Ciudad

de

México

 

CIUDAD DE MÈXICO

 

Alvaro Obregón

La fecha exacta de la llegada de los primeros pobladores a lo que hoy es la delegación Álvaro Obregón no se conoce con exactitud. Pero existe documentación de que en la región del pedregal floreció una cultura arcaica, formada por toltecas que emigraron hacia aquí después de la caída de Tula.
Los vestigios más importantes que se conocen datan del período preclásico superior (del año 500 al 200 a. C.). En esta época hubo una superpoblación que permitió que se habitaran nuevas tierras: Cuicuilco, Tetelpan, Copilco, Contreras, Anzaldo y Lomas de Becerra.
Hoy se sabe que el primer centro ceremonial urbano que se estableció en el sur de la cuenca de México fue el de Cuicuilco "lugar de los jeroglíficos", donde se adoraba al dios del Fuego que era representado por un jorobado con un brasero a la espalda. En este importante centro urbano se dieron diversas funciones administrativas, políticas y religiosas y su florecimiento se debió principalmente, a los extensos terrenos agrícolas fértiles con los que contaban y por su acceso a los productos lacustres. Las culturas de Copilco y Anzaldo dependían de este gran centro ceremonial.
Copilco era una aldea agrícola, cazadora y recolectora principalmente, que tuvo un tiempo de vida aproximado de 400 años y floreció en el preclásico medio. Sus habitantes honraron a los muertos, cultivaron maíz, chile, chía, amaranto y chayote, entre otros. El nombre de Copilco fue dado por los mexicas a un lugar situado cerca de la ribera suroeste del lago y significa "lugar de Copil". Para entender mejor este nombre hay que remontarse a los antiguos mitos:
Dice la tradición que Copil, era hijo de Malinaxóchitl, hermana de Huitzilopochtli. Esta era una famosa hechicera y tan poderosa y malévola que "con ver a una persona al otro día moría y le comía vivo el corazón y la pantorrilla, y mandaba a los alacranes, víboras, ciempiés y a todos los animales venenosos que la obedecían para hacer males".
Toda su maldad fue castigada con el abandono de los sacerdotes y el pueblo y ella decidió para vengarse, infundir en su hijo Copil, el odio contra los individuos de su raza. Copil espiaba los movimientos de sus hermanos los mexicas, para aniquilarlos y así estuvo hasta que fue muerto en Tepetzinco (hoy Peñón de los Baños), y su corazón fue arrojado a un lugar llamado Tlacocololco, en donde brotó un nopal. La leyenda dice que fue en este nopal donde después se posó el águila devorando a la serpiente que indicó a los mexicas el lugar en que debían fundar su ciudad.
En lo que respecta a Anzaldo, localizada en las cadenas montañosas del Pedregal de San Ángel, se encontraron restos de origen tolteca cuando se hicieron excavaciones en 1934.
Fue la erupción del Xitli hace aproximadamente 2,400 años, la que acabó con el predominio de esta cultura. Después del desastre, los habitantes huyeron a zonas más altas de la Sierra de las Cruces, quedando debajo de la lava, las evidencias de la grandeza de esta civilización. 

