Isidro Fabela

NOMENCLATURA
Denominación Toponimia
Isidro Fabela. En memoria del internacionalista Isidro Fabela Alfaro, actualmente nuestro municipio lleva su nombre. El licenciado Isidro Fabela Alfaro nació en Atlacomulco, Estado de México, el 28 de junio de 1882. Se graduó de abogado en 1908, ejerció su profesión y el magisterio, fue diputado federal, secretario de gobierno del estado de Chihuahua, encargado de la Secretaría de Relaciones Exteriores en el gobierno de don Venustiano Carranza, en donde colaboró para precisar las bases de la política internacional de la Revolución Mexicana. Fue representante de nuestro país ante diversos organismos internacionales, se destacó en la Liga de las Naciones haciendo oír la voz de México en defensa de la República Española, de Etiopía, Australia y Finlandia. Por muchos años fungió como miembro de la Corte Internacional de La Haya, Holanda. Doctor Honoris Causa de la UNAM. Fue gobernador del Estado de México. Falleció el 2 de agosto de 1964.

El municipio se ha conocido con los siguientes nombres: Tlazallan, época Prehispánica; Santiago Tlazala, inicios de la Época Colonial, a partir de 1820, lo que hoy son este municipio y el de Jilotzingo formaron la municipalidad de Monte Alto. El 19 de mayo de 1862, el general Francisco Ortíz de Zárate, gobernador y comandante militar del Estado de México, emitió el siguiente decreto: “Artículo único.- Entre tanto el congreso del estado resuelve lo conveniente respecto a la división territorial, se declara cabecera de la municipalidad de Monte Alto, el pueblo de Santiago Tlazala”. Nuevamente Santiago Tlazala, el 13 de mayo de 1868, por decreto número 37, se dividen los municipios de Santa Ana Jilotzingo y el de Santiago Tlazala. Recibe el nombre de Iturbide, el 3 de septiembre de 1874, por decreto número 30 se nombra Iturbide en memoria del licenciado Sabás Iturbide, quien al lado de Nicolás Romero, participó en la Guerra de Reforma. Isidro Fabela, por decreto número 29 del primero de abril de 1979, la legislatura local, a pedimento del pueblo y autoridades, autorizó que el municipio cambiara el nombre de Iturbide por el de Isidro Fabela y la cabecera municipal lleva el nombre de Tlazala de Fabela.

El nombre más antiguo que se conoce de lo que hoy es nuestro municipio, es Tlazalan, derivado del término conocido como aztequismo, y según Olaguibel debe traducirse como tlalli, “tierra”; tzala, “entre”: “Entre las tierras”. La toponimia más aceptada es la que da Olaguibel.

A muchos causará sorpresa que en una región netamente otomí se encuentra un nombre en náhuatl como es Tlazallan, pero no hay que olvidar que al inicio del siglo XV, cuando floreció la Triple Alianza que consolida el imperio azteca, esta región fue dominada por dicho imperio y se le imponen nombres aztecas a los poblados.

ESCUDO


HISTORIA
Reseña Histórica La mayoría de los historiadores están de acuerdo en señalar que el pueblo otomí es uno de los que primero habitaron la región de los grandes lagos, aunque a la llegada de pueblos con mayor grado de civilización y mejor preparados para la guerra, éstos fueron desplazados a las montañas que rodean el valle de México.

Juan Carlos E. Buschaman, en un artículo titulado “De los nombres de lugares aztecas”, que fue publicado en Boletín de la Sociedad Mexicana de Geografía y Estadística en 1860, y que traducido del alemán por Oloardo Hassey, en la página 38, nos dice. “Los otomíes eran en la antigüedad una nación bárbara y salvaje de cazadores: independientes, sin jefe, sin casas, viviendo en cuevas, habitaban con los chichimecas, un grande distrito al norte de México, desde la cadena de montes que encierra el valle de México. Según Ixtlixóchitl vinieron junto con los acolhuis. En el siglo XV se dedicó una parte de ellos a la agricultura, fabricó ciudades, aún en el valle de México y se unieron a la corona de México y de Acolhuaca; otros se dispersaron entre los matlazincas y tlaxcaltecas; los últimos los empleaban en sus ejércitos para guarnición de los lugares en las fronteras, conservaban en todas partes su lengua, la que es una de las más extendidas de México; pero la mayor parte de ellos quedó como los chichimecas, en su estado salvaje y dieron aún después de la conquista, que hacer a los españoles”.

Es comprobable que por el año 900 de nuestra era la región que hoy forman los municipios de Isidro Fabela, Jilotzingo, Nicolás Romero y hasta llegar a Jilotepec, ya estaba habitada por los otomíes.

Los otomíes fueron dominados por los chichimecas desde el siglo XII hasta el año de 1406 en que reinó Ixtlixóchitl; después de ese año ocuparon el trono de Acolhuacan los tiranos Tezozómoc y Maxtla, que se identificaban dentro de la dominación tepaneca.

Cuando el imperio chichimeca entró en decadencia, se inicia la Triple Alianza que consolidó el imperio azteca y la región que nos ocupa quedó encuadrada dentro del reino de Tlacupan, lo anterior ocurre cuando los mexicas principian la reconstrucción del imperio de los vencidos y crean un imperio descentralizado y tripartita según el molde tolteca. No destruyeron el modelo de sus antecesores, sólo mudaron la capital de Azcapotzalco a Tlacupan (Tacuba)

Es durante el reinado de Tlacupan, o sea de 1427 a 1520 en que llegaron los conquistadores, para que lo que hoy es Cahuacán se convirtiera en cabecera de distrito de la provincia tributaria de Cahuacán, dentro de la cual queda encuadrada Tlazallan.

Apenas los españoles habían derrotado totalmente a los aztecas, inmediatamente tramitaron mercedes reales para explotar las tierras que rodeaban a la capital de la Nueva España.

La galería cuatro del Archivo General de la Nación, contiene toda la documentación correspondiente a mercedes, tierras e indios que se originó en el período colonial, sin embargo, solo se ha podido identificar unos cuantos documentos relativos a este municipio, pues muchas de las mercedes citan a Azcapotzaltongo o Cahuacán y se refieren a terrenos ubicados en lo que hoy es este municipio; se requiere de un trabajo exhaustivo de investigación para identificación de predios.

