Ciudad

de

México

 

CIUDAD DE MÈXICO

 

Coyoacán

Origen de la palabra Coyoacán
El vocablo Coyoacán es el resultado de una serie de transformaciones que en su escritura y pronunciación sufrió la palabra náhuatl Coyohuacan, de cuyo significado se tienen varias acepciones, entre las que destacan:
* Manuel Orozco y Berra, historiador: Coyote flaco
* Manuel Delgado i Moya, historiador local: Lugar de los pozos de agua
* José Ignacio Borunda, fraile historiador: Territorio de agua del adive o coyote
* La versión más aceptada es la que lo define como: lugar de los que tienen o poseen coyotes, basada en la explicación del topónimo original, que se compone de tres voces nahuas:
Coyotl Coyote
hua Posesión
can Lugar
Esta última definición es apoyada por historiadores de la talla de Cecilio Robelo Rivera y Cambas y Antonio Peñafiel, y aceptada por el cronista de Coyoacán Luis Everaert, quien afirma en su texto "Coyoacán a Vuela-pluma" que: "siguiendo a León-Portilla, se justificaría la intromisión del coyote en el topónimo si se considera que, aparentemente, Coyoacán estaba consagrada a una de las más importantes deidades del panteón mexica, Tezcatlipoca (Espejo Humeante), cuyo nagual era, precisamente, ese cánido depredador".
Bernardino de Sahagún contaba que "hay en estas tierras un animal que se dice coyotl, al cual algunos de los españoles le llaman zorro, y otros le llaman lobo, y según sus propiedades a mi ver no es lobo ni zorro, sino animal propio de esta tierra, es muy velloso, de larga lana; tiene la cola gruesa y muy lamida; las orejas pequeñas y agudas, el hocico largo (...)".
Alberto Pulido, en "Coyoacán, historia y leyenda" asegura que desde tiempos inmemoriales "el coyote fue el factor más importante en la ecología del valle de México hasta el siglo XIX, por su destreza en combatir los roedores dañinos: ratones, tuzas y sabandijas de toda especie".
Estas aseveraciones quizás vengan a confirmar de un modo u otro la existencia de estos depredadores en zona coyohuaca, la cual proporcionaría más elementos para la interpretación de su tóponimo y jeroglifico.
El jeroglifico que identifica a esta entidad es el de un ideograma o figura de un coyote sentado visto de perfil, con la lengua de fuera y un círculo a mitad del cuerpo, características por las cuales durante mucho tiempo se pensó que la imagen hacía referencia a un coyote con el pelo erizado, hambriento y sediento.
Varios investigadores supusieron posteriormente que la lengua de fuera podría remitirnos a un coyote cansado y jadeante, dadas las cualidades de agilidad y velocidad que le son inherentes; pero no implicaba necesariamente que estuviera sediento ni hambriento. En esta circunstancia el círculo que aparenta implicar hambre o vacío podría solamente representar una especie de señal para diferenciarlo de otros cánidos de la zona.
Es muy probable que el topónimo y glifo actuales hayan surgido dentro de la época en que Coyoacán se fundó, fecha en la cual los historiadores aún no se han puesto de acuerdo, aunque se cita como parámetro el lapso comprendido entre los siglos X y XII de nuestra era. Tanto el glifo como el topónimo se encuentran representados en diversos pergaminos, códices y figuras prehispánicas.

Organización Política
Coyoacán fue la sede de la primera capital de la Nueva España y del primer ayuntamiento del altiplano en el siglo XVI. Ya en el México independiente mantiene su carácter de Municipio hasta 1929, año en que fue designada como una de las 16 delegaciones políticas del Distrito Federal
Desde 1997 la Delegación Coyoacán forma parte del primer Gobierno del Distrito Federal elegido por voto popular. Su sede política y administrativa se encuentra en la casa Municipal ubicada en jardín Hidalgo No.1, Villa de Coyoacán y, y en las oficinas anexas de Allende No.36, localizadas en la parte posterior de dicha casa.
A partir del año 2000, los Jefes Delegacionales de las 16 sedes políticas del Distrito Federal han sido electos por voto directo.

