Hermenegildo Galeana  

De Arturo Ríos Ruiz

Título: De la nobleza europea

El Príncipe 

Hermenegildo Galeana

Lo desconocido del héroe de la Independencia de México 

Tamaño: alto 21 cms. Ancho 13.5 cms. 

Resumen de la obra: 

Príncipe, es un calificativo que pretende ser homenaje a la nobleza de sus convicciones, idealizadas en el discurso de José María Morelos y Pavón, al que respetó profundamente.

Un homenaje a su entrega en la lucha por la Independencia de México, a su aspiración por emancipar a los pobres y a su admirable valor.

Se hace mención a la pléyade de antepasados que ostentaron títulos nobiliarios, como una insoslayable razón de su existencia y por qué, en efecto, pertenecen a la galería de familiares del héroe, aunque sean lejanos, marcan su pasado, seguramente por él desconocido.

Seguro estamos que de haber sabido el héroe que hubo condes, delfines, duques, príncipes, un emperador, caballeros y demás hombres de poder en su pasado, no le hubiera interesado y hubiese continuado con el mismo furor en las batallas que sembraron el camino hacia la independencia de nuestro país.

Y aunque hubiera comprobado que Francisco I, titular del Sacro Imperio Romano, extendió el título de príncipe a Charles Hyacinthe Félix de Galéan, con el agregado que sería extensivo para toda su descendencia, hubiera rechazado tal honor, como lo hizo José María Morelos y Pavón cuando se le pretendió designarlo "Su Alteza Serenísima" y lo cambió por el de "Siervo de la Nación".

Y queremos agregar que sin Hermenegildo Galeana, aliado de Morelos, éste no hubiera sembrado aquella chispa de libertad que consumó Vicente Guerrero

José María Morelos y Pavón, inició sus actividades bélicas prácticamente a partir de que en Tecpan se le unieron los Galeana, que contribuyeron con la mayor parte de guerreros y armas para obtener la primera gran victoria en Acapulco y así, sucedieron los triunfos en Chilpancingo, Tixtla, Chilapa y otros lugares, siempre gracias al ímpetu de Galeana que pronto cobró fama como un titán de la guerra.

Y para refrendar lo dicho, recordemos que Galeana le salvo la vida a Morelos en el inolvidable sitio de Cuautla, que rompió él mismo y llenó de gloria al espíritu insurgente.

Cuando murió Galeana en Coyuca y se enteró Morelos, con los ojos humedecidos exclamó: "me quede sin brazos", después murió Morelos en Ecatepec el 22 de diciembre de 1815 apenas año y medio después de que Hermenegildo, pero quedó prendida la llama de la guerra con Hidalgo, Morelos y Galeana como estandartes morales de la Independencia, cuyo recuerdo animó a los rebeldes a culminar con la victoria

La obra se basa en la investigación del apellido Galeana en México, para desentrañar el misterio que se mantuvo durante 240 años referente al origen del héroe mexicano Hermenegildo Galeana, quien asombró con su valentía a sus seguidores y fue reconocido ampliamente por sus adversarios.

Por casi dos siglos y medio vagó la duda de cómo llegó a América, quienes fueron sus ancestros y se especuló con insistencia que eran de origen sajón; de Irlanda o Inglaterra.

En este trabajo se despeja dicha duda sobre su origen, sus antepasados y como llegaron los primeros miembros de la familia a tierras americanas y como arribó el primero de ellos a México, porqué se estableció en las costas del estado de Guerrero y para que más tarde uno de sus descendientes figurara como uno de los personajes más limpios y arrojados en la guerra de Independencia.

Se trata de una investigación en la cual el autor recorre la historia universal durante ocho años, en libros, documentos históricos de Italia, Francia, Austria, Alemania, España, República Dominicana, Cuba, Venezuela, Colombia, Perú, Chile, Honduras, Panamá, Belice, Estados Unidos y México.

En la primera parte, se aborda desde el significado del hombre " Hermenegildo " que es compuesto: " Herm", que quiere decir fuerte, y " Gildo", valiente.

Se aborda las suerte de San Hermenegildo el cual fue sacrificado por su propio padre, por no acceder a practicar una religión distinta al catolicismo.