De la época Colonial data la construcción de la parroquia de Santiago Tlazala, que es uno de los atractivos de la cabecera municipal, ya que es un bello edificio colonial.

En 1820 ya para finalizar la etapa colonial, y en virtud de haberse instaurado en España la constitución de Cádiz, se crearon municipalidades, con un territorio que hoy ocupan los municipios de Isidro Fabela y Jilotzingo, se creó la de Monte Alto, municipalidad que en 1824 al formarse el Estado de México adquirió rango constitucional y quedó encuadrada en el cuarto distrito con cabecera en Tacuba.

Por fin después de 11 años de lucha y tres siglos de dominación española, el 24 de agosto de 1821, el recién llegado virrey don Juan O’Donojú, teniente general de los ejércitos de España y don Agustín de Iturbide, primer jefe del Ejército Imperial Mexicano de las Tres Garantías signan los Tratados de Córdoba, que están basados en el Plan de Iguala y con esa fecha se consuma la Independencia de nuestro país.

Ya quedó asentado en este trabajo que el 2 de marzo de 1824, nace el Estado de México, lo que hoy es Isidro Fabela, formando parte del municipio de Monte Alto, queda encuadrado dentro del cuarto distrito con cabecera en Tacuba. El 18 de julio de 1825, mediante el decreto número 49, la cabecera de este distrito es cambiada a Tlalnepantla.

En 1828, apenas transcurridos 7 años de la consumación de la Independencia el teniente coronel Manuel Reyes Veramendi, inició un pronunciamiento en contra de los españoles que vivían en México, a quienes culpaba de todas las desgracias de nuestra patria. Este pronunciamiento está fechado en Paso de la Cuesta Grande, Monte Alto, México, en septiembre 27 de 1828.

El 12 de junio de 1838, nuevamente vecinos de Monte Alto iniciaron un nuevo pronunciamiento, esta ocasión en favor del sistema de gobierno federal. Esta escaramuza, que según consta en el Archivo Histórico, fue rápidamente dominada, estaba encabezada por Antonio Mayén, Rafael y José García, Mariano Velázquez, Ignacio Díaz y Manuel Parra; sin duda vecinos de lo que hoy es Jilotzingo. Consta en el archivo de referencia que hubo acciones en San Miguel Tecpan, Espíritu Santo y Monte Bajo, incluso se cita la hacienda de Santa Mónica.

La situación del país era bastante crítica durante la presidencia de Comonfort (1856), a eso debemos de sumar las nuevas complicaciones debidas a las reclamaciones extranjeras. En medio de tal situación continúa sus trabajos el congreso constituyente que por fin el 5 de febrero de 1857 proclama la nueva Constitución, que dentro de sus principios declara una tendencia liberal y deja plasmada la libertad de enseñanza y la tolerancia de cultos; en su primera parte se plasman también las garantías individuales; queda consagrada la soberanía popular y la organización del gobierno constituido por los tres poderes que a la fecha conocemos. Es a partir de esta constitución en que nuestro país queda organizado como República representativa, popular y federal.

Naturalmente este documento, que debería regir la vida política de la naciente República, fue combatido por los conservadores a los que se les desmoronaba su mundo de privilegios; los principales opositores eran los componentes del clero, quienes estaban totalmente en contra de la Ley del Registro Civil, que sacaba de sus dominios hasta los cementerios.

El presidente Comonfort se opuso a aplicar esta Constitución pues la consideraba demasiado radical y dio un golpe de estado, que como resultado lo obligó a abandonar el país; esto, entre otras consecuencias originó que el licenciado Benito Juárez, que era el ministro de la Suprema Corte de Justicia, asumiera la Presidencia de la República.

Juárez no pudo instalar su gobierno en la capital de la República, e inició un peregrinar y una lucha que había de durar tres años, partiendo del año 1858, período histórico conocido como la Guerra de Reforma.

En el año 1858 Eulalio Núñez se incorpora a las filas del Ejército Republicano y de inmediato se le concede el grado de capitán.

Es indudable que tanto en la llamada Guerra de Reforma como en la lucha contra la intervención francesa, habitantes de lo que hoy es el municipio de Isidro Fabela, tomaron parte activa.

Para el 5 de mayo de 1862, los franceses en número de cinco mil, habían logrado avanzar hasta llegar a Puebla en donde iniciaron el ataque a la guarnición mexicana, comandada por el general Ignacio Zaragoza. Los invasores, como no habían encontrado resistencia confiaban demasiado en su superioridad bélica; pero los mexicanos los rechazaron y lograron ponerlos en vergonzosa fuga.

El 19 de mayo de 1862, el general Francisco Ortíz de Zárate, gobernador y comandante militar del Estado de México emitió el siguiente decreto: “Artículo Unico.- Entre tanto el congreso del estado resuelve lo conveniente respecto a la división territorial, se declara cabecera de la municipalidad de Monte Alto, al pueblo de Santiago Tlazala”.

Al año siguiente, 1863, Francia envió contra México un ejército de 20 mil soldados, a los que se unieron 9 mil mexicanos que estaban a favor del imperio. El 17 de mayo de este año tomaron Puebla y posteriormente este ejército se diseminó por casi toda la República. Esta época es conocida como Segundo Imperio o Intervención Francesa.

La tradición oral popular, nos dice que los franceses llegaron a Santiago Tlazala, situación que se ha podido comprobar con documentos existentes en los archivos; la tradición nos dice que existió un general llamado Lorenzo Hernández y que éste, en compañía de Santos de Rosas derrotaron a los zuavos en un lugar conocido como La Muralla.

No fue posible encontrar documentación que acredite este hecho de armas, aunque se comprobó que Lorenzo Hernández sí era militar.

El 13 de mayo de 1868, siendo gobernador provisional del Estado Libre y Soberano de México el licenciado Cayetano Gómez y Pérez, la legislatura local emitió el decreto número 37, que en el artículo sexto dice: “Se divide la municipalidad de Monte Alto, del distrito de Tlalnepantla, en dos que serán las de Santa Ana Jilotzingo, formada del pueblo de ese nombre, y de los de Santa María Mazatla, San Luis Ayucan y San Miguel Tecpan, haciendas de San Nicolás Apaxco y San Antonio Bata y ranchos Xinté y Espíritu Santo; y la de Santiago Tlazala, que quedará formada con todos los pueblos, haciendas, rancherías y ranchos que pertenecían a la Santa Ana Jilotzingo que se erige por este artículo”.

