del Estado de Tlaxcala y CONACULTA, México1991.
Anaya Monroy, Fernando. La Toponimia Indígena en la Historia y la Cultura de Tlaxcala. UNAM, México 1963.
Artigas, B. Juan. Capillas abiertas aisladas de Tlaxcala. Instituto Tlaxcalteca de la Cultura. UNAM. México 1985.
Centro de Estudios Municipales. Los Municipios de Tlaxcala, Secretaría de Gobernación y Gobierno del Estado de Tlaxcala, México 1987.
Comisión Nacional del Agua. Gerencia Estatal en Tlaxcala, Subgerencia de Ingeniería y Apoyo Técnico, Tlaxcala 2000.
Consejo Estatal de Población. Area de Estudios en Población y Análisis Demográficos. Población Indígena en el Estado de Tlaxcala. Cuadernos municipales, ediciones 1993, 1994 1995, 1996, 1997 y 1998, INEGI, Tlaxcala 2000.
Consejo Estatal del Deporte, Instalaciones y Centros Deportivos existentes en cada uno de los Municipios del Estado, Tlaxcala 2000.
Coordinación de Planeación para el Desarrollo del Estado de Tlaxcala. Servicios Públicos en los 60 Municipios del Estado, Tlaxcala 2000.
Coordinación General de Comunicación Social del C. Gobernador del Estado. Información de los medios de Comunicación existentes en el Estado, Tlaxcala 2000.
Coordinación de Radios Cine y Televisión de Tlaxcala, Dirección General, Medios de Comunicación en el Estado, Tlaxcala 2000.
Cuéllar Abaroa, Crisanto. La Revolución en el Estado de Tlaxcala. Tomos I y II, Instituto de Estudios Históricos de la Revolución Mexicana, México. 1975.
Cuéllar Bernal, René. Tlaxcala a través de los siglos. Costa-Amic. México. 1986.
Coordinación General de Ecología. Recursos Naturales en el Estado de Tlaxcala, Tlaxcala 2000.
Chauvet, Fidel de J. Los Franciscanos y sus Construcciones en Tlaxcala. Talleres Fr. Junípero Serra O.F.M. México, 1950.
Durán, Fray Diego. Historia de los Indios de Nueva España e Islas de la Tierra Firme. Tomos I y II, Porrúa. México.1967.
García Cook, Angel, y Merino Carrión, Beatriz Leonor, Tlaxcala, Textos de su historia.
Gobierno del Estado de Tlaxcala y CONACULTA, Tlaxcala. Una historia compartida. Los Orígenes. Arqueología, Tomo III, México 1991.
Gobierno del Estado de Tlaxcala y CONACULTA, Tlaxcala. Textos de su historia, siglo XX. Tomo 14, México 1991.
Gobierno del Estado de Tlaxcala e Instituto José María Luis Mora, Tlaxcala. Una historia compartida, siglo XIX. Tomo13, México 1991.
González Sánchez, Isabel. Haciendas y ranchos de Tlaxcala en 1712, INAH, México 1969.
Gracia, M. Ezequiel. Los Tlaxcaltecas en la Etapa Revolucionaria 1910-1917, Edición del autor, Tlaxcala 1961.
Gibson, Charles. Tlaxcala en el siglo XVI. Gobierno del Estado de Tlaxcala y F.C.E., México 1991.
González Jácome, Alba, (compiladora). La economía desgastada. Historia de la producción textil en Tlaxcala. Universidad Autónoma de Tlaxcala y Universidad Iberoamericana, México, 1991.
Hernández Xochitiotzin, Desiderio, Citlalli Hernández. Historia de un Pueblo. Gobierno del Estado de Tlaxcala, Tlaxcala 1994.
Historia de Tlaxcala. Paleografía, introducción, notas, apéndices e índices analíticos de Luis Reyes García, con la colaboración de Javier Lira Toledo. Universidad Autónoma de Tlaxcala-CIESAS-Gobierno del Estado de Tlaxcala. México. 1998.
Instituto Nacional de Antropología e Historia, Haciendas, tumultos y trabajadores: Puebla-Tlaxcala, 1778-1798, México 1997.
Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática, VII Censo Agrícola-Ganadero, 1991, Tlaxcala Resultados Definitivos. Tomo I, Impreso en México, 1994.
Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática, XI Censo General de Población y Vivienda, 1990. Impreso en México, 1992.
Instituto Nacional de Estadística, geografía e Informática, Conteo de Población y Vivienda 1995.
Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática, XIII Censo Industrial. Censos Económicos 1989. Tlaxcala. Impreso en México, 1991.
Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática, XIV Censo Industrial. Censos Económicos 1993. Tlaxcala. Impreso en México, 1995.
Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática, XI Censo Comercial. Censos Económicos 1994. Tlaxcala. Impreso en México, 1995.
Instituto Nacional de Estadística, geografía e Informática, Anuario Estadístico del Estado de Tlaxcala, edición 1999,
Instituto Nacional de Estudios Históricos de la Revolución Mexicana-Secretaría de Gobernación. Diccionario Histórico y Biográfico de la Revolución Mexicana. Tomo VII, México 1992.