La fecha exacta de la llegada de los primeros pobladores a lo que hoy es la delegación Álvaro Obregón no se conoce con exactitud. Pero existe documentación de que en la región del pedregal floreció una cultura arcaica, formada por toltecas que emigraron hacia aquí después de la caída de Tula.
Los vestigios más importantes que se conocen datan del período preclásico superior (del año 500 al 200 a. C.). En esta época hubo una superpoblación que permitió que se habitaran nuevas tierras: Cuicuilco, Tetelpan, Copilco, Contreras, Anzaldo y Lomas de Becerra.
Hoy se sabe que el primer centro ceremonial urbano que se estableció en el sur de la cuenca de México fue el de Cuicuilco "lugar de los jeroglíficos", donde se adoraba al dios del Fuego que era representado por un jorobado con un brasero a la espalda. En este importante centro urbano se dieron diversas funciones administrativas, políticas y religiosas y su florecimiento se debió principalmente, a los extensos terrenos agrícolas fértiles con los que contaban y por su acceso a los productos lacustres. Las culturas de Copilco y Anzaldo dependían de este gran centro ceremonial.
Copilco era una aldea agrícola, cazadora y recolectora principalmente, que tuvo un tiempo de vida aproximado de 400 años y floreció en el preclásico medio. Sus habitantes honraron a los muertos, cultivaron maíz, chile, chía, amaranto y chayote, entre otros. El nombre de Copilco fue dado por los mexicas a un lugar situado cerca de la ribera suroeste del lago y significa "lugar de Copil". Para entender mejor este nombre hay que remontarse a los antiguos mitos:
Dice la tradición que Copil, era hijo de Malinaxóchitl, hermana de Huitzilopochtli. Esta era una famosa hechicera y tan poderosa y malévola que "con ver a una persona al otro día moría y le comía vivo el corazón y la pantorrilla, y mandaba a los alacranes, víboras, ciempiés y a todos los animales venenosos que la obedecían para hacer males".
Toda su maldad fue castigada con el abandono de los sacerdotes y el pueblo y ella decidió para vengarse, infundir en su hijo Copil, el odio contra los individuos de su raza. Copil espiaba los movimientos de sus hermanos los mexicas, para aniquilarlos y así estuvo hasta que fue muerto en Tepetzinco (hoy Peñón de los Baños), y su corazón fue arrojado a un lugar llamado Tlacocololco, en donde brotó un nopal. La leyenda dice que fue en este nopal donde después se posó el águila devorando a la serpiente que indicó a los mexicas el lugar en que debían fundar su ciudad.
En lo que respecta a Anzaldo, localizada en las cadenas montañosas del Pedregal de San Ángel, se encontraron restos de origen tolteca cuando se hicieron excavaciones en 1934.
Fue la erupción del Xitli hace aproximadamente 2,400 años, la que acabó con el predominio de esta cultura. Después del desastre, los habitantes huyeron a zonas más altas de la Sierra de las Cruces, quedando debajo de la lava, las evidencias de la grandeza de esta civilización.