En septiembre 3 de 1874 siendo gobernador constitucional del Estado de México el licenciado Alberto García, la legislatura local, en decreto número 30 ordenó lo siguiente: “Que el municipio de Santiago Tlazala, en lo sucesivo se denominará Iturbide y se le agregará el pueblo de Transfiguración y el rancho de Las Majadas que pertenecía al municipio de Jilotzingo”.

Durante la época del Porfiriato, que se inicia el 23 de noviembre de 1876, no ocurren hechos significativos en lo que hoy es el municipio, aunque dentro de los documentos referentes a este etapa se encuentra lo siguiente:

El 11 de mayo de 1895, por decreto número 23, se segrega de la municipalidad de Iturbide el pueblo de Transfiguración y el rancho de Las Majadas, y se agregan a la municipalidad de Monte Bajo.

El Porfiriato termina el 25 de mayo de 1911, cuando el anciano general Porfirio Díaz, obligado por los triunfos revolucionarios, presenta su renuncia. Aunque debe mencionarse que del 1º de diciembre de 1880 al 30 de noviembre de 1884, asumió la presidencia el señor Manuel González.

Es durante esa época histórica cuando en Tlazala se escenifican numerosos combates en los que nuestros abuelos participaron.

Aquí fue un importante reducto zapatista, y las colinas que rodean la cabecera municipal, fueron testigos de cañoneos y ametrallamientos, carreras, huidas y derramamiento de sangre.

En esta lucha muchos vecinos del municipio participaron, entre ellos el general zapatista Martiniano Osnaya, quien se enroló en las fuerzas sureñas el 9 de febrero de 1913 con el grado de coronel.

Al término de la lucha revolucionaria, poco a poco la calma retornó al municipio, aunque no fue un proceso fácil el que nuevamente se iniciaran las actividades económicas y políticas, por ejemplo: es hasta el año 1920 cuando se reiniciaron las labores del Registro Civil y probablemente del ayuntamiento.

Según tradición oral, más de 50 por ciento de la población emigró de estos contornos, muchos no regresaron, otro alto porcentaje murió en los combates.

En 1910, el municipio de Iturbide tenía ya 2,839 habitantes, de los cuales 1,441 eran hombres y 1,399 mujeres. Iturbide tenía más del doble de habitantes que el municipio de Coacalco, 861 moradores menos que el de Atizapán de Zaragoza y el 30 por ciento de los que vivían en el municipio de Tlalnepantla. En ese año se registraron 89 nacimientos, 103 defunciones, de las cuales 46 correspondieron a menores de edad.

En el año que se revisa y que marca el inicio de la Revolución, en el ese entonces municipio de Iturbide ya se contaba con comunicación telefónica a través de una red que comprendía: Tlalnepantla, Atizapán, Nicolás Romero, Transfiguración, Iturbide y Jilotzingo.

Desgraciadamente no se cuenta con información que nos indique el número exacto de habitantes al término de la lucha armada; pero es de suponerse que estos llegaban apenas al millar. En 1960, 43 años después de haber terminado la Revolución, el municipio apenas tenía 2,728 pobladores.

Con esfuerzo y gran dedicación y ya gozando de paz, poco a poco se fueron reconstruyendo las viviendas, la presidencia municipal, la iglesia.


Personajes Ilustres Coronel Eulalio Núñez 1909.
Luchó contra los invasores franceses y en las fuerzas juaristas en la Guerra de Reforma.

General Martiniano Osnaya(1889-1918).
General zapatista, participó en la Revolución.


Cronología de Hechos Historicos AÑO ACONTECIMIENTOS
1726 Los naturales de Santiago Tlazala retoman el litigio por el agostadero de Monte Alto.
1805 Los naturales de Santiago Tlazala, terminan por comprar el agostadero de Monte Alto y lo destinan a uso comunal.
1820 En España se instaura la Constitución de Cádiz, en la Nueva España se crean ayuntamientos con el territorio de Isidro Fabela y Jilotzingo se funda la municipalidad de Monte Alto.
1862 Se decreta que en tanto el Congreso del Estado resuelve lo conveniente respecto a la división territorial, se declara cabecera de la municipalidad de Monte Alto al pueblo de Santiago Tlazala.
1868 Por decreto número 37 se divide la municipalidad de Santa Ana Jilotzingo y el de Santiago Tlazala.
1874 Por decreto número 30 al municipio se le nombra Iturbide en memoria del constitucionalista Sabás Iturbide, quien al lado de Nicolás Romero, participó en la Guerra de Reforma.
1882 Nacen en Atlacomulco, Isidro Fabela Alfaro.
1889 Nace Martiniano Osnaya Vargas, quien participó en la Revolución Mexicana del 9 de febrero de 1913 al 16 de junio de 1918.
1935 Se inician los trámites para crear el ejido de Santiago Tlazala.
1938 Se inician los trámites para crear el ejido de Texcalhuacán.
1941 Resolución presidencial que crea la colonia agrícola Benito Juárez conocida como ejido Las Jarras, con 120.67 hectáreas.
1941 Publicación de resolución presidencial que dota al ejido de Santiago Tlazala de 267.84 hectáreas.
1951 Ejecución de la dotación del ejido colonia agrícola Benito Juárez o ejido Las Jarras.
1957 Primera ampliación del ejido de Santiago Tlazala con 83.55 hectáreas.
1963 Inicio de trámites para segunda ampliación del ejido de Santiago Tlazala.
1964 Resolución de segunda ampliación del ejido de Santiago Tlazala, con 1,154.40 hectáreas.
1979 Por decreto número 29 de la legislatura local, el municipio cambia el nombre de Iturbide por el de Isidro Fabela y la cabecera municipal lleva el nombre de Tlazala de Fabela.


MEDIO FÍSICO
Localización
El municipio de Isidro Fabela está ubicado en la región noroeste del Estado de México, en el macizo montañoso formado por las cordilleras que parten del cerro de La Bufa, en las derivaciones conocidas como la sierra de Monte Alto.

