Almoloya de Alquisiras

NOMENCLATURA
Denominación Toponimia
Almoloya de Alquisiras. Almoloya deriva del náhuatl con las siguientes raíces etimológicas: atl que significa “agua”, molloni “manar” y yan “lugar”; que en su conjunto significa: “Lugar donde mana el agua” (Los autores Robelo, Olaguíbel y Peñafiel coinciden con el significado)

De Alquisiras, apellido que recibió el pueblo el 13 de abril de 1869, al decretar la Legislatura del Estado el traslado de la cabecera Distrital de Sultepec a Almoloya, para diferenciarlo oficialmente de los demás lugares que llevan el mismo nombre y hacer honor al único mexiquense de alcance nacional, en las luchas por la Independencia de México, en virtud de que aquí vivió y bautizó a su quinto hijo, Don Pedro Ascencio de Alquisiras.

ESCUDO
Se cuenta con el glifo prehispánico que distinguía a los lugares donde nacía agua, contenido en el Códice Mendocino: Una corriente de agua representada a la manera prehispánica, trifurcándose en cuyos límites hay dos caracoles y en la parte central una perla. Los colores con que se ilustra, son azul-agua y verde tierno en la parte central. El actual glifo que de manera oficial se usa, está equivocado al agregársele un brazo en la parte superior.

HISTORIA
Reseña Histórica Refiriéndose a los lugares en que por vez primera se asentó el hombre y que corresponde al territorio del actual municipio, podemos afinar que los pueblos de mayor antigüedad son: Aquiápan, Tepetitlán y Aguacatitlán, con asentamientos menores en Totoltepec, Pachuquilla, Jaltepec y cerro de Tlapexco.

En el actual territorio habitaron matlatzincas, después los cohuixcas, los náhuas y muy probablemente los purépechas. Estos pueblos estuvieron localizados en medio de dos grandes señoríos que se disputaban el territorio: Texcaltitlán, cuyas posesiones llegaban hasta el actual Valle de Bravo, Tejupilco, etcétera y Xahualcingo que se dilataba desde Chiquiuntepec, Coatepec Harinas, hasta Zacualpan, y estaba ubicado aproximadamente donde ahora es Huizoltepec.

Ambos señoríos, rendían tributo a la Triple Alianza Tenochtitlan-Tacuba-Texcoco, ya que desde los años de 1435-1439, fue conquistado el pueblo de Zacualpan, por su ubicación estratégica de paso hacia las zonas algodoneras y salineras de Lahuiztlán y Teloloapan, el primero de los cuales, por su rebeldía, fue arrasado totalmente por los aztecas y vuelto a poblar con mexicas. Según el Códice Talleriano Remensis, el año 1496 Ahuizotl, conquistó Sultepec, hecho seguramente muy significativo para la región, aunque la conquista de todo el occidente del actual Estado de México fue consolidada por Axayácatl diez años antes. Esta ubicación, hacía que fuera objeto de constantes incursiones de los dos bandos, manteniendo constante vigilancia en las alturas, como consta en la cima norte de la peña de Aguacatitlán en donde aun puede apreciarse un talud y basamento, con bastante pedacería de vasijas de tipo teotihuacano. La gran mayoría de lugares tiene nombre en náhuatl y sólo un pequeño cerro en términos de Tepetitlán es nombre Cóporo, que en purépecha significa “jorobado”, esos puntos de observación fueron habitualmente utilizados, trescientos años después por Pedro Ascensio de Alquisiras. Desde ahí podía observarse cualquier intento de invasión y dar aviso oportunamente.

De esta época data un momoscle (adoratorio) en un pequeño cerro ubicado en la base de la enorme (poco más de 3000 metros msnm) montaña que llamamos Peña de Aguacatitlán, junto al pueblo de ese nombre y que no ha sido explorado por personas expertas y sí muy saqueado por gentes inexpertas. También de ese tiempo, un enorme ahuehuete (Taxodium Mucronatum)

Desde luego, las lenguas que se hablaban, correspondían a las etnias existentes, siendo lengua franca el náhuatl y lengua mayoritaria el matlatzinca.
Recibían este nombre por la inveterada costumbre de utilizar redes para todas sus actividades, incluso para sus ceremonias religiosas. Matla, significa “red”, y todos los autores registran sus usos que iban desde hondas para lanzar con gran fuerza piedras de diferente tamaño, redes para pescar, como aún se usan en el Valle de Toluca hasta la actualidad, a manera de barcinas que son redes a las que se les hecha pasto seco o hiervas que hacen forma de colchón y que sirven para transportar loza de barro que son muy delicadas. El maíz principal producto matlatzinca, reconocido desde entonces, como el mejor de México, era desgranado de la mazorca metido en puñados en la consabida red y aporreado en piedras, para obtenerlo. Se habla también que los enemigos capturados en las guerras, eran sacrificados a su dios “Cuecuex”, metidos en una red, que era retorcida cada vez más, hasta que el sacrificado reventaba.

Este dios, era el mismo que se adoraba por toda la familia otomiana, principalmente en Jocotitlán, llamado Oztotéotl y que tenía un famoso adoratorio en Chalma, hacia donde se dirigían muchas peregrinaciones y que fue hábilmente aprovechado por los sacerdotes católicos, sustituyéndolo por un Cristo. También, Oztotéotl se relaciona con los muertos hechos dioses. En él, radica el origen de nuestra costumbre de “muertear” el último día de octubre y el 1° de noviembre, celebración que difiere de lo que acostumbra en la altiplanicie (nosotros pertenecemos a la cuenca del río Balsas)

Los matlatzincas no constituyeron un pueblo conquistador, aunque fueron enemigos de los purepechas y también resistieron a las envestidas mexicas. A raíz de la ya mencionada invasión de Atzayácatl, todo el valle del matlatzinco se nahuatlizó, dominando la mentalidad y control azteca. Las rivalidades contra los de Michoacán, habría de trascender hasta la conquista española.

La cabecera municipal, en ese entonces no existía, era lo que se llama un mal país, en donde nacía agua por todos lados.

La llegada de los españoles llenó de temor a todas las etnias existentes entonces, principalmente para los mexicas, contra quienes se quejaban todas las demás, con razón, pues su dominio era férreo y despiadado. Muy pronto, a petición de Cortés, Moctezuma mandó una expedición a Zacatula, región en donde abundaba el oro en placeres, esto es, en los lechos de los ríos, atravesaron provincias muy extensas y visiblemente ricas, al decir del español Gonzalo de Umbría. Una de ellas, fue la región de Xahualtcingo, gobernada entonces por un señor Chimalpopoca, quien hábilmente advirtió el poderío de los recién llegados, así como también la oportunidad de sacudirse el yugo mexica.