Evolución Política
Estructura de Gobierno en la Delegación Álvaro Obregón
Antecedentes:
La estructura de gobierno de Álvaro Obregón está estrechamente vinculada con la serie de cambios que se han dado en la historia de nuestro país y en las distintas formas de gobierno, divisiones políticas y organización que ha tenido, a lo largo de los años, la Ciudad de México. Los conquistadores españoles al asentarse en México, copiaron las formas de gobierno que funcionaban en España para manejar a las colonias. En el caso de la Nueva España, se adoptó el sistema municipal castellano. Entre las principales figuras de gobierno estuvieron la Alcaldía, la Real Audiencia, el Ayuntamiento y la Regencia. Después de la Independencia cambiaron también las leyes y las formas de gobierno.
La época colonial administrativamente giró en torno a la jurisdicción de Coyoacán, la mayor parte del territorio estuvo sujeto al marquesado del Valle, otra parte al Cacique Don Juan de Guzmán y un último independiente de los dos y de la Ciudad de México, el hospital Pueblo de Santa Fe. San Ángel comienza en el pueblito de Chimalistac, lugar de gran belleza tradicional, extendiéndose por un lado hasta Coyoacán y por el otro hasta Tizapán. La Iglesia de Chimalistac se edificó en 1535 y en 1585 el Convento del Carmen, principal factor de desarrollo para el pueblo de San Ángel. Los padres Carmelitas de Chimalistac realizaron la construcción de un convento, que quedo bajo la advocación de San Ángel Mártir en el año de 1617; por lo tanto el poblado que fue formándose alrededor de esta construcción religiosa se denominó San Ángel. Otra de las zonas, bajo la propiedad de esta orden fue el Olivar de Los Padres en donde se cultivó esta especie, para satisfacer la demanda de los demás conventos de la zona y de la comunidad. Posteriormente los sacerdotes del convento hicieron alianzas con los caciques de Coyoacán, cediéndoles grandes porciones territoriales que comprendían desde Chimalistac, Mipulco, Tizapán, Ocotepec, hasta el Santo Desierto de los Leones, quedando los pueblos como islas rodeados por propiedades del clero. Esto provocó múltiples conflictos por tierras y repartimientos de agua de los ríos Magdalena Mixcoac, Santa Fe y Ameyalco, así como sus afluentes, ojos y caídas de agua, sus laderas o profundas barrancas dieron lugar a batanes, obrajes, molinos, huertas, sembradíos de trigo y grandes extensiones de olivos, creándose grandes haciendas y ranchos, alcanzando en el sigo XVIII un auge en diversas actividades económicas con el surgimiento de grandes y modernas fábricas en la zona fabril de San Ángel, Tizapán Contreras y Santa Fe.
La Constitución de 1824 definió para el país una forma de gobierno republicano representativo, con plena separación de poderes y con estados libres y soberanos. El Congreso designó a la Ciudad de México como residencia de los supremos poderes de la federación.
La capital del país era a la vez, capital del Estado de México al que pertenecía el Partido de San Ángel, una de las partes importantes de la actual Delegación Álvaro Obregón. La extensión del territorio del Distrito Federal se definía como aquella comprendida en un círculo cuyo centro era la Plaza Mayor ( el Zócalo) con un radio de dos leguas de extensión.
Fuera de la circunscripción del Distrito Federal quedaron numerosos poblados como San Ángel, Coyoacán, Tlalpan, Mixcoac y Tlalnepantla, que pasaron a formar un distrito dentro del Estado de México, cuya cabecera era San Agustín de las Cuevas, nombre que se le solía dar al actual Tlalpan.
Con el régimen centralista, en 1836, se estableció el cambio de denominación de Estados por la de Departamentos, los que se subdividieron en Distritos y éstos a su vez, en partidos. De esta manera, el Departamento del Distrito Federal se convirtió en el Departamento de México. Este Departamento tenía un gobernador y en cada cabecera había un prefecto y en algunas otras poblaciones un subprefecto.
Durante el gobierno del general Antonio López de Santa Anna en 1853, el Departamento de México se convirtió en Distrito otra vez. En la reorganización administrativa se decidió dar una mayor extensión al territorio del Distrito de México y dividirlo en tres prefecturas: la del Norte, la de Occidente y la del Sur. La Municipalidad de San Ángel, comprendida dentro de la prefectura Sur y cuya cabecera era Tlalpan; estaba representada por un comisario municipal propietario, un suplente, un juez propietario y otro suplente, los cuales impartían justicia a los pueblos de San Ángel, Tizapán, San Jerónimo, Contreras, San Nicolás, San Bernabé, Tetelpan, Tlacotepec y Chimalistac; a las haciendas de Guadalupe, Goycochea, La Cañada, San Nicolás y Anzaldo y a los ranchos de Acopilco, Perea, Gálvez, Batancito, Toro, Padierna, Palma y Olivar.
El territorio de la actual Delegación Álvaro Obregón quedó comprendido entre las prefecturas de Tlalpan y Tacubaya. La prefectura de Tlalpan se integraba por once municipalidades: Tlalpan, Coyoacán, San Ángel, San Pedro, Actopan, Tulyehualco, Tláhuac, Santa María Aztlahuacan, Iztapalapa, Iztacalco y Milpa Alta. La prefectura de Tacubaya estaba integrada por ocho municipalidades, siendo las más importantes Tacubaya, Mixcoac y Santa Fe. A la municipalidad de Tacubaya se integró el pueblo de Nonoalco, el barrio de Santo Domingo, la hacienda de Olivar del Conde y el rancho de Nápoles. Los territorios que ocupaban son hoy parte de la Delegación Álvaro Obregón.
Algunos lugares de la antigua Municipalidad de Mixcoac hoy pertenecen a Álvaro Obregón; tal es el caso de los ranchos de la Castañeda, San José Tarango y Molino del Conde. En lo que fue la Municipalidad de Santa Fe, hoy es parte de la Delegación lo que se llamó Santa Rosa, con las haciendas de Buenavista y Molino de Belén.
En 1854 Santa Anna decretó con precisión, los nuevos límites del Distrito: al norte hasta el Pueblo de San Cristóbal Ecatepec; al noroeste, hasta el río de Los Remedios, San Bartolo y Santa Fe; al Suroeste hasta Huixquilucan, Mixcoac, San Ángel y Coyoacán; al sur, hasta Tlalpan, Xochimilco e Iztapalapa; al oeste, hasta el Peñón y al noreste, hasta el lago de Texcoco.
La Constitución de 1857 previó la elección del Estado del Valle de México con el mismo territorio que el del Distrito Federal.