Instituto Electoral de Tlaxcala. Ayuntamientos elegidos 1999-2001. Presidentes Municipales Auxiliares para el periodo Constitucional de 1999-2001. Presidentes Municipales Auxiliares y Tipo de Elección, Proceso Electoral 1998. Tlaxcala 2000.
Instituto Nacional de Antropología e Historia, Centro INAH, Tlaxcala, Monumentos Históricos en el Estado de Tlaxcala y Museos en Tlaxcala, Tlaxcala 2000.
Instituto Tlaxcalteca de la Cultura, Departamento de Extensión Cultural. Música y Danzas Populares Tradicionales de Tlaxcala, Tlaxcala 2000.
Ley Orgánica Municipal del Estado de Tlaxcala, artículos 32, 33, 34, 36, 40, (Decreto del Congreso No. 197, Periódico oficial del Gobierno del Estado, 4 de agosto de 1995), 41, 41-A, 41-B, 42, 47, 48, 49 y 59.
Los Municipios de Tlaxcala. Colección Enciclopedia de los Municipios de México. Secretaría de Gobernación-Gobierno del Estado de Tlaxcala, 1ra. Edición 1988.
Los Municipios de Tlaxcala. Monografías 1998 CD ROM. COPLADET-Gobierno del Estado de Tlaxcala.
Manzanilla, Lidia. Leonardo López Luján, coordinadores. Historia Antigua de México, El México Antiguo, sus áreas culturales, los orígenes y el horizonte Preclásico, Tomo I. El horizonte Clásico, Tomo II. El horizonte Posclásico y algunos aspectos intelectuales de las culturas mesoamericanas, Tomo III. CONACULTA-INAH-Porrúa, México 1994.
Martínez Baracs, Andrea. Sempat Assadourian, Carlos Tlaxcala una historia compartida, siglo XVI. Tomo siglos XVII-XVIII, Tomo 10. Gobierno del Estado de Tlaxcala y CONACULTA, México 1991.
Martínez, C. Alejandro. Lo que vi, lo que leí, y lo que me contaron de Calpulalpan. Edición del autor, México, 1986.
Monografía del municipio de Amaxac. Centro de Estudios Municipales de Tlaxcala e Instituto Tlaxcalteca de la Cultura, Tlaxcala 1986.
Monografía del municipio de Apetatitlán. Centro de Estudios Municipales de Tlaxcala e Instituto Tlaxcalteca de la Cultura, Tlaxcala 1986.
Monografía del municipio de Contla de Juan Cuamatzi. Centro de Estudios Municipales de Tlaxcala e Instituto Tlaxcalteca de la Cultura. Tlaxcala 1986.
Medellín, A. Rodrigo. Sanctórum, Resurgimiento Campesino de un Pueblo de Tlaxcala, SEP, México 1986.
Merino Carrión, Beatriz Leonor. La cultura Tlaxco, INAH. México. 1989.
Nava Rodríguez, Luis. Historia de la Ciudad de Tlaxcala. Talleres Gráficos del Estado de Tlaxcala, S.A. de C.V., Tlaxcala. 1989.
Ramírez Rancaño, Mario. Tlaxcala. Una historia compartida, siglo XX. Tomo XVI, Gobierno del Estado de Tlaxcala y CONACULTA, México 1991.
Rendón Garcini, Ricardo. Breve historia de Tlaxcala, Colegio de México y F.C.E., México 1996.
Roa Bárcenas, José María. Recuerdos de la Invasión Norteamericana Tomos I, II y III, Porrúa, México 1993.
Sahagún, Bernardino. Historia General de las Cosas de la Nueva España, de Angel García Garibay, Editorial Porrúa, México 1979.
Secretaría de Educación Pública del Estado de Tlaxcala, Infraestructura Educativa por nivel escolar, Tlaxcala 2000.
Salud de Tlaxcala, Organismo Público Descentralizado de Tlaxcala. Dirección de Planeación, Departamento de Estadística y Evaluación, Tlaxcala 2000.
SEPE. Unidad de Servicios Educativos en el Estado. Departamento de Estadística. Tlaxcala, Tlaxcala 2000.
Secretaría de Medio Ambiente, Recursos Naturales y Pesca. Delegación en el Estado, Recursos Naturales en el Estado, Tlaxcala 2000.
Secretaría de Comercio y Fomento Industrial. Delegación en el Estado. Dirección de Promoción Económica, Tlaxcala 2000.
Secretaria de Turismo, Gobierno del Estado de Tlaxcala, Guía Turística, Te Queremos en Tlaxcala, Tlaxcala 2000.
Secretaría de Turismo. Tradiciones, Costumbres, Folklore, Hechos Históricos y Atractivos Turísticos en Tlaxcala, Tlaxcala 2000.
Secretaría de Comunicaciones y Transportes, Medios de Comunicación en el Estado, Tlaxcala 2000.
Secretaría de Comunicaciones y Transportes, Gobierno del Estado de Tlaxcala. Vías de Comunicación en el Estado, Tlaxcala 2000.
Suárez de la Torre, Laura. Tlaxcala. Textos de su historia, siglo XX, Tomo 15, Gobierno del Estado de Tlaxcala y CONACULTA, México 1991.
Terán Bonilla, José Antonio. La Construcción de las Haciendas de Tlaxcala. Colección Científica. México D.F. 1996.
Universidad Iberoamericana, El Prosperato. El Juego de Equilibrios de un Gobierno Estatal (Tlaxcala de 1885 a 1911), editores Siglo XXI, México 1993.
Werner Gerd, Dr. Los Suelos en el estado de Tlaxcala, Altiplano Central Mexicano. Edición del Gobierno del Estado de Tlaxcala y Universidad Autónoma de Tlaxcala. Talleres Gráficos del Estado de Tlaxcala, S.A. de C.V. 1989.