El cronista Estrada Carrión, nos relata como hacía 1529, don Hernando convocó a mucha gente de las mercedes vecinas para construir el Real de Minas de Zacualpan, en los que se distinguió el cacique de Xahualtzingo, al grado de que Cortés lo apadrino dándole su apellido. Ya en la cristiandad, se le impuso el nombre de Diego Ximénez Cortés Chimalpopoca, al que hacia 1534 se le añadió el don, pues el rey don Carlos I de España y V de Alemania, el 6 de enero le concede el título de señor de Almoloya, “por la ayuda que presto a los españoles en la conquista de Michoacán y la chichimeca”, otorgándole en merced, los pueblos de Capula, Ahulavaxco, Tecontitlán, Metlatepec, Aquiápan y lo que ahora es el pueblo de Plutarco González.

Esa riqueza, al paso del tiempo se diluyó, aunque sus descendientes siempre pelearon la titularidad del señorío, siendo muy reconocidos en toda la región. Fueron mineros, patronos del convento de Sultepec, etcétera. Este personaje hace que se conozca esta tierra por vez primera, llama la atención por ser la cabecera del señorío, llamándose inicialmente los Santos Reyes, aunque el tiempo y la costumbre, hicieron volver al nombre original: Almoloya, nombre al que se le agregaba “de las Cebollas”. Pronto se construyó una capilla y hacia 1540 ya se contaba con un sacerdote, es decir 4 años después de recibido el título.

En la Colonia no se necesitó armas para completar la obra intimidadora hacia los indígenas, pues las enfermedades nuevas que los hispanos trajeron diezmaron la población indígena, al grado de que muchos sacerdotes temieron por su extinción. Ninguna palabra es más propia para explicarlo, quedó uno de cada diez.

Las posesiones de don Diego, fueron siempre los pueblos dependientes de Almoloya, pues así se aprecia en la relación que hace el alcalde mayor de Sultepec, a don Felipe II el año de 1582; en lo futuro, serán el pie territorial para fundar la municipalidad.

En 1725, se terminó un nuevo templo en Almoloya, quedando del anterior, sólo unas esculturas en relieve que aún pueden verse en los contrafuertes del fronis.

El 29 de junio de 1786, nace en Acuitlapán, cerca de Taco, el hombre que nos daría su segundo apellido, Pedro Ascencio de Alquisiras.

Sultepec fue siempre pueblo de españoles, por lo que las noticias llegaban ahí podríamos decir, con las reservas del tiempo, de primera mano. Lo primero fue la destitución del virrey en 1808, al inquietarse los ánimos por la prisión de don Carlos IV, por Napoleón. Este hecho sacudió las conciencias de los criollos, que vieron a los hispanos cómo violaban las más sagradas leyes.

Pero el hecho más conmovedor, fue el levantamiento del padre Hidalgo, que tenía primos aquí, don Mariano y don Tomás Ortíz; quienes de inmediato tomaron las armas apoyando el movimiento. En 1812, arriba Rayón, haciendo de Sultepec el centro de los insurgentes. Con él llega el famoso doctor Coss, de los primeros periodistas mexicanos. Muchos paisanos seguramente se unen a los insurrectos, como don José Bermeo, secretario que fue de la Junta Nacional. Hace sus primeras correrías Pedro Ascencio y comienza su leyenda, que hasta ahora es de toda la región sur del Estado de México y la norte de Guerrero.

En 1817, Pedro Ascencio en la comunidad bautiza a su quinto hijo dejando la hermosa lección de que además de ser el mejor guerrillero que la nación ha visto, fue un buen padre. Se une con el padre José Manuel Izquierdo, lucha al lado de su hermano Simón, se asocia muy favorablemente con el cura de Coatepec Costales, don José María Herrera y Zariñana, quien lo apoya con toda la gente de Tlatlaya. Inventa la guerrilla agraria y casi nunca fue derrotado, muy al contrario, fue el terror de los españoles. Al final de la lucha armada, vence en dos ocasiones a Iturbide; una en territorio de Sultepec y otra en Tlatlaya el 28 de diciembre de 1820, hecho que convenció a Iturbide para hacer la Independencia junto con los antiguos insurgentes.

Pedro Ascencio, estuvo en el famoso abrazo de Acatempan al mando de la tropa, mientras don Vicente Guerrero, conferenciaba con Iturbide, señala la crónica que en contraste con las bien uniformadas tropas del rey, iban vestidos 400, y los demás encuerados, es decir, 3,600 insurgentes sin ropa.

Ascencio, murió el 3 de junio de 1821, a tres meses de la consumación de la Independencia. Su viuda recibió una pensión de Iturbide.

Por el año de 1824, la hacienda de Arcos, fue comprada por la familia Stein, mineros alemanes, de una nueva mentalidad industrial y empresarial, haciendo de su negocio, el más floreciente de la República. Aquí se procesó la famosa bonanza de la mina del Alacrán, propiedad de Roque Díaz de Zacualpan. Arcos, llegó a ser la segunda fundidora del país, sólo superada por la fundidora de Monterrey.

Al adquirir la hacienda de Jaltepec el licenciado Manuel Alas, en 1848, propiedad del coronel José María Saavedra, hizo que todas sus dependencias (ranchos y pueblos), pasaran a depender de Almoloya, segregándose de Zacualpan, hecho que ha confundido a algunos historiadores, que dan ese año como de la fundación del municipio. Así, vinieron a agregarse a Almoloya Tizates, Chiltepec, Jaltepec, Totoltepec, Plan de Vigas, entre otros, que actualmente se localizan al oriente del municipio.

Estos personajes, junto con don Severo Gorostieta, don José María Sánchez, don Jorge Figueroa, don José Vicente Cruz, hacían reuniones políticas con los ciudadanos más sobresalientes del estado en la hacienda de Arcos. Así, Almoloya conoció muy bien a los hermanos Simón y León Guzmán y a don Plutarco González. Manuel Alas y Juan Saavedra, fueron de los principales que apoyaron en el estado a la revolución de Ayutla, obviamente apoyados a su vez por el pueblo, (los descendientes de la familia, nos han mostrado listas de personas de los pueblos que eran reclutados para defender al pueblo y las haciendas)Prueba de esto, es que hacia 1859 se apareció por el rumbo don Leonardo Márquez, quien, apoyado por el sacerdote de la comunidad se pretendió levantar en armas contra el gobierno liberal. En una rápida acción, Saavedra, que seguramente había heredado la comandancia militar, derrotó al famoso “Tigre de Tacubaya” y apresó al sacerdote.