Se agrega una semblanza del héroe Hermenegildo Galeana, sus hazañas al lado de José María Morelos y Pavón, su entrega y valentía en la guerra de Independencia de México, hasta su muerte en el campo de batalla.

Se detallan las diferentes teorías existentes, referente al origen del apellido para culminar con la realidad del mismo, con el fin de despejar las dudas sobre el particular.

Someramente se escribe sobre los pueblos guerrero de los celtas que predominaron en Europa y llegaron y sus simientes, entre los que se produjo el apellido Galiano.

Galiano, el más antiguo de la estirpe, es un capítulo en el que se aborda parte de la vida de este personaje que nació en Roma en el año 224 de nuestra era, hijo del emperador romano Valeriano, al que sucedió en el trono. Se detallan sus vicisitudes, sus combates y las decenas de enfrentamientos contra los que le disputaban la corona.

Se hace una brevísima semblanza del Imperio Romano, como referencia.

Sus incursiones de Galiano en Grecia, Damasco, Egipto y otras ciudades del Medio Oriente y la guerra que enfrentó en Milán, en defensa de la corona, donde fue asesinado y dejó su nombre en descendientes que lo transformaron en apellido. 

El pasaje de Galleano, escudero de Carlo Magno, en el año 778 de nuestra era, la guerra contra los árabes en Zaragoza, España, en la que sobresalió la valentía y la lealtad hacia su jefe, acciones que le valieron ser elevado caballero y más tarde, Otto de Asburgo lo nombró Conde Palatino y dejó descendientes en la parte vasca de la Península Ibérica.

Dentro del espacio dedicado a la genealogía del apellido se hace referencia a miembros de la familia de los años 1200, tanto en la parte norte de Italia, como en Niza, Génova y Francia. Nombres de personajes y la explicación del cómo el patronímico cambió de Galliani de los insurgentes que vivían en Piamonte y en Trentino, Italia, a Galléan en los que se mudaron a Avignon, Francia, en miembros de la misma familia.

Un espacio de documentos originales fechados, en los que se corroboran los trámites que hacían algunos miembros de la familia para legitimar su linaje, pues había delfines, duques, señores, marqueses y hasta príncipes. Asimismo, otras solicitudes para naturalizarse en Niza, Francia.

La escudería comprobatoria de la nobleza, tanto en Italia como en Francia, los personajes de la familia más sobresalientes, sus hazañas en la guerra, sus relaciones con los papas, sus bodas estratégicas con damas nobles, sus nombramientos por orden papal, sus Ducados, Señoríos, Marquesados, Condados y otros que los instalaron en la cumbre de la administración real.

Entre la genealogía de la familia se recurre al archivo nacional de Italia, en el que se detallan ordenamientos y condecoraciones; breve historia de la Cruz de Malta a la que pertenecieron decenas de ellos; la manera de cómo uno de los Galeana ayudó a uno de los papas que estaba preso, por órdenes de Napoleón, hasta lograr su libertad.

Los Galleani sobresalientes en diferentes aspectos de la ciencia.

La región Galiana en España, que se cree fue fundada por Galleano, aquel que acompañó en la guerra a Carlo Magno, así como la leyenda española de la Bella Galiana y la versión Italiana de la misma, ambas describen a una mujer sumamente hermosa que apasionó a grandes personajes. Su belleza provocó guerras y despertó el cariño inmenso de sus pueblos que las consideraron suyas en cada caso. Son historias de amor, pasión, deseo y patriotismo que dejan el suave sabor medieval en ambas.

Datos de los archivos nacionales de Francia e Italia corroboran el linaje de las familias Galiana en sus distintas ramas y precisamente de la cual surgió el héroe.

Ferdinando Galiano, economista de gran altura, cuyos principios aún predominan en esta rama de la ciencia.

Luigui Galliani, precursor del Sinarquismo hasta su muerte, estuvo decenas de veces preso y jamás renunció a su ideología.

Benita Galeana Lacunza, luchadora social de reconocimiento en todo el mundo.