La cabecera llamada Tlazala de Fabela, se encuentra ubicada a los 19° 34’ 32” de latitud norte y a los 99° 25’ 48” de longitud oeste del meridiano de Greenwich.

Se localiza esta población a 55 kilómetros de la ciudad de Toluca, que es la capital del Estado de México, por la carretera directa que entronca con la ruta Naucalpan-Toluca, un poco antes de Xonacatlán.


Tlazala de Fabela está ubicado a 31 kilómetros de Tlalnepantla, viajando por la carretera que une a este poblado con la ciudad de Nicolás Romero. También tiene comunicación con Naucalpan vía Jilotzingo. Existe carretera a Temoaya, Jiquipilco y entronque para Atlacomulco.

La mayor extensión del municipio está localizada entre los 19° 30’ 33” y 19° 35’ 29” de latitud norte y 99° 19’ 28” de longitud oeste del meridiano de Greenwich.

Limita al norte con el municipio de Nicolás Romero. Al este con el municipio de Atizapán de Zaragoza. Al sur con los municipios de Otzolotepec y Jilotzingo. Al oeste con los municipios de Temoaya y Jilotzingo.



Extensión Según la información oficial, el municipio de Isidro Fabela tiene una superficie de 67.15 kilómetros cuadrados.

Orografía La topografía del municipio de Isidro Fabela es sumamente quebrada y se alternan cerros de majestuosa belleza, con acogedores valles y profundas barrancas.

Entre los llanos de singular belleza se encuentra el valle de La Luna, lugar donde acamparon scouts de toda la República, el de Laguna Seca, Doña Juana, Las Mesas, Tecuané, de La Horca, Sanctorus, Muchachos Quemados, de Las Navajas y el de El Sol.

En los límites municipales con Temoaya y Jiquipilco las alturas alcanzan hasta los 3,600 metros sobre el nivel del mar, formando cerros y quebradas profundas. Entre los cerros de mayor altura se encuentran los siguientes: Xitoxi, de El Negro, Las Palomas, Las Navajas, Cervantes, Prieto, Los Puercos, San Pablo. Los lugareños me citaron cerros como Los Gavilanes, La Catedral, Los Vaqueros, Terrendani, y Los Cerritos.

El municipio está enclavado en terrenos montañosos, por lo que la altura sobre el nivel del mar varía entre los 2,500 a los 3,600 metros. La cabecera municipal Tlazala de Fabela se localiza a 2,780 msnm. La altitud media se considera en 3,100 msnm.


Hidrografía La topografía es montañosa y de grandes cañadas por lo que abundan los escurrimientos superficiales en época de lluvias, a tal grado que casi todas la barrancas se convierten en arroyos en esta temporada.

Los mantos freáticos son abundantes y ricos en esta región boscosa por excelencia, lo que da origen a varios manantiales que son empleados por regadío y para dotar de agua potable a los habitantes del municipio.

Entre los manantiales se menciona a los siguientes: El Chorro, Canalejas, Palma, Xitoxi, La Agüita, Los Tachos, Los Quemados, Los Tepozanes, Chingueritera, Los Ojitos, y La Lomita.


Clima El clima predominante en el municipio es templado subhúmedo con bastantes precipitaciones pluviales en el verano. La temperatura promedio anual es de 12°C, con una máxima de 31°C y una mínima de 6°C.

Principales Ecosistemas Flora

La región se encuentra cubierta en su mayor parte, por frescos y frondosos árboles de las siguientes especies: oyamel, pino, ocote, madroño, trueno, roble, eucalipto, encino, cedro, álamo, pirul, sauz, chichicautle y fresno.

Entre las variedades frutales encontramos: manzano, capulín, durazno, ciruelo, tejocote, pera, perón, higuera, mora, aguacate y chabacano.

Entre las hierbas comunes y principales hallamos: ajenjo, simonillo, istafiate, hierbabuena, manzanilla, gordolobo, hinojo, ruda, romero, toronjil, sávila, tabaquillo, peshtó, chilacayote, chayote, calabaza, orégano, perejil, apio, cilantro, tomillo, borraja y epazote.

Abundan las flores de ornato y entre ellas se distinguen: bugambilia, geranio, heliotropo, dalia, gladiola, rosa, alcatraz, floripondio, nube, margarita, crisantemo, margaritón, nomeolvides, azucena, begonia, helechos, pajarito, malva, madreselva, perritos y flor de España llamada también periquito.

Fauna

Entre los animales no domésticos encontramos: tlacuache, zorrillo, conejo, ardilla, cacomixtle, venado, liebre, coyote, hurón, onza, armadillo, tejón, tuza, paloma, pato, tórtola, codorniz, huixtlacoche, jilguero, gorrión, primavera, azulejo, prifurmi, tecolote, lechuza, pájaro carpintero, gavilán, águila, zopilote, cuervo, canario y gato montés. También se encuentran víboras de cascabel, zenzontle, lagartijas, escorpiones y linces.



Recursos naturales Este municipio no está dentro de la zona minera del Estado de México, por lo que no se encuentran minerales para ser explotados; no obstante, en forma poco tecnificada algunas personas se han dedicado a la búsqueda de minas.

Es importante citar que abundan materiales como piedras calizas, grava, arena, tepetate, etcétera y que sólo existe una planta de explotación de los mismos, que es la planta Panales, pero existen aun grandes bancos de este tipo de materiales que no son explotados.

La principal riqueza natural es la forestal, que es explotada en forma clandestina e irresponsable, lo que causa grandes daños al bosque.


Características y Uso de Suelo Los suelos que conforman el municipio son en parte residual, estos son materiales someros parecidos a los leptisoles, se acumulan en las partes bajas de los terrenos y son resultado de la erosión de los demás tipos de suelo. Los suelos que predominan en el municipio son de tipo luvisol crónico, se trata de color pardo intenso o rojizo, de buena fertilidad y textura arcillosa; no son suelos recomendables para el desarrollo urbano; presentan drenaje interno eficiente, si se emplean en labores agrícolas requieren de fertilización.