Hacia 1860, Manuel Alas se convierte en gobernador del estado, al decir del historiador Sánchez García, de manera “accidental”, no medió ningún proceso normal en su llegada a la gubernatura. Dos años después, Saavedra es diputado local Constituyente. Su hermano Manuel Saavedra es diputado federal quedándose a radicar en la ciudad de México, llegando a Ministro de Gobernación del Presidente Juárez en 1869.

Se comprenderá que estos personajes eran los sobresalientes de la comunidad que en ese entonces no pasaba de ser una ranchería sin orden, ni traza; siendo Saavedra quién promovió la deliberación de las calles, primero con territorios y construyéndose las primeras casas grandes (la de don José Catarino Vilchis inició la traza)La casa que fue de don Luis Izquierdo, estaba destinada para convento y en dos predios al poniente de la plaza se iba a construir la presidencia municipal, predios que Saavedra permutó por la parte frontal del atrio de la iglesia, comprometiéndose a construirla él, como se efectuó en 1869, de manera que para entrar al templo, había que pasar primero debajo del arco de la municipalidad. Las calles fueron nombradas con flores: clavel, rosa, azucena, gladiola, etcétera.

Seguramente ellos influyeron para que la Legislatura Local, decretara el traslado de la Cabecera Distrital de Sultepec, hacia nuestro pueblo, pero los sultepequenses armaron tal batahola que un año escaso duró el gusto, quedando la categoría de la cabecera municipal, no mediando para ello, ningún decreto, la honra de ser el primer presidente municipal recayó en el señor José Vicente Cruz, cuñado de Saavedra.

Durante todo el siglo XIX, en manos de los señores Stein, la hacienda de Arcos se convirtió en la más floreciente industria del sur de la entidad, procesando por los años cuarenta, el producto de la bonanza que tuvo la famosa mina “El Alacrán de Zacualpan” propiedad del sureño don Roque Díaz, de quien se dice, vino hasta este pueblo el dictador Santa Anna a pedirle dinero prestado y que se dio lujos, inauditos, como dice Rivera Cambas, al dilapidar de la manera más absurda nada menos que entre siete u ocho millones de pesos de aquel tiempo. Los alemanes, con una mentalidad ahorrativa, capitalizaron la situación.

Hacia el porfiriato, la cabecera municipal estaba poblada por gente laboriosa y trabajadora, pues en esos tiempos había dos molinos de trigo, uno de la familia Flores y uno más grande de los Gorostieta; se registra una fábrica de cambayas en Jaltepec, la familia Camacho comenzó la fabricación de jabón, a más de ser “buscones” (gambusinos), seguidos por los Salgados quienes también extraían aceite de ajonjolí, había tres tenerías y un apreciable movimiento comercial. Dice una crónica de ese tiempo que Almoloya tenía muchos “capitalistas” y que contaba con un jardín público bien cuidado.

En el Archivo del Poder Ejecutivo del Estado se encuentra (00405-V) un “Perfil de una Red Ferroviaria en Almoloya de Alquisiras”, del año de 1908, de autor desconocido; otro (0493-C) que reza: “Topografía Cuestión-Tizates. Zacualpan”, también sin autor y sin fecha. Uno más (0944-V) “Ferrocarril de Peña Sólita a Zacualpan, Méx. Escala 1:2000. Se desconoce la fecha y el autor. Todo esto, nos da una idea de lo importante que llegó a ser nuestro pueblo, durante esta época.

Muchos pueblos de Jaltepec hacia el oriente, vivían de sembrar las tierras de la hacienda del mismo nombre, propiedad de don Germán Alas Saavedra, último vástago del ilustre don Manuel y sobrino de Juan Saavedra Marbán. Así, Tizates, Las Mesas, etcétera sembraban “a medias” o rentadas a precios muy bajos, como puede comprobarse, por lo que los arrendatarios, no odiaban al patrón como en otros lugares, aunque obviamente, resentían los campesinos la terrible desigualdad de posesión agraria; con mayor razón las personas de Huizolotepec, quienes siempre consideraron como un despojo la antigua posesión de Capulmanca que, se ignora como se apropió primero la hacienda de Chiquiuntepec (hubo un litigo en 1790) y posteriormente, a la hacienda de Jaltepec. Destacan en la ciudad de México, los hermanos Casto Sotelo, general artillero, el coronel Ignacio y el capitán Manuel del mismo apellido; su padre, don José Silvestre, fue presidente municipal en 6 ocasiones.

La revolución trajo caos y confusión, por los constantes amagos de las muchas facciones surgidas, siendo invadido el pueblo, por primera vez, por las fuerzas de un “general” Olea, en 1912. La mayor parte de 1913 y 1914, fue ocupado por zapatistas y ocasionalmente carrancistas. Como el pueblo era marcadamente de éstos últimos, el 12 de diciembre de 1915, para despedirse el zapatismo, al mando de Quintanilla quemó muchas de las casas del pueblo; ya un poco controlado el desorden, comenzó la inquietud de acabar con el latifundio de Jaltepec, encabezándolo el mismo presidente municipal de entonces don Benigno Vergara, siendo los señores de Pachuquilla y los de Tizates, los primeros en tomar de hecho las tierras de la hacienda.

Al término de los pronunciamientos rebeldes, comenzó otra etapa aún más triste, pues entre 1916, 1917 y 1918, hubo “la gran necesidad” como le llaman todavía los más viejos del pueblo, esto es, que no había que comer; el saqueo era ordinario y el hambre permanente, colindando con una epidemia muy terrible de influenza española en 1919.

La influencia estatal de los hermanos Gómez de Zacualpan, permite que la primera carretera que se planeó, fuera hacia su tierra, para lo que tenía que pasar por la nuestra, haciéndolo a través del entonces todopoderoso Partido Socialista del Estado de México, terminada en 1931. Vía que sirvió, para que el 11 de marzo de 1932, nos visitara el hasta ahora único presidente de la República, don Pascual Ortíz Rubio, quien junto con don Filiberto Gómez, gobernador del estado, declararan inaugurada la flamante carretera, que se hizo a pico y pala, pues no se contaba con maquinaria.

