De la Vieja Antequera

El Gorila del sur, otra vez va con Eviel en pos de la gubernatura

Por Felipe Moreno

Por dónde comenzar; obvio, por una extensa disculpa a la especie que nada tiene que ver con la absurda comparación, salvo por la brutalidad con la cual pudiera llegar a manejarse en un irracional momento. Aunque, en el caso de la especie, siempre será entendible y justificable su reacción, es sólo parte de su salvaje naturaleza, es gorila es un animal irracional y eso debe comprenderse.

El personaje que fue "gobernador" del Estado de Oaxaca, y quien "habitaba en la "jaula vecina", sin lugar a dudas han sido dos personajes que han protagonizado los peores momentos políticos en los últimos 11 abriles poblanos y oaxaqueños. Ambos son y fueron gobierno y bien pudieron haber sido calificados como los mandatos protagonizados por un "gorila" y un "chimpancé"; esto es, por la inteligencia y gracia del segundo, sólo opacada por su lamentable participación en el caso de un pederasta.

Y es que a Mario Marín Torres, sólo se le puede señalar por haber sido protector de sedientos camellos, cargados de arrobas de oro, pacas de dinero con mezclilla y botellas de champagne y cogñac adquiridas a cualquier precio en el mercado de trata humana. Su pasado político, el del poblano, nunca fue tan salvaje ni violento como el encabezado por el oaxaqueño Ulises Ruiz Ortiz en el Estado de Oaxaca, a quien si se le puede decir que actúo como un verdadero gorila para sostenerse en el cargo. Más aún, Mario Marín Torres jamás se robo una urna, así fuese mortuoria o funeraria.

Las escenas mostradas en los medios visuales de México durante los últimos años de gobierno de Ulises Ruiz en Oaxaca, no dejan dudas y mucho menos terreno a la especulación. Tratándose del caso Oaxaca la cerrazón y la violencia siempre será la marca de la casa Ruiz Ortiz en Oaxaca. Todas son escenas reales, donde se puede ver esa salvaje naturaleza que puede llegar a mostrar la raza "humana", recién descendida de las ramas y las copas de los árboles, para después convertirse en parte de nuestros gobiernos, así sea con el nuevo Mandatario en Los Pinos: Enrique Peña Nieto, quien, todo lo indica, guardará a los gorilas que le han sido heredados por el Fecalismo. Qué decir, cuando esos episodios sangrientos en Oaxaca cobraron vidas inocentes, entre ellas las de un periodista de nacionalidad extranjera, a quien nunca se le hizo justicia en el Estado de Oaxaca.

El origen del terror que vivió Oaxaca en los últimos años tiene un sólo origen: la ambición política de su anterior gobernador y la debilidad del actual mandatario. No hay que darle vuelta a la hoja de las desmembraciones y traiciones oaxaqueñas, donde el Contador jalisciense y Oaxaqueño Jesús Martínez Álvarez es tan sólo una muestra. Muchas de ellas, han partido de un errático y apresurado análisis, donde la ambición les ha tapado los ojos a los mandatarios en turno. José Murat Casab creyó o supuso - hace doce años - que la promoción política de Ulises Ruiz Ortiz a la gubernatura le traería fabulosos dividendos. Obvio, de tipo político. No fue así, la traición vino de inmediato.

Si en estos últimos ocho años no hubo crecimiento económico y desarrollo político en una entidad como Oaxaca, que ha dado dos de los tres hombres más grandes en la historia de México, Juárez y Díaz; obedece a una sola causa: los planes fracasados de José Murat Casab, quién al igual que la profesora Elba Esther Gordillo, creyó en la palabra de su "amigo", el petulante tabasqueño Roberto Madrazo Pintado, jefe político de Ulises Ruiz Ortiz.

José Murat, "viejo lobo de mar" se confió, nunca analizó a la persona que dejaría en el cargo de Gobernador. Ulises Ruiz Ortiz, y su mentor Roberto Madrazo, jamás cumplirían su palabra. Ambos, nunca han sido hombres de palabra, ya lo dijo una vez la Profesora Elba Esther Gordillo, una dama que si tiene una sola palabra. En el caso de Ulises Ruiz, dado que Roberto Madrazo Pintado sólo es un cadáver político, siga siendo un reconocido mapache electoral al interior de su partido, y cuya deteriorada imagen le impida postularse al cargo de presidente del CEN del PRI, a partir del 2012, las deudas de Enrique Peña Nieto hacia el oaxaqueño, nunca serán tan grandes para justificar primeros o segundos niveles en el mandato de Enrique Peña Nieto. Cuidado Enrique con ese tipo de lunares cancerígenos.

Oaxaca ha padecido, en los últimos años un gobierno represor y otro inútil, donde la brutalidad y la fuerza han sido la principal divisa. De que tamaño será el malestar de los oaxaqueños que ya quieren verlos salir por la puerta o en gavetas. La economía se encuentra hecha pedazos, y la condición social y política de los oaxaqueños cada vez se encuentra en niveles más bajos. La miseria es una gruesa capa que flota en el aire oaxaqueño, al punto de que podría cortarse en rebanadas en un día de pocos aires o espesos.