Como suelo secundario existe el andosol úmbrico, este suelo es un derivado de ceniza volcánico, que se distingue por la alta capacidad de retención de humedad y fijación de fósforo. Este tipo de suelos tienen una alta susceptibilidad a la erosión y de manera preferente se deben destinar a la explotación forestal o a la creación de parques recreativos y turísticos.

En el municipio de Isidro Fabela el área destinada a la construcción urbana es mínima y ocupa apenas un 0.52 por ciento.

De un total de 6,718.2 hectáreas que es la superficie total del municipio, el uso de las mismas es el siguiente:

El 60.47 por ciento representan 4,062.7 has. que es la superficie más amplia, está poblada por bosques en las que se encuentran las siguientes especies: oyamel, pino, ocote, madroño, roble, trueno, eucalipto, encino, cedro, álamo, pirul, etcétera predominando encinos, oyamel y coníferas según las altitudes.

Durante siglos, la riqueza forestal del municipio ha estado sometida a las agresiones del hombre, por lo que grandes áreas han sido taladas en forma inmoderada y clandestina y las tierras han terminado en zonas erosionadas irrecuperables.

La vocación del suelo es forestal, por la belleza de montes, cañadas y llanos se instruye que también podían instalarse desarrollos de turismo ecológico.

El 26.19 por ciento, 1,759.3 hectáreas, están destinadas al uso agrícola; de éstas, 789 son de temporal y 970.3 son de riego.

El 7.68 por ciento, que son 516.1 hectáreas están destinadas al uso pecuario. Del total de la superficie municipal, 108.7 hectáreas que representan el 1.62 por ciento, son tierras erosionadas.

El 0.23 por ciento que representan 15.7 hectáreas, son cuerpos de agua. A otros usos no especificados en las estadísticas, se destinan 221.0 hectáreas que presentan el 3.39 por ciento.


PERFIL SOCIODEMOGRÁFICO
Grupos Étnicos De acuerdo al Conteo de Población y Vivienda de 1995, en todo el municipio sólo existen 14 personas que hablan alguna lengua indígena, de las lenguas indígenas que predominan son la mazahua y otomí. Lo anterior nos indica que, en el municipio hay poca presencia de grupos étnicos.

De acuerdo a los resultados que presento el II Conteo de Población y Vivienda en el 2005, en el municipio habitan un total de 46 personas que hablan alguna lengua indígena.


Evolución Demográfica Si bien es cierto que los cambios demográficos no habían sido bruscos en más de cien años, en las últimas tres décadas, sí muestran una tendencia altamente riesgosa que denota que el crecimiento natural está siendo superado por los crecientes asentamientos humanos, que están provocando el crecimiento de la mancha urbana de la Ciudad de México.

De acuerdo al Censo de 1980, la población en el municipio era de 3,924 habitantes, en 1990, según el Censo de ese año el número de habitantes fue de 5,190 y según datos del Conteo de Población y Vivienda de 1995, asciende a 6,606 habitantes.

Es importante señalar que para el año 2000, de acuerdo con los resultados preliminares del Censo General de Población y Vivienda efectuado por el INEGI, para entonces existían en el municipio un total de 8,161 habitantes, de los cuales 4,074 son hombres y 4,087 son mujeres; esto representa el 49.9% del sexo masculino y el 50.1% del sexo femenino.

De acuerdo a los resultados que presento el II Conteo de Población y Vivienda en el 2005, el municipio cuenta con un total de 8,788 habitantes.


Religión La mayoría de los habitantes profesan la religión católica, y le siguen en orden de importancia los evangélicos.




INFRAESTRUCTURA SOCIAL Y DE COMUNICACIONES
Educación En 1874 sólo existía en todo el municipio una escuela que atendía a 96 alumnos. Actualmente el municipio de Isidro Fabela cuenta con educación desde el nivel preescolar hasta preparatoria, situación que indudablemente ha permitido el aumento del nivel cultural de la juventud principalmente. Por otro lado, los jóvenes que desean continuar sus estudios al terminar la secundaria, ya no es necesario que emigren a otros lugares para lograrlo. En el municipio funcionan 11 escuelas con un total de 56 aulas y 1,723 alumnos, que son atendidos por un total de 87 profesores.

En el municipio, hay un total de 3,652 alfabetas y 550 analfabetas, por lo que el analfabetismo de esta entidad es de 13%.




Salud En el municipio existen 3 consultorios particulares, atendidos por médicos que radican dentro de la comunidad y que incluso son originarios de la misma. Existe también un Centro de Salud rural que depende del Instituto de Salud del Estado de México, antes Secretaría de Salubridad y Asistencia. El ayuntamiento 1997-2000, ha convertido este centro de salud en un pequeño hospital que atiende partos y enfermedades menores.

Abasto No existe una central de abastos por lo que los habitantes de esta entidad cuentan con mercado y tiendas de abarrotes donde adquieren los insumos que requieren.

Deporte Casi todos los jóvenes practican deportes como fútbol, basquetbol, voleibol y uno de los deportes favoritos es el frontón que se juega a mano y con pelota dura; de este deporte se organizan torneos en las festividades y para practicarlo existen dos canchas.

Existe una liga intermunicipal entre Isidro Fabela y Jilotzingo que cuenta con 14 equipos formados por jóvenes de ambos municipios.

El patrimonio deportivo se aumentó con la construcción de la unidad deportiva Canalejas ubicada al pie de un hermoso monte que cubre parte del cerro de San Pablo.


Vivienda De un total de 930 viviendas particulares habitadas, 239 tienen techos de lámina de cartón; 52 tienen techos de palma, tejamanil o madera; 280 están techadas con lámina de asbesto o metálica; 43 están techadas con teja; 301 lo están con loza de concreto, tabique o ladrillo; 14 con algunos otros materiales.
Se tiene un nivel de ocupación de 5.5 habitantes por vivienda. En 1960 el municipio tenía 2,728 habitantes, por lo que en una década la población había disminuido en 130 moradores.

A partir de 1970 las condiciones de vida, sobre todo en la cabecera municipal, han mejorado notablemente al contar los habitantes con agua potable, electrificación, escuela secundaria y actualmente hasta con preparatoria; esto ha contribuido a que las familias y sobre todo los jóvenes, ya no emigren a otros centros de población.