El 25 de mayo de 1933, se dotó al ejido de Agua Fría con 677 hectáreas de tierra de la hacienda de Jaltepec; el 6 de junio del mismo año, 511 hectáreas a Jaltepec (pueblo); anteriormente, el 26 de septiembre de 1929, a La Unión Riva Palacio, se le habían otorgado 1372 hectáreas y un acceso de agua muy grande; así, fue repartido aquel enorme territorio de un solo dueño, siendo beneficiados los pueblos de Plan de Vigas, Las Mesas, Cuahtenco, y Tepehuajes. La mayor parte del reparto agrario, le correspondió a Huizoltepec, ya que desde antiguo reclamaban como suya a una gran parte de la hacienda, ésta se consideraba como territorio alquisirense, pero al dotárseles, como ellos pertenecen a Zacualpan, esas tierras pasaron a su jurisdicción.

Los años treinta, fueron tranquilos y de recuperación, en ese tiempo dos paisanos triunfaban en la ciudad de México, don Edmundo Flores, que fue revolucionario y que desde 1916 comenzó a fundir guayule para fabricar objetos de utilería, convirtiéndose poco a poco en toda una fábrica de llantas “La Mundial”, en donde los alquisirenses encontraban trabajo con toda seguridad. Se le recuerda con mucho afecto. Otro era don José Salazar, quien hizo una gran fortuna de manera muy habilidosa con movimientos financieros, en aquella primera gran devaluación del peso frente al dólar, pues encontró apoyo en nuestro también paisano y gerente del Banco Nacional, Alberto Stein.

Lo que se llamába carretera, era una brecha abierta en pleno monte, sin revestimiento alguno que se tornaba intransitable en la época de lluvias, por lo que el emprendedor Ignacio Salgado, descendiente de almoloyenses, promovió la comunicación de todo el sur del estado a través de avionetas, construyéndose en los años cuarenta una pista de aterrizaje y despegue, con lo que se contó con otra vía de comunicación, que duró poco más de una década.

Tres diputados ha tenido nuestro pueblo, que han sobresalido en su labor de acercamiento con el pueblo: don Ignacio Bustamante, el fundó la empresa “Dos flechas”, que transportaba los productos hacia Toluca cada semana.

El licenciado Mario Colín Sánchez de una incansable labor y de contacto con el pueblo, por su influencia se construyó la escuela primaria que hasta ahora, educa a todos los niños del pueblo. En lo político sobresalió el licenciado Enedino Macedo.

Volviendo al señor José Salazar, en los años treinta, donó instrumentos musicales con los que se formó una banda de música, legó al pueblo una pequeña unidad deportiva, bardeó la iglesia y el panteón de Jaltepec, donó el terreno donde está la escuela primaria y benefició a personas particulares, pues era nada menos, que el dueño de la empresa Zenit de México.

La educación, dejaba mucho que desear, estaban las escuelas en condiciones lamentables, mejoraron al consolidarse los ejidos. En 1935, cada ejido construyó su escuela en el año de 1950 gobernando Alfredo del Mazo, se construyó el centro escolar “Pedro Ascencio” enorme, sólido, mucho más grande que las necesidades de esa época, dando cabida a todos los niños almoloyenses, hasta la fecha; la inauguración se hizo el 15 de abril de 1950.


Personajes Ilustres Don Diego Ximénez Cortés Chimalpopoca.
Señor de Almoloya, según la Real Cédula del 6 de enero de 1534.

Pedro Ascencio de Alquisiras.
Guerrillero que luchó por la Independencia de 1812 a 1821. Derrotó en más de cuarenta acciones a los españoles, distinguiéndose especialmente el 28 de diciembre de 1820, en Tlatlaya, donde derrotó a Iturbide. Sus acciones son legendarias en toda la región sur del Estado de México y norte de Guerrero. Da su nombre al municipio.

Juan Saavedra Marbán.
Organizador del pueblo de Almoloya territorialmente y en lo político; es uno de los fundadores de la municipalidad, constructor de la primera presidencia, derrotó a Leonardo Marques, siendo diputado constituyente del estado en 1861. Murió fabricando pólvora para el gobierno de Benito Juárez en la hacienda de San José.

Manuel Alas Sardaneta.
Oriundo de Guanajuato, la mayor parte de su vida la vivió en nuestro pueblo, adquiriendo la hacienda de Jaltepec en 1848. Cuatro años después, casó en segundas nupcias con nuestra paisana Esteban Saavedra. Junto con Juan Saavedra, organizó reuniones en contra de Santa Anna, lo que le valió prisión y sólo lo salvó la intervención de Hesiquio Gorostieta y José Ma. Saavedra en Sultepec.

Compañero íntimo del gobernador Olaguíbel. Abogado de minas y gran animador de empresas mineras en las que tomó parte. Impulsor de la Reforma en el estado, apoyando el Plan de Ayutla, y fue gobernador en 1861. Redactó los códigos civil y penal del estado, culminó su vida siendo miembro de sociedades benefactoras de la educación.

Manuel Alas Marmolejo.
Hijo del personaje anterior, pasó gran parte de su vida en la hacienda de Jaltepec, diputado local al mismo tiempo que su padre, en todo el movimiento reformista fue autorizado a convocar guardias que defendieran de los conservadores, el pueblo y la hacienda, fue ayudante del general Felipe Berriozabal, en la batalla del 5 de mayo, demostrando gran valor, por lo que fue condecorado.

Jorge Figueroa.
La plaza principal, lleva su nombre, en virtud de que fue la persona encargada de los trámites burocráticos de traer a Almoloya la cabecera distrital, hecho que le dio a nuestro pueblo la categoría de municipio, por lo que debe considerársele como fundador.

José Vicente Cruz.
Liberal almoloyense, primer presidente municipal.

Manuel Sotelo.
Capitán del ejército en 1910.

Ignacio Sotelo.
Coronel del ejército en 1910.

Casto Sotelo.
General ingeniero artillero del ejército en 1910.

General Agustín Millán Vivero.
Oriundo de Texcaltitlán, hacia 1899, trabajaba como dependiente en la casa de don José Catarino Vilchis, un tío y en su descuido derramó una lata de alcohol, incendiándose la casa. Agustín, huyó del pueblo, refugiándose en Veracruz, haciendo contacto con personas de ideas avanzadas que hacían oposición al régimen de don Porfirio, fue la tercera figura política que llegó al estado con los constitucionalistas, haciendo un decoroso papel como gobernador.