En el gobierno de Ulises Ruiz, se dio una tétrica lacería. Nada más, para darnos cuenta de cómo anduvo la voracidad por aquellas tierras en los últimos años de gobierno, se incremento en un 600 por ciento el impuesto predial, para intentar equilibrar los presupuestos y sus respectivas cuentas públicas. Y es que, dicen en aquellas tierras al sur de México, que quizá se trate de recuperar una serie de inversiones en hospitales y clínicas de belleza, donde incluso se han llegado a atender las señoras López y Pérez, cuyos antecedentes más cercanos se encuentran en el Estado de Zacatecas. Gabriela y Juanita, la más pequeña de todas, podrían ser, en los próximos seis años, el nuevo foco de atención social y política, de llegar, como se dijo en algún momento, Eviel va a la gubernatura. El ex Diputado y actual Senador, Eviel Pérez Magaña, un tuxtepecano que con trabajos sabe leer y escribir, aunque él se diga "arquitecto", por aparecer como socio mayoritario en una constructora que recibe contratos del gobierno del Estado, sólo es un oaxaqueño afortunado, al grado de recibir en la presente LXII Legislatura, homenajes en el Senado de la República, por parte del pintor Amador Montes?

Eviel Pérez Magaña, si acaso terminó sus estudios en el CBTIS. Comenzó su carrera política en la Unión de Camioneros de Oaxaca, pero no como Secretario General. De ahí, se fue colando poco a poco, hasta llegar a ser Presidente Municipal de Tuxtepec del 2001 al 2003, en un período que no termino. José Murat lo hizo diputado federal por primera vez. Fue su consentido durante aquellos años. Incluso se llegó a comentar en Tuxtepec que el Hotel Plaza fue construido con recursos del Estado de Oaxaca, durante el ante pasado mandato sexenal. Eviel Pérez Magaña, como ya hemos comentado, tiene una constructora que se llama THESA, la cual fue constituida poco después de ser haber sido Diputado Federal, por primera vez.

Ulises Ruiz le permitió entrar en su campaña de proselitismo hace doce años, y a partir de ahí se hicieron muy "buenos amigos". Ulises Ruiz lo puso en el IVO, Instituto de la Vivienda de Oaxaca, después en Caminos y aeropuertos de Oaxaca - CAO - para pasarlo directamente después a la Dirección de Obras Publicas en el Estado de Oaxaca.

Eviel Pérez Magaña es, por tanto, amigo de Ulises y "socio" de José Murat, y por tanto el aspirante más viable para saltar a la gubernatura en el presente año. Como fue. A pesar de su fracaso. Antes de ser Diputado Federal por segunda vez, Ulises Ruiz intentó colocarlo en la Secretaría de Gobierno, pero algo o alguien lo impidió. Su lugar fue ocupado por el también Diputado Federal Heliodoro Díaz Escàrraga, otro posible candidato -fracasado- a la pasada gubernatura oaxaqueña. Qué decir, el más completo de todos, dado que los enanos de Ulises Ruiz - Franco y Toledo - nunca crecieron, sólo se enriquecieron. Y entre ellos, el papá de otro ex Diputado Federal, un pseudo periodista que hizo de su pasquín oaxaqueño una sucursal de "The New York Times" en el Estado de Oaxaca, pero no por su contenido informativo, sino por la cantidad de recursos puestos en dicho proyecto.

Eviel Pérez Magaña, nunca hizo nada por Tuxtepec como Presidente Municipal. No obstante, fue, de nueva cuenta, Diputado Federal y candidato al gobierno de Oaxaca. A Eviel, hoy senador de la República, se le agradece el haber quitado las placas conmemorativas de las obras públicas construidas durante el mandato de José Murat, para que fueran repuestas con el nombre de Ulises Ruiz y reinauguradas las obras por Vicente Fox y Felipe Calderón Hinojosa. Es decir, Oaxaca en los últimos años no avanzó nada en materia de obras públicas, pero si se aplicaron los presupuestos. En Oaxaca no paso lo que ocurrió en el gobierno federal, en Oaxaca no hubo subejercicio. Todos se hicieron inmensamente ricos.

De "jaula a jaula" a quién le vas, al Gorila o al Chimpancé. Hace doce años se decía: Oaxaca requiere un gobernador para seis años, y para ello se trabajó. Empero, todo se cayó, la nueva generación política nunca llegó. Se instaló en Oaxaca un grupo voraz que únicamente se dedicó a echarle loas e incienso al gorila que actualmente busca engañar a Enrique Peña Nieto. Aunque, hay que decirlo, el único punto débil de Ulises Ruiz está en la baja estatura de sus precandidatos, los que nunca crecieron ni evolucionaron. Ninguno es conocido y menos reconocido en el Estado, mucho menos más allá de las fronteras oaxaqueñas. Quizá por ello, a cuatro años del relevo en el gobierno Oaxaqueño, Eviel Pérez Magaña ya comenzó su peregrinación, desde el Senado de la República y en pos de dicho hueso, con el apoyo de uno de los líderes en el Congreso. NO somos tan ciegos para no ver eso.

Esperemos y se haya entendido bien el mensaje del "gorila" y el "chimpancé", porque luego uno que otro lector no entiende cuales pueden ser las diferencias entre los Estados de Puebla y de Oaxaca. Es seguro que el Chimpancé se salvará por su gracia e inteligencia. Aunque el PRI poblano, se dice, ya tiene candidato para la próxima gubernatura, una vez brincado el fracaso del chiapaneco Javier López Zavala todo apunta a un Chedraui que nada tiene que ver con las tiendas Soriana.

En el Estado de Oaxaca el gorila del sur, aún no resuelve en definitiva si se retira, la bebe o la der4rama, a pesar de que todo apunta será otra vez Eviel Pérez Magaña el que busque la gubernatura. Ulises Ruiz puede llegar a tener todo en su contra, incluso hasta su misma fuerza. Se de o no otra vez la sucia y antinatural alianza entre el PAN y PRD, calificada así por el 2Desaparecido" "Jefe" Diego Fernández de Ceballos.

Senador

Eviel Pérez Magaña