En 1995, de acuerdo al Conteo de Población y Vivienda el municipio contaba con 1,292 viviendas particulares, en las que habitaban en promedio 5.1 personas por vivienda.

Cabe señalar, que en el año 2000, de acuerdo a los datos preliminares del Censo General de Población y Vivienda, efectuado por el INEGI, hasta entonces, existían en el municipio 1,750 viviendas en las cuales en promedio habitan 4.6 personas en cada una.

De acuerdo a los resultados que presento el II Conteo de Población y Vivienda en el 2005, en el municipio cuentan con un total de 1,929 viviendas de las cuales 1,915 son particulares.




Servicios Públicos La cobertura de servicios públicos, según la Dirección de Planeación del Gobierno del Estado de México, ayuntamiento local e investigación de campo es la siguiente:

Servicio Cobertura
(%)
Agua potable 82%
Alumbrado público 60%
Drenaje 93%
Recolección de basura 50%
Energía eléctrica 95%
Seguridad pública 40%


Medios de Comunicación Se captan las señales de todos los canales de televisión del Distrito Federal, así como las radioemisoras de AM y FM de la capital. En algunas partes se escucha Radio Mexiquense.

Vías de Comunicación Por la cabecera municipal de Tlazala de Fabela cruzan varias carreteras, por tal razón se puede afirmar que por vía terrestre está bien comunicada.

Hay carretera a ciudad Nicolás Romero y de ahí se puede ir a Tlalnepantla, pasando por Atizapán, Naucalpan, Cuatitlán Izcalli o en otro sentido a Villa del Carbón y Jilotepec. También existe carretera a Jilotzingo, que llega a Naucalpan.

De Tlazala se puede ir por carretera a Toluca pasando por la presa Iturbide, metros adelante existe la bifurcación de la carretera con una ruta que va a Toluca y la otra a Temoaya y Jiquipilco; de ésta última parte otra carretera (inconclusa) que va a Villa del Carbón.

La ranchería Las Palomas tiene un camino de acceso que parte de la carretera que va a Temoaya y Jiquipilco.

Existen dos rutas para llegar a ranchería Cañada de Onofres, que es el camino de brecha que sale en El Bramadero, paraje del municipio de Nicolás Romero al municipio de Jilotzingo, pasando por los lavaderos. El otro acceso también de brecha es por el poblado de San Miguel Hila, perteneciente a Nicolás Romero.

A Tlazala de Fabela llega actualmente una sola línea de camiones llamada Autobuses del Valle de México, las combis colectivas también prestan servicio a esta población.

Actividad económica
Principales Sectores, Productos y Servicios Agricultura

La actividad agrícola está enfocada fundamentalmente a la producción de maíz, que se destina al consumo local.

Otra importante área cultivable se destina a la producción de papa, que representa una buena fuente de ingresos para los lugareños, aunque curiosamente, este producto no se cita en ninguna de las estadísticas.

Como ya quedó asentado en el apartado correspondiente a uso del suelo, el área agrícola en el municipio es de 1,759.3 hectáreas de las cuales 789 son de temporal y 970.3 se cultivan bajo el sistema de riego.

Las áreas de cultivo con sistema de riego son las de mayor producción, aunque los terrenos no son óptimos para la agricultura, ya que la mayoría presentan inclinaciones que impiden mecanizar las labores y hasta dificultan el regadío de los mismos.

Ganadería

No obstante la abundancia de magníficos pastizales, la actividad ganadera es casi nula, pues sólo en la parte alta de los montes comunales existen personas dedicadas a la cría y explotación de ganado vacuno.

En casi todos los lugares existe cuando menos un equino, dedicado a tiro o silla, algunos porcinos para autoconsumo o como ahorro para emergencias y algunas veces de corral como gallinas o guajolotes para el mismo fin.

No existen granjas avícolas, aunque algunos vecinos se dedican a la actividad porcícola a muy baja escala.

Silvicultura

El 60.47 del territorio municipal, que representa 4,062.7 has. son superficies boscosas que están pobladas por diferentes especies; de éstas, 3,785 hectáreas corresponden al régimen comunal, el 95% de las mismas, o sea 3,595.75 hectáreas está considerada como monte alto de mediana calidad y el 5% restante, 189.25 hectáreas, están dedicadas al uso agrícola.

Acuacultura

En la década de los noventa y aprovechando la abundancia de agua y bellos parajes, algunos vecinos de la cabecera municipal han creado sociedades productoras de truchas; existiendo hasta la fecha tres unidades productoras de esta especie tan apreciada por los comensales.

Estas granjas piscícolas se dedican a la incubación, engorda y comercialización de truchas, que visitantes y vecinos consume en lugares ubicados a la orilla de la carretera.

Industria

Dada la relativa cercanía con municipios conurbados y la lejanía con centros de consumo, el municipio de Isidro Fabela, aun no representa atractivo para inversionistas en el ramo industrial.

No existe ningún establecimiento dedicado a la industria manufacturera. Aunque si existen pequeños talleres unifamiliares en los que se transforman plásticos y metales, aunque la actividad es mínima.

Comercio

La actividad comercial es pequeña, acorde tal vez con el número de habitantes.

Servicios

Existe una pequeña plaza comercial con negocios de varios giros, entre estos sala de belleza, farmacia, papelería y expendios de comida.


Población Económicamente Activa por Sector Las actividades económicas del municipio por sector, se distribuyen de la siguiente forma, según el Censo de 1990:

SECTOR PORCENTAJE
Primario
(Agricultura, ganadería, caza y pesca) 45.30%
Secundario
(Minería, petróleo, industria manufac-
turera, construcción y electricidad) 22.50%
Terciario
(Comercio, turismo y servicios) 32.20%
Otros

Atractivos Culturales y Turísticos
Monumentos Históricos El edificio más antiguo con que contamos es el de la parroquia de Santiago Apóstol, que data de la Época Colonial. Es este el único edificio histórico.


Museos Hasta este año se inauguró un pequeño museo municipal, que promovió el ayuntamiento.

Fiestas, Danzas y Tradiciones Las fiestas están íntimamente ligadas a las principales tradiciones que practican los habitantes de este municipio.