Natalia Von Schenck.
De la antigua nobleza alemana, la señorita Von Schenc, nació en Ansberg, Wetfalia, el 26 de julio de 1840. De gran educación vivió primero en Estados Unidos después en Coahuila y en 1905 en la hacienda de Arcos. Con su inseparable amiga Alich L. Nohl fue de las principales propagandistas del idioma esperanto en México, siendo una bendición para la gente pobre de los alrededores de la hacienda. Fue una gran protectora de los ciegos (también fue invidente), siendo el aspecto más importante de su vida la introducción en México del sistema Braille de escritura-lectura para ciegos, “trabajando más de 40 años a su servicio y en diversos idiomas”. Murió el 19 de mayo de 1921 en su hacienda de Alquisiras, heredándola a su hijo adoptivo Gustavo Treger. (Datos tomados del señor Alejandro Meza 1922).

Juan Salgado Almazán.
Benefactor del pueblo, nació en Almoloya a principios de la Revolución; su familia emigró a Toluca y aunque su familia nunca ha abandonado del todo al pueblo, radica en Toluca. Su padre Mariano Salgado Vilchis, fundó una fábrica de jabón que al cambiar su domicilio a la capital del estado, continuó siendo hasta la fecha la jabonera más importante del estado.

Epigmenio Figueroa.
El pueblo lo recuerda con respeto, además de ser un buen presidente municipal, durante los años más difíciles de la Revolución, en 1911, construyó el panteón (que algunos todavía llaman Figueroa) municipal en el Llano, y tuvo la desgracia de que un accidente provocara la muerte de su único hijo, Serafín, y fuera el primer cadáver inhumado ahí. Don Epigmenio fue el primero que celebró a Pedro Ascencio, seguramente evocando sus “tomas” del pueblo en la época de las luchas por la Independencia, lo que hasta la fecha constituye una de las fiestas cívicas más significativas del municipio.

Benigno Vergara.
El descontento por la desigual propiedad de la tierra, se hizo muy agudo al mediar la Revolución, que entre otras muchas cosas, pedía el reparto de los enormes latifundios que creó la época liberal y Almoloya no fue la excepción, ya que en Pachuquilla se dieron brotes de rebeldía, así como en otros puntos del enorme latifundio de Jaltepec. El pueblo de Huizoltepec, reclamaba parte de la hacienda y todo ello fue canalizado por don Benigno, quien siendo presidente municipal, alentó la invasión de predios, por lo que se le considera un benefactor de los campesinos, quienes lograron la posesión de los ejidos en la década de los treinta.

Edmundo Flores.
Revolucionario, dice su hijo homónimo que zapatista, aunque se ha encontrado información de que fue carrancista, con quienes llegó a la ciudad de México hacía 1917; trabajó en El Oro como telegrafista y una vez en la capital, se separó de las armas y fundó una pequeña fábrica de objetos de hule, hasta fabricar llantas para automóvil, llegó a competir seriamente con la empresa transnacional Euzkadi. En los años treinta, muchos alquisirenses obtuvieron trabajo en su fabrica.

José Salazar Cruz.
Benefactor de Almoloya, gran capitalista y hasta ahora el alquisirense más exitoso. Con hábiles transacciones financieras, al lado de Alberto Stein, aprovechó las primeras devaluaciones del peso, llegando a acumular buen capital, así como una cantidad increible para la época de concesiones de taxis en la ciudad de México, lo que le permitió obtener en Estados Unidos la concesión de fabricar los radios y televisiones Zenit. Al pueblo lo benefició con una banda de música, un parque deportivo, el terreno de la actual escuela primaria, el bardeado de la capilla de Jaltepec y del panteón y sobre todo repartía dulces y juguetes en sus visitas al pueblo.

Doctor Ermilo Camacho. (El Gato).
Fue tal la admiración y respeto de sus alumnos (Jesús Ymnhoff Cabrera y Joaquín Sánchez Beas, entre otros), que a su muerte, compusieron un libro llamado “Las horas del padre Camacho”, en donde evocan al inolvidable mentor del seminario de Tlalpan, quien en sus mejores días, hizo las excelencias de la música sacra en la catedral de México, a más de sus cátedras llenas de sabiduría. El mote de El Gato, se debía al color verde intenso de sus ojos.

Doctor Ismael Millán Dorsch.
Sacerdote de rara vocación por los pobres, quienes aún, en la colonia El Arenal y todas las cercanías de la fábrica Loreto y Peña Pobre, lo tienen como a un santo, colgado su retrato junto a los demás santos de la familia. Los alquisirenses los días domingos, sintonizaban el radio en la “X”, a las nueve de la mañana, para escuchar la palabra alentadora, la palabra llena de esperanza y de amor del padre “Mayo”, como en el pueblo todavía se le nombra. Su labor fue desarrollada en la ciudad de México.



Cronología de Hechos Historicos AÑO ACONTECIMIENTOS
1435-1439 Conquista azteca de Zacualpan.
1496 Auhizotl conquistó Sultepec.
1529 Construcción del Real de Minas de Zacualpan.
1534 Diego Ximénez Cortés Chimalpopoca, señor de Xahualtzingo.
1582 Relación del alcalde mayor de Sultepec a Felipe II, rey de España, sobre los pueblos dependientes de Almoloya.
1725 Terminación del templo de Almoloya.
1786 El 26 de junio en Acuitlapán, Guerrero nace Pedro Ascencio de Alquisiras.
1812 Llega a Sultepec Rayón.
1817 Llega a radicar a Almoloya, Pedro Ascencio.
1821 El 3 de junio muere Pedro Ascencio de Alquisiras.
1824 La hacienda de Arcos es comprada por la familia Stein.
1848 Manuel Alas adquiere la hacienda de Jaltepec.
1860 Es gobernador del estado Manuel Alas.
1869 El 13 de abril recibe Almoloya el apellido de Alquisiras por decreto de la Legislatura del Estado.
1912 Es invadido Almoloya de Alquisiras por el revolucionario general Ojeda.
1913-1914 El municipio es ocupado en distintas ocasiones por zapatistas y ocasionalmente por carrancistas.
1915 El zapatista Quintanilla quema varias casas del pueblo.
1916-1918 Hay saqueos y luchas en el municipio.
1919 Se genera una epidemia.
1931 Inauguración de la carretera a Almoloya de Alquisiras.
1932 Visita del ingeniero Pascual Ortíz Rubio, presidente de la República, quien junto con Filiberto Gómez, gobernador del estado, declararon inaugurada la carretera.
1933 Dotación de tierras a los ejidos de Agua Fría, Jaltepec, Unión Riva Palacio, Huitzolotepec y otras comunidades más.
1935 Establecimiento de escuelas a los ejidos.
1950 Construcción del edificio del centro escolar "Pedro Ascensio".