En 1861, el Distrito Federal se convirtió en la Municipalidad de México, con los Partidos de Guadalupe Hidalgo, Xochimilco, Tlalpan, San Ángel y Tacubaya.
En 1865, durante el Imperio, el archiduque Maximiliano de Habsburgo expidió el Estatuto Provisional del Imperio Mexicano, conforme al cual el Distrito Federal quedó comprendido dentro del Departamento del Valle de México. Durante ese tiempo, las funciones de los municipios quedaron limitadas a deliberaciones, tenían competencia para nombrar a sus empleados, nombrar proyectos de arbitrios y ordenanzas, elaborar presupuestos y nombrar comisiones entre los concejales.
Al triunfo de la República los ayuntamientos recobraron las facultades previstas en la Constitución de 1857, que perduraron durante el resto del siglo.
En 1903, siendo Presidente de la República el general Porfirio Díaz, se expidió la Ley de Organización Política y Municipal del Distrito Federal, con lo cual el gobierno y la administración municipal del Distrito Federal quedaron a cargo del Ejecutivo Federal, por medio de tres funcionarios dependientes de la Secretaría de Gobernación: el gobernador del Distrito Federal, el Presidente del Consejo Superior de Salubridad y el Director de Obras Públicas. Desaparecieron las prefecturas y se crearon 13 municipalidades con sus respectivos ayuntamientos: México, Guadalupe Hidalgo, Azcapotzalco, Tacuba, Tacubaya, Mixcoac, Cuajimalpa, San Ángel, Coyoacán, Tlalpan, Xochimilco, Milpa Alta e Iztapalapa. Los ayuntamientos continuaron teniendo sus funciones políticas en cuanto a la administración municipal, tenían voz consultiva y derechos de vigilancia, iniciativa y veto; pero les fue suprimida la personalidad jurídica y el Distrito Federal se hizo cargo de todos sus bienes, derechos, acciones y obligaciones. El edificio del Ayuntamiento Constitucional de San Ángel se encontraba enfrente del convento del Carmen en donde actualmente se encuentra el Centro Cultural San Ángel.
En 1919, la estructura interna del Ayuntamiento tenía las siguientes oficinas: la Presidencia del H. Ayuntamiento, la Secretaría Municipal, la Tesorería Municipal, Policía y Comisaría Foráneas, Cárcel Municipal, Sección Médica, Justicia Común, Juzgado de Paz, Juzgado del Registro Civil, Obras Públicas, Aguas, Saneamiento y Jardines, Limpia y Transporte e Instrucción Pública.
En 1928 se suprimieron las 17 municipalidades y el Distrito Federal se convirtió en Departamento Central, integrado en su totalidad por las antiguas municipalidades que se convirtieron en delegaciones. La actual delegación de Álvaro Obregón llevaba el nombre de delegación San Ángel.
En 1932 la delegación San Ángel cambió de nombre para honrar al general Álvaro Obregón asesinado en La Bombilla en 1928, lugar donde actualmente se encuentra el Monumento al caudillo. El decreto decía, a la letra: " Se cambia a la delegación San Ángel el nombre que actualmente tiene, por el de Villa o Ciudad (según sea el caso) Obregón, para honrar la memoria del que fuera glorioso Jefe Máximo de la Revolución."
La Delegación Álvaro Obregón, anteriormente llamada Delegación San Ángel, tomó su nombre actual el 9 de enero de 1932, para honrar la memoria del que fuera caudillo revolucionario, General Álvaro Obregón. Este cambio se propuso a raíz del asesinato del que fue objeto en la Bombilla, el 27 de julio de 1928. A través de su historia la Delegación Álvaro Obregón ha sufrido considerables modificaciones en su jurisdicción territorial. Por su ubicación geográfica comprende parte del antiguo territorio de las municipalidades de San Ángel, Mixcoac, Tacubaya y Santa Fe. Sus barrios, pueblos, haciendas, ranchos y villas que lo constituyeron, han sido absorbidos por la actual área urbana a través de la conurbación de sus antiguos pueblos entre ellos por las vialidades más antiguas y el sistema de transporte; que unió hacia el sur Tacubaya, San Pedro de los Pinos-Mixcoac-San Ángel-Ciudad Universitaria, a través de la ahora Av. Revolución. En la zona oriente la comunicación de los centros San Ángel-Coyoacán, se dio sobre la calle de Arenal-Francisco Sosa, las cuales contribuyeron a la extensión del área urbana sobre su territorio, ocupando áreas de cultivo del Antiguo Lago y lomeríos de antigua extracción minera ricos en arena, grava y tepetate.
En la cuarta década de este siglo, la apertura de la avenida de los Insurgentes propició el fraccionamiento de terrenos y la construcción de residencias tales como Guadalupe Inn, Florida, Hacienda Chimalistac e incluso el Pedregal de San Ángel. De 1950 a 1960, y debido a la saturación de las zonas centrales de la ciudad, se edificaron viviendas en lomeríos; estos fenómenos ensancharon las vías de comunicación de San Ángel y de varios poblados rurales, entre ellos San Bartolo Ameyalco y Santa Rosa Xochiac.
En 1970 se promulgó la Ley Orgánica del Distrito Federal, dividiendo el territorio del Distrito Federal en 16 delegaciones políticas; la delegación Villa Álvaro Obregón quedó con este nombre y se cambió nuevamente la delimitación de su territorio, quedando conformada como se conoce actualmente.
En la zona suroeste de la delegación surgieron nuevos fraccionamientos para familias con ingresos medios y altos, lo cual encareció el precio del suelo y provocó la mudanza de la población de escasos recursos. Destacan las casas unifamiliares en fraccionamientos, lotes aislados y condominios de nueva creación, en Villa Verdún o Colinas del Sur.
En la zona noroeste se ubicó la gente de menores ingresos, sobre áreas minadas, o con pendientes acentuadas. En su gran mayoría fueron asentamientos irregulares provocados por la actividad económica de la explotación minera, actualmente en esta zona se combinan los usos habitacionales e industriales y se han integrado a la traza urbana de los antiguos poblados de Santa Lucía y Santa Fe.
En la zona sureste predomina el uso residencial, como son las colonias Guadalupe Inn, San José Insurgentes, San Ángel Inn, La Florida, Chimalistac y Pedregal de San Ángel, donde se localizan las principales vialidades y los centros comerciales. Entre las principales vías de comunicación figuran el Anillo Periférico, las avenidas Insurgentes y Revolución, la Calzada de las Águilas y las calles que conducen a Coyoacán, San Jerónimo, Magdalena Contreras y el Desierto de los Leones.