Semana Santa: Principalmente con las festividades de Semana Santa, en que tradicionalmente se representan La Pasión en vivo, con excepción del personaje que debería actuar como Jesucristo, que casi siempre, en La Pasión de Tlazala es la propia imagen que se venera en la iglesia. Pocas veces se ha utilizado a un vecino para que actúe como personaje principal de La Pasión.

Esta representación de La Pasión es una mezcla de personajes, en los que se pone de manifiesto el cristianismo y el paganismo; casi todas la acciones que realizan los actores y que regularmente se expresan con mímica, aunque también existen algunos diálogos, son acompañados por una triste música de flauta y sonidos monótonos de un tambor, sin duda reminiscencia de la chirimía y el teponaxtle prehispánicos.

La Santa Cruz: El tres de mayo de cada año, como en muchos lugares, se coloca la cruz en las construcciones y se halaga a los albañiles con una comida. Aunque en este municipio es tradicional que la cruz que previamente se llevó a bendecir a la iglesia se coloque también en las milpas, se queman cohetes y se organiza comida especial. La cruz en la milpa ahuyentará las plagas, las heladas, a los nahuales que se comen los elotes y permitirá que se levante una buena cosecha.

La fiesta patronal se celebra el 25 de julio de cada año en honor de Santiago Apóstol, que es el santo patrono de Tlazala de Fabela desde la llegada de los españoles, que tenían por norma anteponer el nombre de un santo a los poblados conquistados, aquí lo bautizaron como Santiago Tlazala en honor al patrón de España.

Tradiciones

Las Luminarias: El 8 de septiembre se “inauguran” las milpas, se tiene la creencia de que ese día pasa por ahí la virgen de Loreto bendiciendo los cultivos, en tal razón ese día se pueden contar los primeros elotes, se prepara con ellos el atole, otros se cuecen o asan y en las orillas de las milpas se encienden grandes fogatas, en derredor de ellas se come y se bebe durante muchas horas. Se queman cohetes estruendosos o de las llamadas luces de bengala, que en las alturas esparcen luces multicolores, por lo que esta tradicional festividad se convierte en un bello espectáculo nocturno.

Los difuntos: Las festividades en honor de los difuntos se inician aquí desde las últimas campanadas que despiden el 31 de octubre y los primeros minutos del primer día de noviembre, se recibe a los “muertitos” que son los niños que han abandonado este mundo; como en muchos lugares se les preparan ofrendas acordes a la edad de los “difuntos”, las cuales contienen dulces, chocolate para el desayuno, panes de dulce, frutas y algunos colocan juguetes. Los “muertitos” son despedidos a las doce de la noche y llegan los difuntos adultos, que ya tienen preparada su ofrenda con guisos que les gustaban, pan de muerto y hasta el “trago” que era de su preferencia. Todo el día 2 de noviembre se dedican a los que murieron ya adultos, alrededor de las ofrendas se encienden veladoras y se rezan rosarios.

Festividades guadalupanas: Aquí como en casi toda la República Mexicana, el 12 de diciembre está dedicado a festividades en honor de la virgen de Guadalupe; desde muy temprano se llevan mañanitas a la imagen colocada en el altar de la parroquia, se celebran danzas tradicionales.

En los festejos familiares o sociales por lo general, se sirve comida a base de mole, carnitas y barbacoa; sin faltar el famoso arroz rojo.

El 13 de diciembre todos los habitantes asisten a la capilla ubicada en el monte comunal, a un costado de la carretera que va de Tlazala a la presa Iturbide. Se dice que esta capilla se inició desde la Época Colonial ya que los arrieros que trasladaban mercancía para comercial con los habitantes de Tlazala y que venían de Mimiapan, Mayorazgo, Jiquipilco y otros puntos, al contemplar ya el pueblo de Santiago Tlazala, daban gracias a la virgen de Guadalupe por haberlos protegido durante el viaje.

Posadas: En este bello municipio enclavado entre montañas y tupidos bosques; se conserva la tradición de efectuar posadas a partir del día 16 hasta el 24 de diciembre. Estas se organizan en las colonias, se cantan villancicos, se pasea a los peregrinos, se pide posada y la festividad remata rompiendo piñatas que están rellenas de fruta, lo que hace las delicias de la chiquillería.

Los velorios: Cuando se vela a los difuntos, es un acto que también reviste características especiales y forma parte de la tradición; en primer lugar el uso y costumbre obliga a que los cuerpos sean velados dos noches, en el velorio se reparte té de hojas, café “con piquete”; los asistentes del sexo masculino juegan a la taba. La taba es un hueso de la pierna del borrego que se lanza al viento y gira, se pide como cuando se juega volados con monedas, se juega a la tabla por apuesta y hay quien en un velorio gana más dinero del que devengaría en todo un mes de trabajo.

Los difuntos son trasladados al panteón en hombros, y los familiares o deudos después de que sepultan a su “muertito”, invitan a su domicilio a comer a los que acompañaron en el sepelio.

Los habitantes son tradicionalmente buenos anfitriones en las fiestas sociales como bautizos, primeras comuniones, quince años y bodas, ocasiones en que materialmente se “echa la casa por la ventana”, lo que se manifiesta en la abundancia de viandas, vinos y buenos conjuntos.


Música No existe una tradición musical propiamente dicha.

Artesanías La actividad artesanal también es casi nula, sólo 11 familias se dedican a la elaboración de figuras de resina vaciada en moldes, con los que se producen llaveros y figuras como elefantes, budas, imágenes religiosas, etcétera.

Los mismos fabricantes comercializan su pequeña producción y obtienen ingresos para sobrevivir.

Existe otra familia que talla figuras en madera, aunque su producción es en pequeña escala ya que no tiene esa actividad como principal.


Gastronomía No existen platillos que representen el gusto gastronómico de los habitantes del municipio, aunque algunas señoras aun saben preparar el “caldo de arriero” y ricos moles, así como guisos con papa.


Centros Turísticos Al estar rodeado de bellos bosques, inmensos llanos y tener cerca la presa Iturbide, este municipio se presta para crear el desarrollo turístico, hasta la actualidad no es un renglón que se explote.
GOBIERNO
Principales Localidades El municipio de Isidro Fabela, según el artículo 7 del Bando Municipal, está constituido por un pueblo que es la cabecera municipal, formado por cuatro colonias que son: La Palma, La Aurora, Los Laureles y Miraflores. Asimismo existen tres ejidos que son: Palma, Miraflores y Los Jarros. Dos rancherías que son: Cañada de Onofres y Las Palomas.