MEDIO FÍSICO
Localización
Almoloya de Alquisiras, se localiza en la parte centro-sur del Estado de México, Distrito Rentístico y Judicial de Sultepec.

Las coordenadas geográficas son: mínima 99° 46' 50”, máxima 99° 57’ 9” de longitud oeste; en cuanto a la latitud, del hemisferio norte, la mínima es de 18° 47’ 00”, y la máxima de 18° 55’ 02”.


La altitud sobre el nivel del mar, oscila entre los 3,000 metros en la punta de la Peña de Aguacatitlán y los 1,750 en La Unión Riva-Palacio y una media de 1,875 metros. Los límites son: al norte colinda con Coatepec Harinas y Texcaltitlán; al oeste, con Texcaltitlán y Sultepec; al este con Coatepec Harinas y Zacualpan, y al sur con Zacualpan y Sultepec. La distancia a la ciudad de Toluca es de 75 kilómetros y 130 de la ciudad de México.


Extensión De acuerdo al Atlas General del Estado de México, el territorio municipal asciende a 167.38 km2.

Orografía Alquisiras presenta un relieve constituído por planos descendientes de noroeste a sureste, desde el pueblo de Plutarco González, hasta La Unión Riva-Palacio, flanqueado por montañas y cerros del lado norte y sur, existiendo pueblos en la montaña o en cañadas. Nuestra ubicación está en las vertientes del río Balsas. Siendo nuestra montaña más alta la Peña de Aguacatitlán, con 3,000 metros de altura msnm prolongándose hacia el sureste hacia donde desciende; por el este nos limita una cadena de cerros de Laja Azul y de Meyuca. Hacia el norte están los cerros de Capulmanca y los contrafuertes últimos del Volcán Xinantécatl. Más cercanos, se hallan el Cerro de los Muertos, Totoltepec, El Venadito, 4ª Manzana y Tlapexco.

Hidrografía Dada la orografía, es fácil suponer que todas las corrientes acuíferas de la región, van de noroeste a sureste, juntándose la mayor parte en la cabecera municipal, que asemeja un cono, el pueblo se sitúa en el fondo y está rodeado de cerros y cruzado por ríos, en donde se ven cascadas, y en días lluviosos hay un fuerte rumor de paso indómito de agua, con una salida natural hacia el oriente. El río es de caudal constante todo el año, aunque disminuye mucho su caudal en el estiaje, así como el arroyo de Aguacatitlán. Los demás, son arroyos de caudal intermitente, con agua sólo en la época de lluvias. Todos confluyen al grande, que se junta al de Meyuca, ambos al Chontalcoatlán, que constituyen lo que se ha llamado el alto Amacuzac, uniéndose finalmente, al Balsas, captor de toda la región Puebla-Morelos, sur del Estado de México y la parte norte del de Guerrero.

Clima El clima es subtropical de altura, aunque se comprende que varía por la altura y lugar, pues la geografía es muy irregular; existe una temperatura media de 24 grados. La época de lluvias es de mayo a octubre, en condiciones normales, siendo los vientos dominantes de norte a sur, leves por nuestra condición de valle muy cerrado.

Principales Ecosistemas Flora

Aún se tienen más de quinientas hectáreas de pinaceas y quercus.

Arboles: ocote, pino, encino, madraño, chincahuil, cucharillo, nogal, pinsal, palo dulce, guaje, eucalipto y ceiba.

Plantas medicinales: alfilerillo, tabaquillo, altamisa, árnica, escobilla, huisoche, peshtó, epazote, manrubio, gordolobo y borraja.

Flora silvestre: carrizo, chayote, helecho, romero, tule y hongos.

Fauna

La fauna silvestre se compone de las siguientes especies: conejo, coyote, gato montes, rata de campo, hurón, zorrillo, tlacuache, armadillo, ardilla, cacomixtle, zorro, tuza, venado, cuinique, águila real, gavilancillo, quebrantahuesos, zopilote, urraca, tecolote y guacamaya.


Recursos naturales Quizá el recurso más valioso sea el forestal, que cuidadosamente explotado, puede constituir una fuente valiosa de riqueza.

Características y Uso de Suelo El suelo es propicio para la agricultura. Cuenta con una superficie total de 13,469.12 hectáreas, distribuido para su uso en: actividad agrícola 3,921.84; de temporal 2,849.23 y de riego 1,072.61. La actividad pecuaria se desarrolla en 1,063.00 y la región forestal cubre 8,188.00 hectáreas que incluye pastizales. También se destina parte del suelo para uso habitacional.

PERFIL SOCIODEMOGRÁFICO
Grupos Étnicos Originalmente hubo matlatzincas, cohuixcas, mazatecos y náhuas; en la actualidad su presencia en el municipio es mínima, ya que únicamente existen 11 habitantes que hablan alguna lengua indígena.

De acuerdo a los resultados que presento el II Conteo de Población y Vivienda en el 2005, en el municipio habitan un total de 34 personas que hablan alguna lengua indígena.


Evolución Demográfica Según el Censo General de Población y Vivienda efectuado por el INEGI en 1990, en el municipio eran 13,667 habitantes, mientras que para el año 2000, de acuerdo con los resultados preliminares del Censo General de Población y Vivienda efectuado por el INEGI, para entonces existían en el municipio un total de 15,586 habitantes, de los cuales 7,406 son hombres y 8,180 son mujeres; esto representa el 46% del sexo masculino y el 54% del sexo femenino.

De acuerdo a los resultados que presento el II Conteo de Población y Vivienda en el 2005, el municipio cuenta con un total de 14,196 habitantes.


Religión Aunque ha habido intentos de penetración de otras religiones, la católica es la que profesa el 96% de los alquisirenses.

INFRAESTRUCTURA SOCIAL Y DE COMUNICACIONES
Educación En el nivel básico, se tienen cubiertas las necesidades de la totalidad del municipio, contando cada comunidad con jardines de niños y escuelas primarias, contamos con una secundaria oficial y varias telesecundarias; una escuela preparatoria, un centro de educación de artes y oficios y la casa de cultura que recientemente comenzó sus actividades.

Asimismo cuenta con 6,456 alfabetas y 1,293 analfabetas, por lo que el analfabetismo de la entidad se ubica en 16.68 %.

NIVEL Escuelas Grupos Maestros Alumnos
Preescolar 33 63 39 551
Primaria 33 200 128 2,637
Media básico 9 22 34 381
Media superior 1 3 11 63
Total 76 288 212 3,632


Salud En varios puntos del municipio se cuenta con un total de 7 centros de salud de tipo rural dependientes de la Secretaría de Salud; una del Seguro Social, una del ISSEMYM, cuatro de Asistencia Social, dos del ISEM y dos el Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia. El número de derechohabientes de instituciones de seguridad social son: IMSS 4; ISSSTE 1,332; ISSEMYM 557; total 1,893. Esta cifra constituye el 15% de asegurados en el municipio.