Tenanitla o Tenanitlán- Topónimo oficial de San Ángel, tiene dos significados: tenamitl, que quiere decir "cerco o muro" de ciudad y titlan, que quiere decir "entre". Su significado es "entre la muralla". Fernández del Castillo en cambio, dice que por su etimología –tetl "piedra"; nimiqui "estar cerca", tlan "junto o lugar". Tenatitlán quiere decir "lugar que está junto a la piedra o lugar del pedregal".
Copilco- "Lugar de Copil".
Ameyalco- Viene de Ameyalli, que significa fuente o manantial y co, que quiere decir en. Su nombre quiere decir "en el manantial o en la fuente brotante".
Xochiac- Xochi: flor; atl: agua. El nombre quiere decir "en el agua de las flores".
Chimaliztac- chimalli: escudo; iztac: "blanco". Su nombre significa "escudos blancos".
Tizapán- Tiza: yeso o greda; pan: en, sobre, encima. El significado del nombre es "en donde la tiza".
Aculco: A, atl, agua; cultic o coltic, torcido, curvo, sinuoso. Aculco significa "donde quiebra el agua".
Atlamaya- Nombre de un antiguo barrio de San Jacinto que viene de atl, agua; y meyecantli: mano derecha. El nombre significa "donde el agua tuerce a mano derecha".
Tetelpan- Según Fernández del Castillo el nombre quiere decir "en los teteles". Los teteles son montones de piedra.
Totolapan- Un paraje de Santa Fé. Totol, quiere decir pavo o guajolote; pan, río de los guajolotes. 

 

 

 

 

 

 
Delegaciones
1.- Alvaro Obregón
2.- Azcapotzalco
3.- Benito Juárez
4.- Coyoacán
5.- Cuajimalpa
6.- Cuauhtémoc
7.- Gustavo A. Madero
8.- Iztacalco
9.- Iztapalapa
10.- Magdalena Contreras
11.- Miguel Hidalgo
12.- Milpa Alta
13.- Tlahuac
14.- Tlalpan
15.- Venustiano Carranza
16.- Xochimilco