CRÉDITOS
Lic. Héctor Israel Ortiz Ortiz
Gobernador del Estado de Tlaxcala.
Prof. Lic. Aarón Méndez Sánchez.
Director General del
Instituto Tlaxcalteca de Desarrollo Municipal


Instituto Tlaxcalteca de Desarrollo Municipal "ITDEM"

C. Prof. Lic. Aarón Méndez Sánchez.
Director General del “ITDEM”
C. Econ. Luís Fabián González Rodríguez
Asesor del “ITDEM”
C. MVZ. Enrique Ramírez de la Vega.
Jefe del Departamento Jurídico y Desarrollo Municipal.
C. C.P. José Wiliúlfo Hernández Gálvez.
Jefe del Departamento de Investigación Municipal.
C. Lic. Marco Antonio Samayoa Luna.
Jefe del Departamento de Administrativo.
C. Lic. Leonides Hernández Hernández.
Jefe de Departamento de Gestión y Capacitación Municipal.
Casa del Parque de la Juventud / (01-246) 46-22999 begin_of_the_skype_highlighting (01-246) 46-22999 end_of_the_skype_highlighting y 46-22769.
Tlaxcala de Xicohtencatl, Tlaxcala / C.P.90000.


--------------------------------------------------------------------------------

Enciclopedia de los Municipios de México
Tlaxcala
© 2008. Instituto Nacional para el Federalismo y el Desarrollo Municipal,
Gobierno del Estado de Tlaxcala

APIZACO