Abasto Existe un mercado municipal, 5 ferreterías, 6 refaccionarías, 4 carnicerías, 5 casas de materiales para construcción, una gasera, 4 farmacias, 8 cantinas y 5 papelerías.

Deporte En el municipio, el deporte que acapara la atención de los jóvenes es el fútbol; aunque también se práctica el basquetbol, voleibol y natación.

Vivienda Según el Censo General de 1990, en el municipio existían 2,360 viviendas, se hallan en el medio rural y diseminadas. El número de viviendas aceptables es de 976, la mayoría de las casas están construidas de adobe y techo de teja, con dos habitaciones y un portal al frente; el 40% de estas cuentan con agua entubada, y un 25.96% con drenaje.

Cabe señalar, que en el año 2000, de acuerdo a los datos preliminares del Censo General de Población y Vivienda, efectuado por el INEGI, hasta entonces, existían en el municipio 3,349 viviendas en las cuales en promedio habitan 4.65 personas en cada una.

De acuerdo a los resultados que presento el II Conteo de Población y Vivienda en el 2005, en el municipio cuentan con un total de 3,003 viviendas de las cuales 2,956 son particulares.


Servicios Públicos Se proporciona en forma incipiente los servicios de agua potable, drenaje y alcantarillado, pavimentación, alumbrado público y electrificación. Existe también un rastro municipal.


Medios de Comunicación El radio se capta bien escuchándose las señales de radiodifusoras del Distrito Federal, Ixtapan, Cuernavaca y la XET de Monterrey, hay teléfonos con un buen servicio, y deficiente captación de la televisión, sólo quienes pueden pagar televisión vía satélite, pueden tener acceso a una programación buena, lo que es costoso para la población. Un 30% del municipio, cuenta con teléfonos públicos para comunicarse. Existe además una agencia de correos.

Vías de Comunicación Se cuenta con 67.1 kilómetros de carretera, siendo las más importantes: Venta de Agua – Zacualpan, la Puerta, Sultepec y Almoloya de Alquisiras – Plan de Vigas.

Se cuenta con una carretera pavimentada hacia Toluca. El interior del municipio se encuentra comunicado por brechas y caminos de terracería. Hay dos sitios de taxis y una línea de autobuses que hacen el servicio de transporte.



Actividad económica
Principales Sectores, Productos y Servicios Agricultura

La mayor parte de la población, se dedica a la agricultura, principalmente a la siembra de maíz, que se produce para la subsistencia, aunque existen otros cultivos como el chícharo y la flor en poca escala. De Almoloya hacia el noroeste, pertenece a la famosa franja aguacatera del país, obteniéndose una importante producción de ese fruto en diversas variedades: criollo (diversas variedades) bacón, ahuacalli, y otros; produciéndose también en menor escala, durazno, ciruela, granada, guayaba, papaya, níspero y otros, mismas que se comercializan en Toluca, México, Zinacantepec, etcétera.

Ganadería

Sobresale la existencia de ganado vacuno, porcino, equino, lanar y caprino, así como aves de corral.

Industria

Predomina la industria de transformación con 46 establecimientos, de los cuales 30 se dedican a la producción de alimentos, bebidas y tabaco.

Explotación forestal

Se explotan los bosques para obtener resina.

Minería

Existen varios yacimientos de oro, plata, cobre, fluorita y zinc.

Turismo

Se cuenta con lugares como paseo, el Salto, Ojo de Agua Grande, la Exhacienda de Arroz, el Templo de la cabecera municipal, el Caserío del S. XVI, Sabino de Ahuacatitlán, la Iglesia de San Pedro, y el balneario de Almoloya, entre otros.

Comercio

El comercio es parte importante de la economía, habiendo más de trescientos establecimientos. Hacia 1990, estaban registradas 793 unidades automotrices.

Servicios

Existen talleres de reparación de calzado, de radio y televisión, de bicicletas, de autos y de aparatos electrodomésticos. Se cuenta con hotel, casa de huéspedes y restaurantes.


Población Económicamente Activa por Sector
SECTOR %
Primario
(Agricultura, ganadería, caza y pesca) 60
Secundario
(Minería, petróleo, industria manufac-
turera, construcción y electricidad) 14
Terciario
(Comercio, turismo y servicios) 26
Otros 0

Atractivos Culturales y Turísticos
Monumentos Históricos Arquitectónicos

El Templo de San Pedro, en la cabecera municipal, cuya fecha de erección data de 1727.




Museos No hay.

Fiestas, Danzas y Tradiciones De las fiestas religiosas se destaca la del 29 de junio, día de San Pedro, la cual se manifiesta con feria popular, danza de moros y pastores, música de viento, fuegos artificiales, jaripeos y peleas de gallos.

Danzas

De las pastoras, los doce pares de Francia, las doce potencias, los tecuanes, de los moros y los apaches.

Tradiciones: Cada 16 de septiembre, en el desfile popular participa como figura principal Pedro Ascencio, caracterizado por uno de los vecinos. Durante las festividades religiosas, se suelen adornar las calles con papel de china picado y festones de pino. Otras tradiciones son: la celebración del día de muertos, la “toma” del pueblo por Don Pedro Ascencio, las posadas de diciembre, entre otros.


Música La música de viento en las festividades religiosas. Se escucha música variada. Existen grupos musicales y bandas de música.

Artesanías En la Unión Riva Palacio se borda y tejen hermosas purezas y en Pachiquilla, Sarapes de la mejor calidad. En Cuauhtenco, Almoloya y Alquisiras, se hacen jarros, ollas, cántaros, jarras, platos, macetas y comales.

Gastronomía Alimentos

Tenemos el cocido, que es el platillo tradicional de Almoloya. Los sesos en tamalitos, el pico de gallo, uno es a base de chilacayote tierno y otro a bases de duraznos, ambos exquisitos, barbacoa y otros platillos de la región.

Dulces

Dulce de pepita, duraznos y guayaba, pan guarache de San Andrés relleno con piloncillo y los mamones de Pachuquilla.

Bebidas

Licores de zarza, membrillo, tabaquillo, limón, higo, naranja, piña, albahaca, manzanilla, rompope y pulque.