Según el INEGI (Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática) se citan en el Censo General de Población y Vivienda de 1990, las localidades mencionadas en el artículo 7 del Bando Municipal, más otras seis que son: Las Canoitas, Caxte (Caschte), Endeguido, El Lavadero, Los Panales y ampliación del ejido Tlazala.

Existe una comunidad en formación que es Xitoxi con aproximadamente 30 habitantes; cabe mencionar que esta es una comunidad que anteriormente (1990-1950) contó con un buen número de pobladores que se dedicaban a la ganadería y agricultura; en este ramo se puede mencionar que levantaban grandes cosechas de papas.

Según el Plan de Desarrollo Municipal del actual ayuntamiento, “se ha establecido una organización y administración interna, dividiendo el municipio en 16 delegaciones”.




Caracterización de Ayuntamiento •Presidente Municipal.

•1 Síndico.

•6 Regidores de mayoría.

•4 Regidores de representación proporcional.
La estructura para el funcionamiento del ayuntamiento de Isidro Fabela, México, está basada en el artículo 69 de la Ley Orgánica Municipal y las comisiones por acuerdo de Cabildo, son las siguientes:

Principales Comisiones del Ayuntamiento

COMISIÓN RESPONSABLE
Gobernación y Planeación Presidente municipal
Hacienda Municipal Síndico procurador
Obras Públicas. Primer regidor
Educación Pública y Bienestar Social Segundo regidor
Sistema Agropecuario y Ganadero. Tercer regidor
Sistema de Agua Potable y Agua Rodada. Cuarto regidor
Cultura y Recreación. Quinto regidor
Ecología. Sexto regidor
Sistema de Alcantarillado y Agua Rodada y Auxiliar del Deporte. Séptimo regidor
Parques, Jardines, Drenaje y Mercados. Octavo regidor
Parques, Jardines, Drenaje y Mercados. Noveno regidor
Ecología Décimo regidor

Los miembros del ayuntamiento responsables de cada comisión, son a la vez titulares o directores de las dependencias municipales a las que están comisionados, por ejemplo el sexto regidor realiza funciones de director del Sistema de Agua Potable. Lo anterior se realiza en atención a la falta de recursos del ayuntamiento para contratar titulares de las dependencias administrativas municipales.


Organización y Estructura de la Administración Pública Municipal


Autoridades Auxiliares Son autoridades auxiliares del ayuntamiento: los delegados municipales, consejos de colaboración municipal que se eligen democráticamente en cada comunidad o colonia cada tres años, o cuando lo marca la Ley Orgánica Municipal.

Lo que hoy llamamos colonias, son los tradicionales barrios y que anteriormente se conocían como cuarteles, por esa razón en la actualidad perduran las figuras de capitán primero y segundo, que se convierten en auxiliares de la delegación municipal.


Regionalización Política
Para efectos judiciales este municipio pertenece al distrito de Tlalnepantla y rentísticos al de Atizapán. En cuanto a la situación electoral se encuentra dentro del distrito electoral federal IX, con cabecera en Ixtlahuaca y del XLIV local con cabecera en Nicolás Romero.

Reglamentación Municipal
•Bando de Policía y Buen Gobierno

•Reglamento Interior del Ayuntamiento

•Reglamento Interior de la Administración

•Reglamento de Obra Pública Municipal

•Reglamento de Planeación

•Reglamento de Catastro Municipal

•Reglamento de Agua Potable

•Reglamento de Seguridad Pública

•Reglamento de Panteones y Cementerios

•Reglamento de Transporte


Cronología de los Presidentes Municipales Presidente Municipal Período de
Gobierno Partido
Politico
Santiago Osnaya 1940-1941 PRM
Adolfo González 1942-1943 PRM
Heriberto García 1944-1945 PRM
Federico González 1946-1948 PRI
Abel Rosas Aceves 1949-1951 PRI
Federico González 1952-1953 PRI
Juvenal Osnaya 1954 PRI
Joaquín Roa 1955 PRI
Ernesto Fonseca 1956-1957 PRI
Justiniano Chávez 1958-1960 PRI
Juan Trejo G. 1961-1963 PRI
J. Trinidad Vargas 1964 PRI
León Blanquel O. 1965-1966 PRI
Isidoro Roa 1967-1969 PRI
Abelardo González O. 1970-1972 PRI
Juan López Lovera 1973-1975 PRI
Aurelio Rosas H. 1976-1978 PRI
Edgardo de la Rosa Rosas 1979-1981 PRI
Alberto García Valdez 1982 PRI
Fortino Alvarez 1983-1984 PRI
Juan Rosas Durán 1985-1987 PRI
Adán Rosas Lora 1987 PRI
Miguel Sánchez Rosas 1988-1990 PRI
Antonio Roa Huitrón 1991-1993 PRI
Antonio Dávila de Rosas 1994-1996 PRI
Agustín Eusebio Vázquez 1997-2000 PRD
Francisco Arana López 2000-2003 PRD
Felipe Nolasco Trejo 2003-2006 PSN
Abel Rosas Vargas 2006-2009 APM
Enrique Prudencio Aranda 2009-2012 CONV

BIBLIOGRAFÍA
•Ayuntamiento Constitucional de Isidro Fabela. Plan de Desarrollo Municipal 1997-2000.

•Deneve y Molina, Luis. Reglas de ortografía, diccionario y arte del idioma otomí, 1767.

•Esparza Santibañez Xavier I. Monografía de Isidro Fabela, Ayuntamiento Constitucional 1990-1993.

•Gobierno del Estado de México. Indicadores Básico para la Planeación Regional, Dirección General de Planeación, 1997.

•Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática, Cartografía y Censos.

CRÉDITOS
H. Ayuntamiento de Isidro Fabela. Xavier I. Esparza Santibañez, Cronista Municipal de Isidro Fabela.


Enciclopedia de Los Municipios y Delegaciones de México
Estado de México.

ISIDRO FABELA