EL ATOLE

Al pan del maíz, que es la tortilla, se acompaña la bebida del maíz, que es el " atole ", y el plato fuerte del maíz, que son los " tamales ". Atole es palabra nahua que suena así, y no como atol o atolli, según otros quieren, y denota la bebida hecha con masa de maíz desleída en agua, hirviéndola hasta que adquiere el espesor debido. El más que toman es el atole blanco, sin sabor alguno, aunque se puede tomar acompañado de trocitos de piloncillo; pero hay otros atoles de sabores, dulces de piloncillo y canela, o azucarados y con sabores de frutas. Los antiguos mexicanos no tomaban otro atole que el blanco o sólo, pues los demás son invenciones más o menos modernas. Clásicos son ahora el " champurrado" o atole dulce y con chocolate, el de piloncillo con leche y canela, el de fresa u otros sabores frutales, del de pinole o maíz tostado y molido, el de maicena o de fécula de maíz, el agrio chiapaneco y aun el "chileatole" que lleva chile y queso, para desconcertar al más enterado.