Centros Turísticos El Paseo, Ojo de Agua Grande, el Salto, la Iglesia de San Pedro, el balneario de Almoloya, entro otros.
GOBIERNO
Principales Localidades Cabecera municipal con categoría de pueblo. Almoloya se sitúa en un rincón de montañas con una salida hacia el oriente, llena de arroyos, cascadas y huertas de frutas, y una población cercana a 1,500 habitantes, y 32 comunidades con categoría de delegaciones municipales. Algunas están situadas en la alta montaña y en mayor número en terrenos planos.

Caracterización de Ayuntamiento El ayuntamiento se integra del presidente municipal, un síndico y diez regidores quienes se distribuyen las actividades propias de su función son auxiliados por un secretario, un tesorero y un juez municipal, un contralor, un jefe de obras y personal de los diversos servicios.

Integración del Ayuntamiento de Almoloya de Alquisiras

COMISIÓN RESPONSABLE
Gobernación, Planeación y Seguridad Pública Presidente Municipal
Hacienda Municipal Síndico
Fomento Agropecuario y Forestal 1er. Regidor
Cultura, Educación Pública, Deporte y Recreación 2o. Regidor
Obras Públicas y Desarrollo Urbano 3er. Regidor
Salud y Empleo 4o. Regidor
Parques, Jardines y Panteones 5o. Regidor
Agua, Drenaje y Alcantarillado 6o. Regidor
Ecología y Mercados 7o. Regidor
Alumbrado Público 8o. Regidor
Limpia, Prevención y Restauración del Medio Ambiente 9o. Regidor
Turismo y Población 10o. Regidor

Presidente Municipal.

Se encarga de ejecutar los acuerdos del ayuntamiento e informar su cumplimiento, representa jurídicamente al municipio, contrata y concerta en representación del ayuntamiento la realización de obras y la prestación de servicios públicos, vigila que se integren y funcionen las dependencias, unidades administrativas y fideicomisos que formen parte de la estructura administrativa. Promueve el patriotismo, la conciencia cívica, la identidad municipal, con la celebración de eventos y ceremonias que contribuyan a este propósito.

Secretaría del ayuntamiento.

Es quien auxilia al presidente municipal para el despacho, estudio y planeación de los diversos asuntos de la administración municipal.

Contraloría municipal.

Es la instancia que apoya en la planeación, programación, organización y coordinación del control y evaluación municipal.

Tesorería.

Es el órgano encargado de la recaudación de los ingresos municipales y responsable de realizar las erogaciones que haga el ayuntamiento.

Dirección de Obras Públicas.

Órgano que tiene a su cargo la prestación, explotación, administración y conservación de los servicios públicos municipales: agua potable, alcantarillado, saneamiento y aguas residuales; alumbrado público; limpia y disposición de deshechos; mercados y centrales de abasto; panteones; rastro; calles, parques. Dirección que se auxilia de comisiones para su mejor desempaño.

Oficialía Conciliadora y Calificadora.

Conciliar a los vecinos en diferencias que no constituyan delito y calificar las faltas al bando municipal.

Seguridad Pública.

Área que se encarga de vigilar, auxiliar y mantener el orden en el territorio municipal.

Desarrollo Integral de la Familia.

Se encarga de atender las necesidades de la población relacionadas con la familia; la mujer y principalmente el niño de bajos recursos económicos. Es el órgano encargado de atender y gestionar las posibles.


Organización y Estructura de la Administración Pública Municipal


Autoridades Auxiliares Cada delegación municipal, cuenta con un delegado, quien auxilia al ayuntamiento en su área jurisdiccional y dos delegados más que suplen y/o ayuda al primero. Son elegidos por sufragio universal y directo en asambleas públicas y democráticas en cada comunidad.

Regionalización Política
Almoloya de Alquisiras corresponde al distrito electoral federal MéxicoVI de Tejupilco y el VIII distrito electoral local de Sultepec.

Reglamentación Municipal
Las disposiciones municipales, están registradas en el Bando de Policía y Buen Gobierno, que cada año se promulga el día 5 de febrero, y se difunde para su general observancia, conteniendo la división territorial, los servicios, las obligaciones ciudadanas, control del rastro, panteones, comercio, etcétera.

Cronología de los Presidentes Municipales Presidente Municipal Período de
Gobierno Partido
Politico
Gonzalo Roa Cruz 1940 PRM
Agapito García 1940-1941 PRM
Guillermo Cera 1942-1943 PRM
Germán Díaz 1944-1945 PRM
Amado Cruz Vergara 1946 PRI
Agapito García 1946-1948 PRI
Guillermo Cera 1948 PRI
Agapito García Herrera 1949-1951 PRI
Alfredo Cruz Vergara 1952-1954 PRI
Gustavo Sotelo 1955 PRI
Alejandro Gómez Díaz 1955-1957 PRI
Norberto Mendiola Martínez 1958-1960 PRI
David García Sotelo 1961-1963 PRI
Alfonso García Castañeda 1964-1966 PRI
Angel Gorostieta Castañeda 1967-1969 PRI
Guillermo Franco López 1970-1972 PRI
Hilario Salazar Cruz 1973-1975 PRI
José Hernández Flores 1976-1978 PRI
Alejandro Gómez Díaz 1979-1981 PRI
Habacuc Castañeda Castañeda 1982-1984 PRI
Leopoldo Millán Díaz 1985-1987 PRI
Alfredo Victoria Benitez 1988-1990 PRI
Habacuc Castañeda Castañeda 1991-1993 PRI
Victoriano Jorge García Díaz 1994-1996 PRI
Juan Ayala Escobar 1997-2000 PRI
Mayolo Gómez García 2000-2003 PRI
Cruz Juvenal Roa Sánchez 2003-2006 APT
Gabriel Vázquez Mondragon 2006-2009 APM
Francisco Rodriguez Posada 2009-2012 PAN

BIBLIOGRAFÍA
•Archivo particular de la familia Alas.

•Gobierno del Estado de México. Atlas General del Estado de México, Instituto de Información e Investigación Geográfica, Estadística y Catastral, Toluca, 1994.

•Roa García, Edmundo. Monografía Municipal de Almoloya de Alquisiras, Gobierno del Estado de México, Toluca, 1986.

•Sánchez García, Alfonso. Historia del Estado de México, Gobierno del Estado de México, Toluca, 1974.

CRÉDITOS
H. Ayuntamiento de Almoloya de Alquisiras. Prof. Edmundo Roa García
Cronista Municipal de Almoloya de Alquisiras.


Enciclopedia de Los Municipios y Delegaciones de México
Estado de México.

ALMOLOYA DE ALQUISIRAS