Contexto Histórico
El más notable de los estadistas tepanecas, el gran Tezozomoc, opto por dar rango de ciudad a Coyoacán en el año 1410, designando como rey a uno de sus hijos, Maxtla, que se hizo célebre por su odio a los mexicas. Este a la muerte de su padre, en 1426, provocó en tal forma a sus rivales que éstos, bajo el mando de Izcóatl y auxiliados por Nezahualcóyotl, señor de Texcoco, acabaron para siempre con el poder tepaneca, y, desde entonces, sus tres metrópolis y pueblos anexos pasaron a ser definitivamente tributarios de los aztecas.
Son demasiados conocidos los sucesos de la campaña cortesiana para hablar aquí de ellos pero días después del aciago 13 de agosto de 1521 Hernán Cortés se instaló en compañía de sus principales capitanes, sus soldados y sus ilustres prisioneros, Cuauhtémoc y los señores de Tlacopan y de Texcoco, Tetlepanquetzal y Coanacochtzin.
Ocurren entonces dos acontecimientos de carácter jurídico de la mayor importancia en la historia cívica de México, debidos a Hernán Cortes;
El primero es la designación en Coyoacán, de la ciudad capital de una nueva entidad política, a la que se llamó Nueva España, con lo cual surgió a la vida legal, y que fue la más importante del nuevo Mundo durante casi tres siglos.
El segundo es la instalación, también en Coyoacán, del primer ayuntamiento o cabildo en el altiplano, o sea, la puesta en funciones de la primera autoridad colegiada civil para gobernar a la ciudad con criterio occidental.
Ambas excepcionales primicias de una sociedad civilizada ligan en forma positiva e indisoluble a Hernán Cortés con la que fue metrópoli tepaneca, satélite mexica, después cabecera de un marquesado, villa municipal y ahora Delegación del Distrito Federal
A inicios del siglo XVII en el momento que paulatinamente se fueron retirando las aguas del fondo del lago colindante, disminuyó las zonas pantanosas gracias a la construcción de trenes y canales; las tierras que fueron surgiendo libres de agua se dedicaron a la agricultura.
Varios ranchos y haciendas se instalaron en la zona y comenzaron al mismo tiempo que los pueblos de la franja del Pedregal, a explotar estas tierras; con ello se iniciaron también los conflictos. La agricultura predominaba en toda la zona aún ya bien entrado el siglo XX.
El cambio social experimentado en la zona, se inicia cuando en 1890 se inaugura la col. Del Carmen en la cual se representaba la modernidad que pregona el gobierno. A partir de aquí el crecimiento que posteriormente tendrá Coyoacán afectara de manera diferente a los distintos pueblos y barrios de la zona.
En 1910, Coyoacán apenas rebasaba los límites marcados por la antigua traza colonial. Se hallaba vinculado con la Ciudad de México a través de caminos de hierro, terracería y algunas de asfalto que interconectaban, además con los pueblos de los alrededores como Tlapan, San Angel y Mixcoac.
En 1926 se inaugura la Calzada México- Coyoacán. La cual atravesaba la colonia del Valle, se pavimento también la avenida Hidalgo. Se habla también de una ruta de camiones que iba del centro de Coyoacán al Pueblo de Los Reyes, la cual pasaba por el Barrio de la Conchita. Estas áreas poco a poco se iban acercando a la cabecera.
Este es uno de los varios ejemplos que llevan a que los habitantes de los alrededores se incorporen al trabajo fabril, así el carácter campesino se va transformando por la paulatina incorporación al trabajo productivo y al crecimiento de la Ciudad de México, el cual llevo al establecimiento de nuevas colonias y fraccionamientos en los pueblos de Coyoacán, disminuyendo los espacios dedicados al trabajo agrícola.
Desde el punto de vista administrativo político, Coyoacán dejó de ser Municipio en 1929 para transformarse en Delegación del Distrito Federal. La benéfica reserva forestal de los Viveros continúa tomando forma hasta 1934. El censo de l año siguiente arroja el dato de una población inferior a los treinta mil habitantes. Durante la década que se inicia entonces, Coyoacán vive la trágica jornada de los Camisas Rojas, y para sus finales proporciona alojamiento a dos personajes de la escena mundial totalmente disímbolos pero ambos exiliados: el rey Carol de Rumania, y el número dos de la Revolución Bolchevique León Trotsky.
En 1940 el proceso de transformación social es eminente, se crean las zonas habitacionales de Xotepingo y Ciudad Jardín; las Av. Miguel Ángel de Quevedo y Pacífico.
Varios de los espacios ocupados por los pueblos fueron vendidos, expropiados por causas de utilidad pública o permutados. En este proceso se vieron envueltos los Barrios de San Lucas, San Francisco, Niño Jesús, Los Pueblos de los Reyes, La Candelaria Y San Pablo Tepetlalpan.
En el decenio de los cuarenta se inicia el incontenible fenómeno del aumento de su población. Durante la siguiente década se instala la Máxima Casa de Estudios en la Ciudad Universitaria y se incrementa la fiebre de las construcciones y la de la depredación de muchos de sus valores naturales y urbanísticos.
El crecimiento poblacional, se incrementó en la década de los sesenta, sobre todo en la zona de los Pedregales, que fue ocupada en su totalidad por invasiones sucesivas. Existiendo un crecimiento no planificado en la zona oriente de Coyoacán. Actualmente con la urbanización de fraccionamientos y conjuntos habitacionales se observa la totalidad de su suelo ocupado.
En 1970 la Nueva Ley Orgánica del Departamento del Distrito Federal, creó, redefinió y reasignó competencia y órganos, para quedar su estructura básica integrada. La desconcentración administrativa recibió un impulso definitivo a partir de la nueva concepción de la Zona Central, con el objeto de propiciar un desarrollo justo y equilibrado, de alentar la participación ciudadana en la solución de diversos problemas, agilizar la realización de trámites y acercar los servicios a la población mediante un criterio de mejor distribución jurisdiccional; quedando el Distrito Federal dividido para su gobierno en 16 delegaciones contándose entre ellas Coyoacán.
Desde 1997 la Delegación Coyoacán forma parte del primer Gobierno del Distrito Federal elegido por voto popular. Su sede política y administrativa se encuentra en la casa Municipal ubicada en jardín Hidalgo No.1, Villa de Coyoacán y, y en las oficinas anexas de Allende No.36, localizadas en la parte posterior de dicha casa.
A partir del año 2000, los Jefes Delegacionales de las 16 sedes políticas del Distrito Federal han sido electos por voto directo.

 

 

 

 

 
Delegaciones
1.- Alvaro Obregón
2.- Azcapotzalco
3.- Benito Juárez
4.- Coyoacán
5.- Cuajimalpa
6.- Cuauhtémoc
7.- Gustavo A. Madero
8.- Iztacalco
9.- Iztapalapa
10.- Magdalena Contreras
11.- Miguel Hidalgo
12.- Milpa Alta
13.- Tlahuac
14.- Tlalpan
15.- Venustiano Carranza
16.- Xochimilco