Segunda parte de la obra:

Abarca la llegada de los españoles a las primeras tierras de América, Santo Domingo y Cuba, las primeras incursiones en tierra firme, el recorrido de Juan Grijalva hasta Cozumel y sus noticias al gobernador Diego Velázquez, las que despertaron el interés por la conquista de México.

Hernán Cortés, sus actos de astucia para ser el encomendado de México, su viaje por el Caribe y su internación por Veracruz.

La crónica del periodista Manuel Contreras, que trata la llegada de los españoles a Tlaxcala, Cholula y el ascenso de Diego de Ordaz al Popocatépetl, para entrar a la historia como el primer hombre en la cúspide del volcán.

Vasco Núñez de Balboa, descubridor del Océano Pacífico, la gloria y la desventura al morir en el patíbulo por órdenes de quien fuera su suegro, Pedrarias Dávila.

Una narración del viaje de Magallanes hacia el Pacífico, sus aventuras y la razón del porqué de varios nombres a tierras americanas, como La Patagonia, Tierra del Fuego y otras. El descubrimiento de la nueva ruta hacia el país de las especias.

Los piratas, Francis Drake, Van Spilberg, Morgan y otros que asolaron al Caribe y al Pacífico; pasajes de estos corsarios que dejaron su huella en los mares americanos.

La llegada de los primeros Galiano a Colombia con Gonzalo Jiménez de Quezada, la fundación de Bogotá como capital del nuevo reino de la Nueva Granada y los viajes a Venezuela en la búsqueda del mítico Dorado.

Martín Galiano, un guerrero ejemplar, humano y recio, fundador de la ciudad de Vélez, Colombia, sus logros paso a paso, la conquista de varias ciudades de ese país, fue autoridad, encomendero y finalmente terrateniente hasta su muerte a avanzada edad.

Pedro Galiano, hermano de Martín, joven impetuoso, con conocimientos de arquitectura, sus obras como la traza de Bogotá, planos de varias iglesias y su viaje a Venezuela con Hernán Jiménez de Quezada y el botín de perlas y esmeraldas.

Pedro Galiano, una semblanza de éste hombre que más tarde figurara en México.

La orden de los Mercedarios a la que perteneció Adolfo Orea Galiano, fraile perteneciente a la misma quien, llegó a América con sus primos, Pedro, Martín e Isabella.

Un recorrido de los negros notables, traídos de África por los españoles como esclavos a instancias de la petición de Cristóbal de las Casas, su papel en la Conquista y la Independencia al lado de Hermenegildo Galeana.

Dionisio Alcalá Galiano, de la misma estirpe, ilustre navegante que recorrido todo el Pacífico hasta Canadá, donde fundó la isla Galiano; en Cuba ayudó a Humbolt en trabajos de ingeniería y fue héroe de la Guerra de Trafalgar donde murió en plena pelea y su cuerpo fue entregado al mar.

Antonio Alcalá Galiano, hijo de Dionisio, en el año 1810, se enfrentó a férreo régimen español cuando en América su pariente Hermenegildo Galeana, peleaba por la Independencia de México, en feliz coincidencia, fue diputado y funcionario; murió en defensa de sus ideales.

Los Galiano de Canadá, todos descendientes de Dionisio, son cinco generaciones que convirtieron a la isla Galiano en un punto mundial de turismo.

Los antecedentes de la conquista, con el fin de llegar al dominio de Yucatán, que desde 1520, Francisco de Montejo intentó hasta lograr la primera victoria en 1546.

Pedro Galiano parte de Colombia, primero, después Venezuela y por el Caribe a Yucatán, donde formó parte de las filas de Francisco de Montejo, para lograr imponer el dominio español en la península, contaba con un negro de nombre Leonor, que llevaba su apellido al estilo de aquellos tiempos.

Breve historia de Zacautla, Guerrero, lugar donde se cree, llegó Galiano después de la victoria en Yucatán, para dedicarse a la explotación de perlas.

El llamado de José María Morelos y Pavón, su concepción de la nueva nación libre y soberana que tuvo como capital a la provincia de Guadalupe de Tecpan.

Pedro Galiano, magnate de las perlas, después terrateniente, se asienta en Ixtapa, Guerrero, México y así se inicia la las costas del Pacífico, para dar lugar al apellido Galeana, ya totalmente mexicano.