EL CAFÉ EN MÉXICO

A nuestro país el café llegó en 1790 y fueron Veracruz, Morelos, Michoacán y Oaxaca los primeros estados donde se conoció. Actualmente los estados productores más importantes son Chiapas, Veracruz, Oaxaca y Puebla; también se cultiva en Guerrero, San Luis Potosí e Hidalgo.

El café es un producto tropical que se cultiva en las zonas montañosas y cerca de un 60% de los pequeños productores son indígenas. En México tenemos una producción promedio de 4 millones de sacos de café verde y ocupamos el sexto lugar en la producción mundial. Hay más de 400 mil productores de los cuales el 90% son pequeños con extensiones de tierra menores a las 5 hectáreas y un 30 % son mujeres. Es la base económica de 3.2 millones de personas.

Un café de calidad... Una buena taza de café se distingue por su cuerpo, aroma, acidez y sabor.

En México contamos con granos de la más alta calidad. El café de altura, cultivado por arriba de los 900 metros sobre el nivel del mar, es de los más cotizados. Muchos factores determinan la calidad de un buen café, como son las características del grano, la altura, humedad, suelo, vegetación, sombra; un estricto control en las labores culturales y la cosecha; el control en el proceso de industrialización (beneficio húmedo y seco), el tueste y molido adecuados y por último la preparación en taza.


CLASIFICACIÓN BOTÁNICA DEL CAFÉ

Reino: Vegetal

División: Espermatophitas

Clase: Dicotiledoneas

Orden: Rubiales

Familia: Rubiaceas

Género: Coffea

Especie: Coffea arábica

Hay una gran diversidad de especies de café, las más conocidas para nosotros por ser las que encontramos en nuestro continente son la coffea arabica (café arábiga) y la coffea canephora (café robusta).

En México producimos, hasta ahora, un 96% de café arábiga y un 4% de café robusta. El café arábica, tiene mayor valor en los mercados nacional e internacional. Produce una bebida suave, con gran aroma y acidez y un cuerpo mediano, agradable bouque y exquisito sabor. Cada una de sus variedades confiere a la taza características diferentes. Algunas de las variedades de esta especie son: typica, bourbon, mundo novo.

El café robusta se considera de menor calidad, produce una bebida con poco aroma y sabor, y mucho cuerpo. Un café arábigo tostado contiene menos cafeína que un robusta.

VARIEDADES DE CAFÉ

Hay una gran diversidad de especies de café, las más conocidas para nosotros por ser las que encontramos en nuestro continente son la coffea arabica (café arábiga) y la coffea canephora (café robusta).

En México producimos, hasta ahora, un 96% de café arábiga y un 4% de café robusta. El café arábica, tiene mayor valor en los mercados nacional e internacional. Produce una bebida suave, con gran aroma y acidez y un cuerpo mediano, agradable bouque y exquisito sabor. Cada una de sus variedades confiere a la taza características diferentes. Algunas de las variedades de esta especie son: typica, bourbón, mundo novo.

Typica, también la conocemos como café criollo o arábico. Fue la primera variedad que llegó a nuestro continente y también a México, a finales del siglo XVIII. Se le considera la variedad patrón, originaria de Etiopía. Es de porte alto y da frutos color rojo y amarillo. Es de alta calidad.

Bourbón, originaria de la Isla Bourbón en Africa, llegó a México procedente de Guatemala por el Soconusco. También existe el Bourbón amarillo originario de Brasil. El Bourbón es una de las variedades más cultivadas en el estado de Chiapas, México. Es de porte alto y es de alta calidad.

Mundo Novo, variedad originaria de Brasil es un híbrido natural de porte alto y también de gran calidad.

Maragogipe, originaria de Brasil, café gigante, se caracteriza por producir un grano de mayor tamaño. Se diferencía de la typica por un factor genético dominante Mg que da un mayor tamaño a sus tallos, hojas, frutos y semillas. En México se cultiva poco y tiene demanda en los mercados especiales.

Caturra, originaria de Brasil, es una mutación de la Bourbón. Es de porte bajo y con altos rendimientos, tiene mayor tolerancia al sol y se ha usado para el mejoramiento genético y progenitor de las variedades: Garnica, Catuaí, Oro Azteca, Costa Rica 95 y Colombia.

Garnica, originaria de México por el cruce entre Mundo Novo y Caturra. Esta variedad fue desarrollada por el Instituto Mexicano del Café (INMECAFE)en 1960. Es de porte medio con gran rendimiento, representa el cinco por ciento de la producción en el estado de Veracruz, México.

Catuaí, originaria de Brasil por el cruce entre Mundo Novo y Caturra, es un híbrido interespecífico desarrollado por el Instituto Agronómico de Campinas (IAC) en Brasil en 1949. De alto rendimiento se produce en el Soconusco, Chiapas y en Puebla, México.

Los pequeños productores de café orgánico cultivan más las variedades de porte alto.

Los pequeños productores de café orgánico realizan el control de plagas utilizando los principios activos de plantas, bacterias y virus.

En las últimas décadas, los investigadores han tratado de mejorar algunas variedades mediante el cruzamiento interespecífico entre canépohra y arábica.

MEJORAMIENTO GENÉTICO DEL CAFÉ

El mejoramiento genético ha sido empleado en diversos países ya que representa una de las vías de solución más económica y fácil de manejar por el productor. Experiencias obtenidas en países como Brasil y kenya, indican que se puede incrementar la productividad y la calidad por el empleo de variedades híbridas. Otros países como Colombia, Costa Rica, Honduras, Nicaragua y recientemente México, han creado variedades resitentes a la roya, como alternativa a uno de sus mayores problemas fitosanitarios. (Tomado de Variedades de Café en México, Origen, Características y Perspectivas. Escamilla Prado y Zamarripa Colmenero, Universidad Autónoma Chapingo, México 2002).

En la cafeticultura mexicana, dada sus diversas características ambientales, ecológicas, tecno-productivas y socio económicas, es necesario contar con un programa de mejoramiento genético que permita la creación permanente de variedades.

La formación de variedades de café debe estar orientada hacia los sistemas de producción que están siendo desarrollados exitosamente en México principalmente por algunos productores del sector social, como son orgánicos, amigables (de sombra), diversificados (policultivos tradicionales y comerciales), entre los más importantes.

El mejoramiento genético debe enfocarse a la obtención de híbridos intraespecíficos con alta calidad organoléptica y buenas características de grano que permitan ser competitivos en el mercado internacional. En este contexto la biotegnología tiene un papel importante en la reducción del tiempo requerido para la obtención de nuevos cultivares (de 15 a 20 años) y su rápida difusión a los productores (Zamarripa, 1995).

Los estudios de adaptación de variedades en diferentes ambientes permitirá en un futuro próximo ofrecerle al productor una gama de variedades con características agronómicas determinadas que él pueda seleccionar de acuerdo a sus necesidades productivas, económicas, ecológicas y de comercialización.

Texto tomado de: Variedades de Café en México, Origen, Características y Perspectivas. Escamilla Prado y Zamarripa Colmenero, Universidad Autónoma Chapinago, Huatusco Veracruz, México 2002.

Red Café
http://www.redcafe.org